Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°°LO HICE POR TÍ Y AHORA TE PERDÍ°°
Ambos llegaron al trabajó, como toda una pareja real. ESTEBAN sostuvo la mano de LINSAY para ayudarla. — No tienes que ser tan evidente. - comentó LINSAY un poco incómoda, sosteniendo la mano de ESTEBAN para entrar a la compañía. — No sea terca, dejate ayudar además que tendría de malo eres mi esposa mi deber es cuidarte. - respondio cariñosamente ante las palabras de LINSAY. Al ingresar a la compañia JAYDEN estaba en su frente, con una mirada de tristeza y odio observó a la pareja ingresar sin pensarlo dos veces avanzó hacía ellos. — ¿Cómo está Doctora LINSAY? - preguntó JAYDEN seriamente. — Disculpe, Señor JAYDEN pero lo que le ocurra a mi esposa, es problema mío, usted no tiene nada que ver. - respondio ESTEBAN en un tono muy sarcástico. — No me importa, además ella se desmayó en mi casa tengo derecho a saber como esta. - argumentó. — Pero quien se cree usted, para pedir información sobre mi esposa. - reclamó ESTEBAN enojado. — ¡Basta! señor JAYDEN estoy bien, gracias por preocuparse pero no vuelva a preguntar por mí, mas bien preocupase por su esposa. - grito LINSAY muy nerviosa al ver que ESTEBAN y JAYDEN discutían por ella. — Deberias descansar, tu semblante no se ve bien. - argumentó JAYDEN preocupado. — Lo are en cuanto termine algunas cosas en mi oficina. - dijó tomando la mano de ESTEBAN para dirigirse a su oficina. Llegaron a sus oficinas, ESTEBAN ayudo a LINSAY a entrar, pero enseguida entro JAYDEN interrumpiendolos. — Que quiere. - preguntó ESTEBAN al verlo en su oficina. —Eres muy agresivo para tu personalidad. - respondio JAYDEN de una manera sarcastica. — ¡Vete! no estoy de humor para tus bromas. - argumentó LINSAY molesta. [Con HUNTER] — No sabes si la doctora LINSAY y su esposo llegaron. - preguntó HUNTER a su secretaria. — Acaban de llegar hace unos minutos. HUNTER al saber que LINSAY estaba en la compañía salió directo a verla, ya que su preocupación por élla lo invadía, sin tocar la puerta entro a la oficina y dijo: — LINSAY cómo estas te duele tu herida. - preguntó angustiado al ver a LINSAY sentada, sin darse cuenta de que su hermano estaba ahí también. — ¿Herida? - dijó JAYDEN confundido, al ver entrar a HUNTER sin permiso. — Yoo..ooo. - HUNTER no supo que decir y en ese momento lo interrumpio ESTEBAN. — Esta bien, son los síntomas del embarazo que la pusieron haci, su herida sanara. - argumentó nerviosamente ante la pregunta de JAYDEN. — Estoy bien señor HUNTER no se preocupe por mi. - exclamó LINSAY, con incomodidad y miedo al poder ser descubierta. — Te hiciste daño. - pregunto JAYDEN acercándose a LINSAY para poder ver su herida. — No es grave, se lo hizo cuándo se bañaba se resbaló. - dijó poniendo su mano en el pecho de JAYDEN para que no avanzara hasta LINSAY. — Me voy, recuperate. - salió HUNTER para no causar mas problemas. — Tu deberias hacer lo mismo, queremos trabajar. - pidio ESTEBAN al ver que HUNTER salió de su oficina. — Volveré. - susurró, saliendo de la oficina de LINSAY. JAYDEN salió muy enojado y triste al ver que LINSAY estaba lastimada, pero en el fondo lo que le dolía mas era saber que ella esta embarazada y que el hijo que espera no es de el, entro a su oficina y cerro la puerta con fuerza. — No me pasen llamadas. - ordenó a su secretaria por medio de un teléfono. Sentado en su gran silla, mirando por la ventana a la gente circular, cada persona que pasaba en frente de ese gran edificio diria que ricos deben ser los dueños, lo que daría yo por tener el amor de la mujer que amo, soy un esclavo de esta gran torre. ¿Porqué LINSAY? ¡Me gustaria mucho que el hijo que esperas sea nuestro! ¿Que tengo que hacer para tenerte a mi lado? - gritó JAYDEN al ver un niño correr en la calle, sosteniendo una copa de trago lo arrojó contra su mesa, lo que causó que pequeños cristales se expandan por tado el lugar, las lagrimas lo abordaron sentado en su sofa comenzo a lamentarse por todo lo que hizo, ya que cada decision que tomó hizo que el amor se su vida se alejara de el hasta perderla por completo, ahora tenia que verla en brazos de otro. ¡No me rendiré! - te recuperaré, todo lo que hice fue para tenerte a salvo, te protegeré hasta el ultimo día de mi vida. — Que pasó aqui. - preguntó el padre de JAYDEN al entrar a la oficina de su hijo y verlo hecho un desastre. — ¡Que te importa!. - respondió tajantemente, llevando sus manos a su rostro para limpiar sus lágrimas. — Estas llorando. — A que viniste. — De seguro lloras, por esa Doctora que no la olvidas tu. — La conoces. - preguntó asustado al saber que su padre la conocía. — Tu, crees que mo investigó a la personas que me rodean. — No te atrevas a hacerle daño. - argumento mirando a su padre con ira. — No es necesario que me amenaces, ella es una joyita que no puedo dañar y es una gran socia, de saber que se habría convertido en lo que es ahora, talvez te hubieras casado con ella, pero no se pudo. — Deja de burlarte, a que viniste. — Anoche tuve una reunión, con unos socios pero fui abordado, por un grupo de personas, no les vi la cara a ninguno y quiero que investigues ya que parecen que quieren evitar lo que haremos. — No son lo únicos que lo quieren evitar. - susurró JAYDEN voz baja al escuchar las ordenes de su padre. — Toma estas son la cintas de grabación inicia con la investigación y mata a la persona que esta acargo de ellos. - dijó saliendo de la oficina de su hijo.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500