Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°°NO ES FACÍL PARA MI°°
JAYDEN tomo las cintas de su mesa y las puso en un cajón sin tomar importancia a lo que su padre le pidió, no podía dejar de pensar LINSAY y en la idea de saber que sera madre. Enojado salió de su oficina y pidió a su secretaria que dijera a todo aquel que vendria a verlo que estaba enfermo, y pido que limpiara su oficina por el desastre que el mismo hizo. [ Tiempo después ] — ¿Cómo sigue tu herida? - preguntó ESTEBAN sosteniendo una taza de café e su mano. — Ya estoy mejor no me duele, fue buena idea pedir vacaciones por un mes. —Toma, te ara bien un tecito caliente. - dijó entregándole la taza, en su cocina. — Quiero entrenar, me ayudas siento que estas semanas fueron largas y quiere sentirme agil, vamos a la habitación de entrenamiento. - propuso LINSAY tomando el té que ESTEBAN preparó para ella. —Puede ser peligroso, aún estas un poco débil. - esperemos un mes mas. — Estas loco, si no me ayudas lo are sola. - protestó un poco disgustada, saliendo de la cocina. — Esta bien, te ayudare que ejercicio practicaremos. - preguntó acompañándola a la habitación. — El de la antorcha, quiero ver como esta mi pulso y mi vista. —Es difícil. — Me ayudaras o no. — No te enojes vamos, ponte en lugar. - argumentó ESTEBAN tomando su traje de entrenamiento. LINSAY tomó el arco entre sus manos, limpió las flechas una por una práctico por unos segundos hasta poder estar lista. —¡Lista! - preguntó ESTEBAN entusiasmado. — Si, empezemos. - exclamó con entusiasmó. LINSAY y ESTEBAN comenzaron con su entrenamiento, en la cual consistía en esquivar las flechas que LINSAY lanzaba mientras ESTEBAN esquivaba algunos obstáculos y LINSAY evitaba perder el equilibrio sobre una tabla. Derrepente ESTEBAN perdió la concentración, al recordar un momento en la que eran aún estudiantes, lo que causó que el cayera al suelo, eso hizo que LINSAY presiones con fuerza la flecha para no ser lanzada y no pudiera herir a ESTEBAN al realizar esa acción la cuerda reboto, causando que la herida ya casi cicatrizada se abriera y comenzará a sangrar. — ¡LINSAY! - gritó ESTEBAN al ver el brazo de su esposa sangrando, corrió hacia ella para ayudarla. — Tranquilo, seguro debe ser que se abrió. De pronto suena el timbre de la casa. —¿Quien es preguntó la ama de llaves de la casa de ambos? — Déjame cubrir, tu brazo con mi ropa. - exclamó ESTEBAN preocupado. — Señor afuera a un hombre su nombre es JAYDEN, dice que es amigo de la familia - anunció la ama de llaves por un micrófono. — Qué, ese maldito siempre aparece en el momento menos esperado. - enojado, expresó ESTEBAN al escuchar su nombre. —Déjalo entrar, si no sospechara de nosotros, llevame a mi habitación me pondre ropa de dormir para que piense que recien nos despertamos y porfavor ya sabes solo sigueme la corriente. - pidió tomando su mano, para trata de sostenerse de su hombro. — Estas segura LINSAY, me preocupa tu herida. — Estaré bien, cubriré mi herida con algunas gasas, aparte tomare unas pastillas que evitaran que siga sangrando. —Te ayudaré. ESTEBAN tomó a LINSAY entre sus brazos la subio hasta su habitación la dejo para que ella pudiera cambiarse cómodamente, el salio a su habitació para cambiarse, salio lo mas rápido que pudo, entro a la habitacion de LINSAY y ella ya estaba lista. —Nunca había visto esa pijama tuya. - argumentó ESTEBAN sorprendido. —No planeaba ponérmelo, pero tengo que hacer que JAYDEN se valla loas antes posible, la única forma es ponerlo muy incómoda y ya se como hacerlo, vamos. — Tu herida. — Ya dejo de sangrar. — Vamos a la cocina, para que se vea creíble, cómo pareja. — Ya. ESTEBAN ayudo a LINSAY a bajar las escaleras, tomo una taza de para darle a LINSAY. —Tomaras té de nuevo. - preguntó ESTEBAN dandole la taza con desconfianza. — Si estaba muy rico. - argumentó recibiendo la taza de té, acercándose a el. — Te lo podría haber pasado. - dijó ESTEBAN al ver a LINSAY serca de él. — Ya te dije somos pareja ante sus ojos. ¡Dejalo entrar! - pidio LINSAY a la mada de llaves que le asignaron. JAYDEN entro a la casa de ellos, al girar su cuello vio a LINSAY y ESTEBAN riéndose en la cocina, no pudo evitar sentirse incomodo y triste al verla a élla con otro. — ¡JAYDEN! a que debo tu magnifica visita. - exclamó ESTEBAN con una gran sonrrisa, acercandose a el lentamente. —Veo que aún siguen con sus atuendos de dormir. - comentó JAYDEN al verlos con ese tipo de ropa. —No preste atencion a nuestra ropa, solo que acabamos de levantarnos. - argumentó LINSAY con una risa traviesa. — No te cambiaras. - preguntó JAYDEN al ver a su amada con una ropa un poco informal. — Es mi casa, mi esposa puede vestirse como desee, ademas planeamos volver a la cama. - exclamó ESTEBAN al ver la incomodidad de JAYDEN. — Porfabor siéntate. - dijo LINSAY , extendiendo su mano para invitarlo a su sofa. — Gracias. ESTEBAN se sento en el frente de JAYDEN y LINSAY se sento a su lado, para provocar lo celos en JAYDEN. — Su casa es muy grande y hermosa. - expresó JAYDEN, para tratar de ganar tiempo. — Para mí no es lo suficientes, con la llegada de nuestro bebe planeo una mas grande, nos mudaremos dentro de poco. - argumentó LINSAY, poniendo su cabeza en el pecho de ESTEBAN. — Mi linda esposa quiere una casa mas grande, para los demás bebés. - comentó ESTEBAN, tocando el rostro de LINSAY. — Me alegra, me acorde de que tengo una reunión vendre en otra ocacion o talvez ustedes vayan a mi casa ya que me deben una cena. - dijó JAYDEN mirando su reloj, con una incomodidad ante el comentario de LINSAY y la forma en como se comportó. — ¡Te vas! — Que te vaya bien amigo. — Gracias, por recibirme. - se despidió muy serio. JAYDEN salió muy rápido de la casa de LINSAY, estirando su corbata de su cuello se pudo notar que realmente estaba muy incomodó con el ambiente en la que estaba, "no es facíl verte con el". - se dijó a si mismo, tomando las llaves de su auto.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500