Parte#3 ¡¡¡Me enamoré de mi mejor amigo sin saberlo!!!

14 de febrero de 2017...
-¿Por qué escribes si nadie te lee? -El pájaro canta aunque no tenga público. Día de San Valentín o del amor y la amistad. Este es el día en que las parejas se demuestran su amor celebrando a lo grande, hay quienes sólo buscan una relación para recibir obsequios otros lo aprovechan para declarar su amor a las personas que les atrae. Todo los años la he pasado sin ninguna relación hasta hoy no se que se siente que un novio te obsequie algo especial para estas fechas. Le prepare un regalo a Jeik algo hecho por mi, me gusta hacer manualidades así que realice un pequeño florero pero en vez de flores le coloque emojis con diferentes caritas hechas por mi, lo rellene de chocolates y dulces y una tarjeta que hice junto con Eiza. También me encanta obsequiar a mis amigos, y tengo que hacerle algo también a los chicos de la institución creo que solamente les llevaré unos dulces para que disfruten. Me aliste como de costumbre por la mañana tomé mis cosas mientras que el obsequió de Jeik lo llevaré en una bolsa negra, para que nadie lo vea. Al llegar a la institución Jeik y Gabriela ya estaban frente al salón de clases ambos charlaban. -Buen día chicos-dije. Sonriendo, mientras que estaba detrás de Jeik. -Hola-dijo Gabriela. Sonríendo. -¡Feliz día de San Valentín-dije. Cubriendo los ojos de Jeik y sonríendo. - Feliz día de San Valentín preciosa-dijo Jeik. Soltando mis manos de sus ojos. -Toma, te hice algo-dije. Mostrando su regalo. -¡Vaya! No se que decir Kendall, yo no te traje nada perdona-dijo Jeik. Un poco sonrojado y tomando el regalo. - No es nada con tal de que te guste no es necesario que me obsequies algo-dije. Sonriendo, admito que me sentí un poco triste por el simple hecho que Jeik no haya tomado un poco de su tiempo para hacerme una tarjeta, pero esta bien. -¿No estas mal verdad?-dijo Jeik. Observando mi rostro. - No te preocupes, no me siento mal. Graciela también hice algo para ti Gabriela-dije. Dándole un pequeño corazón y unos dulces. - No puede ser yo no les hice nada-dijo Gabriela. Sonriendo y avergonzada. La maestra Hilary llegó mientras que entramos al salón de clases. La mañana transcurrió lentamente y aburrida teníamos que realizar ejercicios que la maestra nos colocó en el pizarrón. No he podido terminar falta poco para el receso levanté la mirada hacia el pizarrón un poco desinteresada hasta que note que Jeik se colocó en pie acercándose a Hilary, ambos charlaban hasta que Jeik salió de las clases. ¿Dónde va? Por lo visto Hilary no quería que fuese debido a que ya faltaba poco para el receso. Continúe con la tarea que Hilary nos colocó, hasta que se llegó la hora del receso. -Vamos Kendall-dijo Gabriela. Acercándose hacia mi lugar de asiento. -Si, sólo deja tomo la mochila de Jeik hace ratos salió de la clase-dije. Sin encontrar la mochila. - Creo que se la llevó Kendall-dijo Gabriela. Buscando conmigo. -Tienes razón, es hora de irnos-dije. Tomando mis cosas y saliendo del salón. Llegamos donde estaban las chicas, pero esta vez no estaban donde normalmente nos sentamos. Ellas estaban cerca de nuestros compañeros de clases "El club de los fortachones" como se hacen llamar, Eduar, Taylor, Albert, Víctor, Tom, Robert y Gaspar. Ese es el lugar de encuentro de ellos todos los días los puedes encontrar en ese lugar. -Chica feliz día de San Valentín-dije. Obsequiado lo que hice para ellas. -Gracias Kendall-dijo Dayan. Muy alegre. -Ah, si la señorita ya ni está soltera-dijo Gabriela. Sonriendo. -¡Increíble!-dije. Sonriendo, me alegra que haya encontrado a alguien que le ayude a superar lo mal que la hizo pasar su ex. -Si, Santy se me declaro hoy-dijo Dayan. Sonriendo. -También tengo algo para ustedes-dijo Nicky. Buscando entre sus cosas. -¿Dónde está Jeik?-dijo Dayan. Copiando una tarea. - No lo sé, hace ratos salio-dije. Buscando entre los chicos que iban y venían. -¿Por qué no vamos a buscarlo?-dijo Gabriela. Acercándose hacia mi. -Todavía no, estamos copiando una tarea-dijo Nicky. Aún buscando entre sus cosas. -Dayan tu y yo fuimos las únicas que no trajimos nada -dijo Gabriela. abrazado a Dayan. -¡WTF! ¿¡Que es lo que trae Jeik!?