tres desamores una ciudad

Despertar juntos.
-¿Quiere que le prepare mis deliciosos desayunos?-se preguntó Roch mientras salía del hospital. Se subió a su coche, se dirigió al supermercado y compró algunas frutas pensando en Clarice. Llegó al edificio de Clarice y al meterse al ascensor vió que ella iba en él. -¡Hola, Clarice!- -¿Qué haces aquí?- -¡Voy a prepararte el desayuno!- -¡Son las 7 de la noche!- -¡Lo sé! Por eso te lo prepararé y te lo dejaré en el refrigerador.- -¿Por qué harás eso?- -! Por qué tú quieres mis desayunos pero no quieres verme aquí en las mañanas!- -¡No quiero que te acuestes conmigo!- -¡Tan pésimo soy?- -¡No para nada! ¡Me gusta tu compañía! ¡Pero apenas nos conocemos, no hemos hablado!- Dijo Clarice un poco sonrojada. -¡A mí también me encanta estar contigo, tu forma..!- -¡No dije eso!- interrumpió Clarice. -¡Entiendo!- -¿Puedes quedarte sin tocarme?- -¡Claro que sí!¡Solo déjame hacer una llamada!- Entraron al apartamento y Clarice fue a ponerse su pijama, dejando a Roch en la sala. Él al ver que Clarice tardaba decidió ir a la cocina a ver qué encontraba para cenar. Luego su teléfono sonó. -¡Clarice saldré un momento, iré a la entrada a recoger unas cosas! ¡No tardaré!- -¡Está bien!- Roch recogió unas cosas que su empleada le trajo de casa para no retrasar su ida al hospital mañana. Regresó al apartamento para terminar el guiso que había empezado a cocinar. Clarice salió de su habitación ya preparada para dormir no tenía hambre así que ni probó lo que Roch preparó. Al final de una pequeña conversación fue convencida en dejarse hacer un masaje. Mientras Clarice aún permanecía un poco adormilada, Roch entró a su habitación a ponerse ropa más cómoda. Luego despertó a Clarice y la llevó a la cama, cuando él estaba a punto de acostarse a su lado: -¿Qué crees que haces?- -¡Voy a dormir!- -¡No! ¡No lo harás!- -¡No te entiendo!- -¡Dormirás en el sofá! - -¡No lo haré!- -¡Si lo harás!- -¡Por supuesto que no! ¡Me dará tortícolis!- -¡Eres doctor, sabrás que hacer! ¡Pero aquí no dormirás!- Roch tomó la almohada y la frazada que Clarice le ofreció y se dirigió a la sala. Al día siguiente Clarice despertó y lo primero que hizo fue ver a su alrededor y asegurarse que Roch no viniera y se aprovechará de ella. Se vió su cuerpo y trato de seguir si no había ninguna sensación extraña en su cuerpo. Se sintió aliviada al ver y sentir todo normal , pero algo si no estaba del todo bien: no percibió ningún olor que le despertará el apetito. Se puso su bata y se dirigió a buscar a Roch, para su sorpresa y desánimo, él aún permanecía dormido en el sofá. -¡Roch! ¡Despierta holgazán! -¿Qué pasoooó?- -¿Mi desayuno?- -¡Disculpa, me quedé dormido!- -¡Si lo sé! ¿Será que por qué no te deje dormir conmigo?- -¡No! ¡Claro que no! ¡No escuché al petirrojo!- -¿Qué?- -¡Tienes un bello pajarillo que canta en tu ventana en las mañanas! ¡Me ha despertado las veces anteriores! ¡Pero tal parece que desde aquí no se oye!- -¡Qué extraño! ¡Nunca lo he escuchado! ¡En fin, debo bañarme e irme sin mi desayuno!- -¡Perdoname! -¡Cómo sea! ¡Creo que es hora de que te retires!- Roch no replicó nada pues le había fallado nuevamente así que comenzó a prepararse para ir al hospital mientras Clarice se bañaba, pero estaba decidido a regresar nuevamente ese día para si complacer a su chica. Finalizada su jornada Roch se dispuso ir con Clarice e intentarlo nuevamente, al llegar al apartamento ella no le quería dejar entrar. -¡Prometo que si lo haré!- -! No es necesario! ! No te sientas obligado! ¡Ni sé por qué te pedí hacerlo!- -¡Lo haré con todo gusto! ¡Es algo que realmente me gusta! ! Podría decirse que cocinar es también mi pasión!- -¡No!- -¡Dame otra oportunidad! ¡Por favor!- -¡Está bien!-accedió Clarice un poco cansada de la discusión y lo dejó pasar. Ella ya estaba lista para dormir cuando él se presentó así que dejó que él se preparará algo para cenar mientras ella se dirigió a su cuarto, estaba a punto de quedarse dormida después de dar un vistazo a unos informes cuando vio la puerta de su
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500