No escaparas de mi

Solo te doy lo que mereces
~Cristián~ Al volver a mi despacho, le cuento las buenas noticias a Jane. - ¡¿ De verdad a dicho eso ?!- Dice ella muy emocionada, que linda. - Le han encantado tus bocetos, tienes talento- Digo tomando su mano, ella, sonrojada trata de apartarme- No te soltaré, me gusta la suavidad de tu piel, Jane. - Pero...¡¿ Qué cosas dices ?!- Dice ella apretando la mirada, es una tierna reacción de su parte. - Hoy, apenas salgamos dejame llevarte a tu sorpresa- Digoe acariciando su cabello suavemente, un gesto extrañado se dibuja en su rostro. - ¿ Qué clase de sorpresa debo esperar ?- Dice arquendo una ceja con indiferencia. - Es una sorpresa...no diré nada más...- Digo tomando mi mano y entrelazando sus dedos con los míos... - Que enigmático eres ¿ no ?- Dice soltandome y caminando a su escritorio cuando de repente algo atraviesa la ventana de mi oficina, haciendo que los cristales vuelen y se dejen caer por todo el suelo, corro hacia Jane y la cubro con mi cuerpo ella se aferra a mi chaqueta y tiembla del susto, cuando reina un silencio escalofriante, volteo para ver un ladrillo con una nota, Jane se deja caer en la silla de su escritorio y yo camino hacia el ladrillo. " Dame lo que es mío o perderás todo lo que amas " - ¿ Qué es esto?- Digo levantando la nota junto con el ladrillo, camino hacia mi asiento. - ¿ Una amenaza?- Dice Jane leyendo la nota, y mirándome incrédula. - No le he hecho nada a nadie, ¿ quién haría algo así?- Digo poniendo las manos sobre mi cabeza, cuando oigo pasos apresurados hacia mi oficina, veo a Felipe, Serena, otra secretaria y William. - ¡¿ Qué fue eso ?!- Dice Felipe camiando hacia nosotros. - ¡¿ Estás bien, Cristián?!- Dice Serena aproximándose hacia mi, me toma de las manos, miro de reojo a Jane quien aparta la mirada ¿ son celos lo que distingo? - Si, estamos bien- Digo parandome para darle la nota a Felipe, quien al terminar de leerla me mira confuso. - Esto es raro...no tenemos enemigos industriales, ni emocionales - Dice caminando hacia la ventana. La otra secretaria se aproxima a Jane. - ¡¿ Te has hecho daño?!- Dice ella abrazando a Jane. - Estoy bien, Bianca- Dice Jane dándole un golpecito amable en la espalda- Fue un gran susto pero...estoy bien ahora. - Me asusté mucho al ver que eso iba hacia Jane- Digo aproximándome a Jane y abrazandola por los hombros, ella se deja abrazar pero no da otra señal...eso por lo menos es un avance- Pero ¿ quién haría esto ? Veo la mirada reacia de Serena y la recién conocida de mi parte, Bianca...aún no comprendo la mirada de Serena... - No lo sé, pero por ahora debemos estar atentos- Dice Felipe dejando la nota en el escritorio- Espero que no hayan más altercados así pero...cuídense todos. Todos asienten y salen de mi oficina. Rápidamente un equipo de mantenimiento reemplaza la ventana rota. Pasada la tarde, llega la hora de salir y parece ser que a mi querida Jane se le ha olvidado nuestro plan ya que se aproxima a la puerta. - Jane - Digo llamando su atención, ella se voltea y se da un golpe en la frente recordando lo que le dije, sonrió ante su tierna reacción y ella camina hacia mi. - Lo lamento, lo olvidé por completo- Dice dejándose caer en la silla frente a mi escritorio, yo sonrio y acomodo las cosas en mi maletín. - Lo entiendo, pero ahora vámonos, hemos terminado por hoy- Digo tomando su mano y camiando hacia fuera de la empresa, cuando llegamos al aparcamiento, ella empieza a buscar algo con la mirada. - ¿ Y William ?- Dice confusa. - Le he dado la tarde libre, quería que estuviésemos nosotros solos- Digo abriendo el auto...ella me mira sonrojada y aparta la mirada, siempre hace eso. De camino, ella se mantiene algo silenciosa y se sorprende cuando estacionó el auto frente a una lujosa boutique. - No harás lo que creo que harás ¿ o si?sí?- Dice ella quitándose el cinturón con cautela. - Si, lo haré- Digo abriendo su puerta y dándole la mano para que salga, ella la toma bruscamente y me mira sorprendida, antes de que diga algo más, la llevo dentro de la boutique, nos reciben varias empleadas y dejo que se lleven a Jane quien me mira como pidiéndome que la ayude. Le prueban varios conjuntos y aunque se le veían bien, ella no se veía cómoda...pasados unos minutos, ella sale sonriendo con un bello vestido color verde aqua con encaje y hombros afuera, que le cubría hasta mitad de la pierna y zapatos de tacón brillantes. - ¿ Te gusta ?- Digo sonriendole, ella me mira con un brillo singular en la mirada y me sonríe. - Es precioso, aunque siento que esta mal- Dice aproximándose hasta mi- ¿ Por qué que estás haciendo probar ropa ? - Es parte de la sorpresa ¿ si ?- Digo tomando su mano, recuerdo algo- Te compré esto también. Saco una caja de mi chaqueta y la abro frente a sus ojos, ella se emociona al ver el collar dentro de la caja. - ¡ Es bellísimo!- Dice reteniendo su mano para tocarlo, esa reacción me confunde un poco- Es hermoso pero...¿ por que gastas tanto en mi ? se que me consideras tu novia pero esto... - Solo te doy lo que te mereces- Digo sacando el collar de la caja y poniéndolo alrededor de su cuello, ella suelta una risita y cuando vuelvo a ponerme frente a ella, me mira sonriente- Nos llevamos este conjunto- Digo a las empleadas de la boutique quienes nos pasan una bolsa con la ropa de Jane y salimos hacia el final de la sorpresa.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
No escaparas de mi

Populares

Populares

close 0/500