Parte#3 ¡¡¡Me enamoré de mi mejor amigo sin saberlo!!!

2 de enero de 2017...
Escribir te libera,  te lean o no te lean. Bien,  quedamos de encontrarnos este dia con Jeik,  él pasara por mi para irnos.  Tengo tanto que pensar y decirle ¿Realmente siento algo por el?  No lo se,  odio ser tan nerviosa siempre,  y no poder pensar con claridad.  Me tendre que calmar del todo pensar con claridas las cosas.  Tenemos que tocar temas delicados como ser las religiones,  nuestros padres suelen ser conservadores,  claro vienen de otras epocas en estos tiempos. Parte de mi cree que merezco ser feliz despues de todo lo que tuve que pasar,  pero otra parte siente que cuando estoy con alguien existen muchos problemas con mi presencia.  Nunca entendere porque existen personas que me lastiman sin siquiers conocerme,  me juzgan temo a que todo este cariño y esta calidez como persona que soy,  esta chica idiota que perdona todo se canse,  y comience a odiar a la sociedad,  ahors entiendo a los psicopatas esos chicos que realizan masacre en sus escuelas por el simple hecho de que la sociedad los lastima sin razon aparente.  Jeik llego por mi,  me despedi de mis padres,  y me llevo a su casa a almorzar su madre me invito,  en realidad ella es una mujer agradable.  -Kendall, toma un poco-dijo Jeik.  Con una copa de vino es de uva.  -No gracias Jeik,  eso es alcohol y no bebo-dije.  Sonriendo y alejando esa copa de mi.  -No tiene alcohol,  bueno si pero solo el 1% toma-dijo Jeik.  Insistiendo,  mientras su madre reia.  -Esta bien -dije.  Probando un trago.  -Nada mal verdad, mira mientras esperamos ire a buscar unas cosas a mi habitacion, toma mi celular-dijo Jeik.  Sonriendo.  -¿Que es esto? -dije.  Entrando al navegar y encontrar una pagina web abierta.  -Lo olvide,  no leas eso dame el celular-dijo Jeik.  Tratando de quitarlo de mis manos.  -¿Como decirle a mi mejor amiga que estoy enamorado de ella?  La chica se lo puede tomar de varias maneras...-dije.  Leyendo en voz alta dubitativa y sonriendo.  -Tenia que hacerlo bien Kendall no te burles de mi-dijo Jeik.  Tomando el celular,  sonrojado. -Vaya,  si que te preparaste-dije.  Sintiendome un poco mareada,  creo que era el vino.  -Tampoco queria hacer las cosas a la ligera-dijo Jeik.  Sonriendo.  -Chicos ya esta la comida-dijo Su madre.  Desde la cocina.  -Ve a tomar asiento,  ire a mi habitacion por mis zapatos-dijo Jeik.  Sonriendo,  y yendose.  Me quede de pie unos momentos frente de la mesa,  mientras colocaba las manos en los brazos de la silla.  -¿Que esperas toma asiento? -dijo Jeik.  Susurrandome al oido,  y acercandose detras de mi,  tocando mis hombros muy suavemente.  -Te esperaba-dije.  Soriendo nerviosa,  mientras que por mi cuerpo recorria un escalofrio.  Terminamos de comer el tipico recalentado despues de las fiestas,  sandwich y un poco de jugo,  una vez terminamos decidimos irnos al centro comercial.  Parece que fuera un cuento de hadas todo lo que estoy viviendo o una pelicula,  pero sere sincera tengo un poco de miedo a que Jeik se decepcione de mi,  tambien temo a salir lastimada nuevamente.  Salimos de la casa de Jeik,  a pedir un taxi.  Llegamos al lugar esta vez solo nosotros dos sin nuestras amigas es increible como no sentirse con estas mariposas.  ¡Tengo una cita! -Vamos a tomar asiento y charlar en privado un rato-dijo Jeik.  Sonriendo.  -Alla,  hay un lugar-dije.  Señalando el asiento.  Caminamos y tomamos asiento.  -Bien, te escucho Jeik-dije.  Un poco nerviosa.  -No tengo idea de como comenzar a decirte esto-dijo Jeik.  Rascando su cabeza y sonriendo.  -Sencillo Jeik,  comienza con el porque me besaste-dije.  Sonriendo.  -Bien,  me gustas Kendall desde el primer dia que te vi en la puerta de nuestro salon-dijo Jeik.  Bajando la mirada.  -Pero tú te alejabas de mi,  pense que no te agradaba-dije.  Dubitativa.  -Despues de hacer el ridiculo frente a ti  ¿Crees que tendría el valor de hablarte? Pero cuando me enamore de ti fue la primera vez que salimos con las chicas, te mirabas tan linda-dijo Jeik.  Sonrojado.  -¿¡Que!? ¿Desde ese entonces? ¿Por qué te lo reservaste todo?-dije.  Abriendo mis ojos al maximo,  y sorprendida. - Acababas de terminar con Taylor,  mientras te recuperabas de eso te estudiaba con determinación para ser el chico que cuidara de ti-dijo Jeik.  Sin despegar su mirada de mis ojos.  -Jeik yo... No lo puedo creer tanto tiempo en silencio-dije.  Bajando la mirada.  -¿Desde cuando te gusto? -dijo Jeik.  Sonriendo nervioso.  -¿Que?  Bueno... Yo... No lo sé-dije.  Sonrojada,  no tengo idea de cuando sucedio esto que siento por él.  - Lo note desde que mencionaste que te alegraba los días,  junto con tu crush-dijo Jeik.  Sonriendo.  -Si queremos algo Jeik sera complicado,  no quiero meterte en problemas sabes que ellos rondan cuando estoy cerca,  ademas ¿Que haremos con nuestras religiones? Tenemos que hablar con mis padres, no quiero que esto sea secreto es horrible porque quiero tener mas citas contigo-dije.  Entristeciendo mi ceño.  -Eso lo veremos con el tiempo,  no pienses en eso ahora, con tus padres yo les pedire la bendicion-dijo Jeik.  Sonriendo.  -Solo eso tenia para decir-dije.  Sonriendo un poco calmada.  -¿Quieres ser mi novia? -dijo Jeik.  Entrelazando sus manos nervioso.  -Si-dije.  Sonriendo.  -Bien,  ahora si quiero un beso sin empujones-dijo Jeik.  Colocandosé en pie,  tomando mi mejilla y acercandose.  -¡Espera! Hay que ir a un lugar mas privado, aqui puede sacarnos el de seguridad-dije.  Sonriendo. -Vamos al cine, esta vez te hare olvidar ese mal recuerdo que Taylor te hizo sentir-dijo Jeik. Tomandome de la mano y yendonos al cine.  Nos detuvimos un rato para observar las carteleras,   la verdad los cines casi no me llaman la atención. No sé, soy un poco selectiva con las peliculas,  pero realmente los cines no son mi fuerte, hasta que al final nos decidimos había una película nueva llamada "Passenger" -¿Segura que quieres ver esta película? -dijo Jake. Un poco dubitativo. Sabía que a mí no me gusta este tipo de películas. Hicimos una filas no muy larga, la verdad, el cine estaba un poco vacío, así que no tardamos mucho alli.  Jeik compró las palomitas el refresco y chocolates. Nos acercamos dónde está el muchacho que recibe los boletos, quien se encargó de marcar los entramos a la sala 3 del cine estaba todo oscuro y no parecía que había muchas personas. -Buscaremos asiento donde podamos ver mejor, creo que ya lo encontré, mira ahí arriba-dijo Jeik.  Caminado por cada escalon con cuidado de no derramar nada de las botanas que llevaba.  -Por mí no hay problema el problema, será cuando queremos ir al baño. Tendremos que bajar y luego subir, pero la vista será increíble-dije sonriendo. Tomamos asiento y decidimos disfrutar la película creo que no pudimos escoger mejor película ya que esta trata de amor y nosotros somos una pareja. En un momento de la película que se acercó a mí. -Kendall estas en un lugar privado, ¿Qué tal si ahora te doy el beso?-dijo Jeik. Sonriendo un poco nervioso acercándose a mi,  cerré los ojos junto sus labios con los míos dándome un beso. Rayos si te besa bien La película continuo, nos quedamos en silencio comiendo palomitas y chocolate,  después que termino la película pedimos un taxi para regresar a casa. El cielo estaba increíblemente lleno de estrellas es tan bello. Observe por un momento hasta que vi la primera estrella. Esa estrella que suelen decir los cuentos de hadas que si la miras pide un deseo y se te hará realidad. -Jeik mira, pide un deseo-dije señalando la estrella. -Mi deseo ya fue cumplido, sabes-dijo Jeik  sonriendo y observándome. -¿A qué te refieres con eso? ¿Qué fue lo que pediste-dije un poco de dubitativa. -Tú eres mi deseo cumplido, todos los días  le  pedí a esa estrella lo mismo y eso eras tú ya no necesito nada más para ser feliz te tengo en mi vida-dijo Jeik. Volteando su mirada hacia mis ojos. Me quiere un poco atónita y sonrojada. Nunca nadie había hecho esto por mí o será que es un sueño, estoy soñando. Será que por primera vez puedo ser feliz con alguien  que me acepte tal como soy. Con mis complejos con mis miedos con mis temores. -No se que decir… -dije. Sonriendo.  -Te hice una promesa y no pienso romperla. Tú te has quedado a mi lado, pesé que nadie te quería cerca de mí, por que decian que eres una mala influencia-dijo Jeik. Abriendo la puerta del taxi para que nos fuéramos a casa. Esa noche me la pasé pensando en él. Lo lindo que se comporta conmigo,  no puedo creer que esto me este pasando a mi. Recordé cuando le pedí a Dios, un ángel que me enviaste este Ángel porque me sentía tan sola. Esa persona que me aceptará tal y como era con todos mis pasados nos pasado simple.  No puedo esperar a contarles a las chicas asi que decidí enviarle un mensaje. Somos un grupo no podemos ocultarnos cosas realmente creo que se van a poner muy felices porque Jeik y yo al fin somos pareja.  Lo consulté con Jeik y él me dijo también lo mismo que no podemos ocultarle las cosas así que decidimos un día para encontrarnos el “Club de los incomprendidos” estará unido nuevamente también quiero saber cómo le está yendo a Dayan en la escuela de verano. Mi mente mi cuerpo mi corazón Todo se siente en paz. Creo que al fin podré tener un sueño sin ningún insomnio sin ninguna preocupación. Cerré los ojos lentamente hasta quedarme dormida.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Parte#3 ¡¡¡Me enamoré de mi mejor amigo sin saberlo!!!

Populares

Populares

close 0/500