-dijo Dayan. Sorprendida, abriendo los ojos como platos. Todas las chicas voltearon hasta yo, que estaba de espaldas al hacerlo note a Jeik a lo lejos con una sonrisa, en sus manos traía un globo con forma de corazón en tono rosa con las letras "Love you" con un oso de peluche blanco envuelto en papel transparente y con flores rosa. *Narra Jeik* Hace ratos tuve que mentirle a Hilary, necesitaba recoger el regalo de Kendall, fue todo un desafío escoger un peluche que a ella le pudiese gustar, quería combinar algo que destaque con ella. Un día antes fui a buscar dicho regalo, ese oso pedía a gritos que lo comprará y aquí estoy con el en mis manos. Decidí pedirle a ayuda Claudeth y Ariana, ambas no me podrían negar un favor. Camine desde la Entrada/Salida de la institución buscando a Kendall, y no la encuentro por ningún lado, sudor frío recorre mi frente, mis manos tiemblan, todas las miradas están sobre mi. Y algunas chicas gritan "Que lindo " "Soldado caído" "Awww" ¡Rayos! ¿Por qué se fue tan lejos? Le pedí a Gabriela que la trajera donde estaba y nunca apareció no desperdiciaré mi tiempo esperando, lo bueno es que tengo muy claro donde pueden estar las chicas. Al caminar observe a Kendall de  espaldas; ¡Perfecto! ella no se dar a cuenta sera una grandiosa sopresa. Dayan fue la primera en observar cuando estaba casi por llegar, rápidamente realice un gesto de "silencio" pero ella grito. Kendall volteó sobre su hombro muy sorprendida, su rostro se tornó rojo, cubriendo su rostro con algunas lágrimas en sus ojos, que mejor premio que verla feliz, y ver a su ex novio unos pasos detrás de las chicas observando como debió tratar a Kendall. Me acerqué a ella, mientras sus manos temblaban, ella sólo me abrazó. *Narra Kendall* Lo observe sorprendida sin saber cómo actuar o saber que decir, esto realmente sorprendida mi corazón late por mil, mis manos sudan y se colocan heladas comienzan a temblar de lo emocionada y feliz que estoy, mi rostro sonrojado, mis ojos abiertos al máximo no podía evitar la sonrisa en mis labios. Ariana venia detrás de Jeik, grabando el momento junto con Claudeth. -Feliz día se dan Valentín hermosa-dijo Jeik. Acercándose hacia mi. - No se que decir, gracias...-dije. Abrazando a Jeik, con el rostro cubierto por mi cabello. -¿Me darás mi beso?-dijo Jeik. Con su rostro cerca de mí. -Si-dije. Con la voz temblorosa. - ¡Que lindos! - dijo Claudeth. Sonriendo y gritando emocionada. Gabriela y Erick un amigo de Jeik. Dayan y Nicky nos observaron con una sonrisa disgustada, y luego siguieron con su tarea ignorando lo que estaba pasando frente suyo con el ceño fruncido. El club de los fortachones también observaron lo que sucedió. -Bien, termine nos vemos-dijo Ariana. Cortando el vídeo y llenándose con Claudeth. - Eres un lindo Jeik-dijo Claudeth. Yéndose junto con Ariana. -Gabriela, se supone que tenías que llavarla a la entrada-dijo Jeik. Acercándose a ella. -Es que no pude Jeik-dijo Gabriela. Realizando un puchero. -Oigan encontré los dulces tomen-dijo Nicky. Obsequiando un dulce en forma de corazón con una inscripción en el centro. -Gracias Nicky-dijo Jeik. Guardando el dulce en su bolsa del pantalón. -Toma Kendall-dijo Nicky. Lanzando el dulce a mis pies. -Gracias-dije. Sonriendo un poco confundida. - Amor, vamos ya casi es hora de entrar-dijo Jeik. Tomándome de la mano. -Si, tienes razón nos vemos chicas-dije. Sonriendo. -Gabriela ¿Vienes?- dijo Jeik. Deteniendo sus pasos. - No, tu sabes que yo voy cuando suena la campana-dijo Gabriela. Riendo. En el camino algunos chicos nos observaban, otros gritaban "Igual van a terminar" y cosas así. Pero mis sentimientos y emociones están por los aires, nunca pensé ser está chica que soy ahora, estar en está posición que un chico haga estas cosas por mi, ser la protagonista de mi historia de esta manera. Al llegar al salón coloque el oso de peluche en el lugar donde me siento, pero mostrándolo a Hilary. -¿No crees que te castiguen en tu casa?-dijo Eduar. Acercándose. -¿Por qué lo harían?-dije. Sonriendo y dubitativa. -Es que cuando te vean llegar con ese oso muy vistoso a tu casa, sabrán que tienes una relación-dijo Alberto. Explicando las palabras de Eduar. - No chicos, mis padres ya nos dieron su aprobación-dije. Sonriendo. -Vaya no perdieron su tiempo en vaciones,  es increíble-dijo Eduar. Sonriendo y alzando los pulgares, mientras que Alberto saltó de lo sorprendido. Probablemente aún no ha pedido la bendición de su novia. -¿Y tú que tienes preparado para Jessie?-dije. Dubitativa. -Lo que tengo para ella don varias cosas, le compre un vestido en color rojo que ella siempre había querido. La llevaré a cenar un a pizza en forma de corazón y tengo unas rosas y chocolates-dijo Eduar. Muy emocionado. -¡Felicidades! suena muy lindo-dije. Sonriendo. -¡Bien jóvenes tengo otro trabajo para ustedes hoy!-dijo Hilary. Al entrar al salón mientras despectivamente observó mi oso de peluche. Cubrir mi rostro con el computador mientras reía en silencio. -Con que eso era lo que su padre le tenía, que dulce al ser cómplice su padre de traerle ese regalo hasta la institución Jeik-dijo Hilary. Sonriendo, con una mirada maliciosa. Al terminar las clases me despedí de Jeik, y camine junto con Chely quien también recibió algo de un admirador era un globo en forma de corazón con elio, y una rosa roja.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Parte#3 ¡¡¡Me enamoré de mi mejor amigo sin saberlo!!!

Populares

Populares

close 0/500