No escaparas de mi

¡ Lo lamento tanto !
~Cristián~ Camino al hospital, no paraba de temblar, hace años que no veo a mi padre, no hablo con el desde que tengo 16 años, ¿ qué es lo que debo escuchar ? - Calma...- Dice Jane cuando bajamos a las puertas del hospital, tengo el cuerpo tenso y estoy hecho un manojo de nervios- Esto te ayudará a superar esa parte de tu vida. - No lo sé, Jane yo...- Digo antes de ser sorprendido por un beso en la mejilla que viene de parte de Jane, la miro sin palabras. - Vamos, se que puedes- Dice ella sonriendo, con ella a mi lado puedo hacer lo que me proponga, camino decidido hacia el hospital y subo las escaleras con Jane a mis espaldas, al llegar al piso donde esta hospedado mi padre, Jane se pone frente a mi y avisa en la habitación. - ¿ Señor Gale ?- Dice ella desde el portal, desde una esquina veo a mi padre sonreír y saludarla. - ¡ Jovencita, que bueno es verla de nuevo !- Dice el con una gran sonrisa. - Lo mismo digo, pero hoy...- Dice ella dándome una mirada rápida- Le traigo una sorpresa. - ¿ sorpresa ?- Dice el con una ceja arqueada. Jane me sonríe y me jala del brazo, al estar en el portal, veo que los ojos de mi padre se abren por completo y puedo alcanzar a ver que sus ojos se llenan de lágrimas. - Hijo...- Dice el con la mano en su boca. - Hola...- Digo acercandome a su cama y sentándome en un sillón a su lado junto con Jane. - Pude lograr que venga a hablarle, los dejaré solos para que puedan charlar- Dice Jane poniéndose de pie y yo la tomo por inercia de la mano, ella me mira perpleja por un momento y luego sonríe- No me iré del piso, estaré en la sala de espera, tómense su tiempo- Ella sale y desaparece ante mi vista... - Jane me ha dicho que tenías cosas que explicarme...- Digo tratando de no parecer vulnerable. - Lamento haber pospuesto esto tanto tiempo...pero debo explicarte...- El me cuenta una historia que me resulta imposible...algo irreal, mamá enamorada de papá estando comprometida, tengo una hermana perdida, y atacaron la casa...¡ solo me estaba protegiendo! ¡ Soy un completo idiota! - ¿ Por que no me lo dijiste ? - Digo entre lágrimas por lo que el paso para cuidarme. - Eras solo un niño y para cuando grande no querías escucharme...- Dice el sollozando. - Lo siento mucho, papá- Digo abrazandolo, el rompe a llorar y me abraza fuertemente. - Extrañada oír eso de ti, mi niño- Dice el llorando en mi hombro. Pasado de un rato, la enfermera me dice que el horario de visitas a culminado, me despido de papá y prometo a venir a verlo todos los días, el sonrie y asiente. Al salir encuentro a Jane sentada en la sala de espera, al verme se levanta y camina hacia mi con el rostro preocupado. - ¿ Lloraste...?- Dice ella limpiando el rastro de lágrimas de mis mejillas. - Gracias Jane...- Mi agradecimiento le toma por sorpresa- Sin ti no uviese podido pasar página...quien sabe cuantos años más me hubiese resentido. - Bueno, me alegro de que ya no te atormentes, pero ahora hay que decirle a Felipe que...- Dice ella antes de que la interrumpa al besarla, ella se paraliza por un momento y luego se aparta- ¡¿ Qué...qué haces ? estamos en público... - Ah...ya veo...entonces vámonos- Digo tomándola de la mano y llevándola al auto para dirigirnos a la empresa...cuando llegamos saludo rápidamente a William y entro al despacho con ella, cierro la puerta tras de mi y la siento conmigo en el sofá. - Cri...Cristián...- Ella dice tan sonrojada que solo me provoca más, la cojo en mis brazos y la pongo sobre mi regazo, ella se sorprende por mi rápido acción y antes de que proteste, junto sus labios con los míos, en un beso lleno de anhelo, ella trata de apartarse pero...es raro...trata de paratarse sin esfuerzos, comprobemos...me separo de ella y ella me mira con los ojos entre abierto y cerrados. - Querias apartarte ¿ no ?- Digo esbozando una sonrisa ladeada- solo dímelo... - Decirte...¿ qué?- Dice ella sin quitar su mirada de mi rostro. - Dime que quieres que me aleje...y lo haré...hare lo que quieras- Digo pasando mi mano por su pierna, camino a su espalda, ella se estremece cerrando los ojos y pasados unos pocos segundos, vuelve a mirarme... - Yo quiero que...- Dice y se detiene...me mira pasando su mirada de mis ojos a mis labios repentinamente para luego plantarme un beso en los labios, comienza dulce y suave, para luego volverse anhelante y apasionado, unos segundos después, nos separamos y la miro sorprendido. - Vaya vaya...alguien a despertado algún sentimiento por mi ¿ no ?- Digo mirándole con una ceja arqueada y una sonrisa coqueta, ella aparta la mirada y se tapa la cara. - Eso responde a mi pregunta...- Giro su cabeza hacia mi y vuelvo a besarla...la pone sus manos alrededor de mi cuello y se deja llevar por mi...siento que mis besos, abrazos y sentimientos son correspondidos, llevo lentamente mis manos bajo el borde de su falda...sin pasar más de ahí, ella se sorprende pero sonríe. - Dejémoslo así por ahora, este no es el momento ni el lugar adecuados ¿ si ?- Dice ella poniendo su frente sobre la mía, suelto una pequeña sonrisa. - Esta bien...- Digo viendo como se baja de mi regazo, extraño su calor. En la tarde voy a la oficina de Felipe, al entrar, siento la atmósfera pesada.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
No escaparas de mi

Populares

Populares

close 0/500