Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°°ELLA SERA MÍA°°
LINSAY y ESTEBAN ingresaron a sus oficinas ambos compartían una por que eran marido y mujer. — Tenías que decirle esas cosas a ella. - comentó ESTEBAN. — No me digas acaso estas de su lado, casi me abofetea y no hace falta decir que me insulto. — Lo se, pero no levantes sospechas me di cuenta de que JAYDEN no paraba de mirarte, como se ve que aún siente algo por ti. —Lo que sea que siente ya no me importa, utilizare ese sentimiento para acabarlo. - contestó LINSAY mirando por la ventana. [ Horas más tarde ] — Señor el jefe lo manda a llamar. - dijó un hombre entrado a la oficina de ESTEBAN. — A que se debe. — No lo sé, solo dijo que lo llamara. — Esta bien, ire entonces. - argumento u poco desconcertado ante la repentina llamada. — Avísame cualquier cosa, yo estare aquí. - comentó LINSAY. ESTEBAN salió, de su oficina acompañado del hombre que le aviso, LINSAY se quedo sola, para evitar el cansancio salio por una taza de café, al volver a su oficina se topo con JAYDEN. —Doctora LINSAY, puedo hablar con usted en mi oficina. - preguntó JAYDEN al ver a su amada, caminar sola por el pasillo. — Tiene algún problema. - contestó seria. — Es unas de mis máquinas, quisieras que las vea porfabor. — Llamé al técnico, ese es su trabajo no el mío. - contestó sarcásticamente. — No puedo la información que tiene es clasificada. — Bueno vamos a ver. - acepto LINSAY al oir que la información que habia en esa computadora es importante. Ambos ingresaron a la oficina de JAYDEN, LINSAY se paro en frente de su escritorio, mientras que su mayor enemigo se sento en la silla de su mesa para mostrar su problema. — Porfavor acérquese, lo puede ver si esta aquí junto a mi. - dijó JAYDEN. — No se pase de listo, - contestó de mala gana, mirandolo vagamente y con rencor. LINSAY camino al escritorio de JAYDEN, se acerco lo suficiente para llegar a la maquina, tanto que la respiración de JAYDEN y la de ella se podía sentir cerca uno del otro, LINSAY al agachar su cuerpo giro descuidadamente sin percatarse de que JAYDEN estaba muy serca de élla. — Lo olvidaste todo, yo no pude. - le susurro al oído de LINSAY, para tomarla en su brazos. LINSAY se acerco tanto, para que ambos pudieran darse un beso, pero LINSAY a una corta distancia le respondió. — Para mí no existes. - contestó apartándose de su lado, para irse. JAYDEN al escucharla, no pudo evitar sentir ira, fue rápidamente tras de ella y antes de que tocara la puerta, la tomo de su mano izquierda y la jalo hacía el, para que ella se aferrar a su pecho. — ¡Suéltame! - ordenó LINSAY enojada, al ver la actitud de JAYDEN de tomarla por la fuerza. — No lo aré, hasta que digas que no me olvidaste. - insistio, tomandola de ambas manos. — ¡Eres un imbécil! o que tu eres un hombre casado, por la tanto tu no existe para mí - gritó furiosa, ante los reclamos de JAYDEN. — Sabes bien que te amo, nunca te olvide lo que hice lo hice por tí. - argumentó con tristeza al ver que su antes amada mujer lo negaba. — ¡Callate! - gritó LINSAY al escuchar lo que dijó JAYDEN, por la ira lo tomo del brazo y lo tumbo al suelo, no pudo evitar recordar el día en que murió su instructora a manos de él. — ¡JAYDEN!, nunca menciones lo que paso entre nosotros, tú para mi estas muerto y haci seguiras hasta que muera, me case te supere, ahora mi amor le pertence a otro y ese no eres tú. - argumentó, hacercandose al rostro de JAYDEN para luego salir de su oficina. JAYDEN se quedo en el suelo, por un momento no supo que hacer, jamás había visto ese lado de LINSAY era otra ya no era la LINSAY que un día conoció y lo que ella le dijo lo dejo muy impactado, saber que el aún la ama pero ella ya no siente nada por el fue como estar muerto, sus ojos se comenzaron a llenar de lágrimas, sentado en el suelo lloro sin consuelo. ¡No creo que me hubieses olvidado, se que aún me amas! - susurró en voz baja. [Con LINSAY] LINSAY salió de la oficina de JAYDEN, muy confundida se dirigió directo al tocador, para poder tranquilizarse ya que el encuentro que tuvo con JAYDEN fue uno que espero por varios años, entro y se fijo uno por uno de que nadie este en el lugar al darse cuenta de que estaba sola, se dirigió a la puerta para cerrarlo y haci nadie la viera, luego camino hacia el espejo y no pudo evitar llorar, ella penso que al decirle todo esas palabras dañaría mucho a JAYDEN pero no penso que a élla igual la afectaría, LINSAY todavía siente algo por JAYDEN. Limpiándose las lagrimas de su rostro, mirando su rostro que se torno rojo, se dijo a si misma... ¡Me encargaré de matar lo que siento por tí JAYDEN! [Con ESTEBAN] ESTEBAN salió de la oficina del padre de JAYDEN, se dirigio a su oficina para ver a LINSAY, al entrar se dio cuenta de que ella no estaba en el lugar, vio pasar a un secretaria y sin pensarlo le preguntó. — Señorita no vio a mi esposa. — A la Doctora LINSAY dice. — Si. — El joven a JAYDEN la llamó a su oficina y la Doctora fue. — Esta bien, gracias. - Contestó ESTEBAN confundido, al escuchar qie JAYDEN llamo a su esposa, dio las gracias a la secretaria y se fue rápidamente a la oficina de JAYDEN. Entro sin tocar la puerta, a la oficina de su rival, con una expresión de enojo. — ¡Que le pasa! porque entrar sin tocar a mi oficina. - preguntó JAYDEN muy seriamente, al ver que ESTEBAN ingreso sin su consentimiento. — Porqué llamó a LINSAY. — No me diga, acaso desconfía de su esposa. - dijó en un tono irónico, con la intención de burlarse. — No es eso, pero todo lo que tenga que tratar con ella me importa. — Sabes lo que paso entre ella y yo hace años. - preguntó JAYDEN. — Claro, ella me lo contó todo. Por eso no entiendo como fuiste capas de dejarla y lastimarla, realmente fuiste un completo tonto. - gritó ESTEBAN. — ¡Tu que saber!, tal vez ella me odié y me desprecie. Pero ten en cuenta lo que te dire, ¡esa mujer es mía y voy a luchar por tenerla junto a mi! haci que mi querido amigo se feliz mientras dure. - habló JAYDEN acercandose a ESTEBAN para provocarlo. — ¡Cállate imbécil! - gritó ESTEBAN tomandolo del cuello para golpearlo. — Si me golpeas, me daras la razón. - dijó JAYDEN, mirandolo satisfactoriamente al ver que el no confía en su esposa. — Arreglaré este asunto en otra parte, cuídate no valla a ser que te ocurra algo. - contestó ESTEBAN, quitando sus manos de la camisa de JAYDEN. — Hace mucho que espero mi partida, pero LINSAY me da el motivo de seguir con vida. —Sigue soñando, nunca la tendrás. - contestó ESTEBAN saliendo de la oficina de JAYDEN enojado. — Ya lo veremos. - susurró JAYDEN sentándose en su sofa, por lo ocurrido.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500