El Heroe Traidor

Capitulo 20
(Punto de Vista de Nicolette) Estaba sentada fuera de la sala de espera, habian traido a Shiro para curarlo de sus heridas, habia ganado pero tenia heridas graves en todo el cuerpo, sobre todo en el hombro. ¿Cuando dejara de ponerse en peligro?... Estaba comenzando a preocuparme, desde que nos reunimos de nuevo se ah enfrentado a varios oponentes mas fuertes que el y ah terminado bastante herido. La puerta se abrio y de ella salio un doctor secandose el sudor de su frente, noto que lo miraba asi que volteo a verme y elevo su pulgar sonriendo. -Puedes pasar si quieres, ya esta bien- dijo antes de alejarse, abri la puerta y entre sin mas. Shiro estaba recostado sobre la camilla con su cuerpo vendado, me acerque a el y me sente en la silla junto a la camilla. Uno de sus brazos sobresalia de las sabanas asi que lo tome entre mis manos sintiendo su calidez, parecia estar dormido ya que no reacciono a mi tacto. Pase las yemas de mis dedos por todo su brazo hasta su bisep, nada... Me mordi el labio inferior y una idea loca paso por mi cabeza, mi mirada viajo por toda la habitación y se detuvo en los labios de Shiro. Estaban entreabiertos respirando tranquilamente, recorde aquella vez en el castillo, ¿cuenta como un beso?... No lo creo... Me puse de pie lentamente y comenze a acercarme a Shiro, mi mente me decia que me detuviera y me alejara pero no queria hacerlo, queria sentir sus labios... Comenze a acercarme todavia mas hasta que senti su respiracion bailar sobre mis labios, solo un poco mas... Cerre los ojos lentamente... -Tardaste demasiado- dijo Shiro tomandome por sorpresa de la nuca y uniendo nuestros labios en un profundo beso. Intente alejarme por la sorpresa pero lentamente comenze a cooperar, nos besamos durante un par de segundos antes de separarnos. Sonreimos y sin previo aviso nos volvimos a besar, pero esta vez fue mas intenso, me deje caer sobre el para profundizar el beso y el me tomo de la cintura. *Portazo* La puerta se cerro detras de nosotros lo que nos hizo reaccionar de inmediato, me baje de Shiro y me acerque a la puerta para ver de quien se trataba. Al abrirla, Emily estaba sentada donde antes estaba sentada yo mirando al suelo jugando con sus dedos. -¿Ya terminaron?- pregunto mirando a otro lado. -Puedo esperar a que terminen...- Normalmente intentaria excusarme para evadir lo que paso pero en vez de eso... *Portazo* -¿Quien era?- pregunto Shiro levantandose un poco de la camilla a lo cual le lanze una mirada picara. -Nadie- sonrei y me lanze sobre el de nuevo. ... Despues de unos mimutos donde disfrutamos el momento me quede junto a Shiro acurrucada sobre su brazo. -¿Ahora que haremos?- pregunte mirando el techo haciendo que Shiro volteara a verme. -¿A que te refieres?- Suspire y me acerque mas a el sintiendo la calidez de su cuerpo. -Me refiero a ahora, somos libres del reino y estamos solos, ¿que sigue?- pregunte mirándolo a los ojos, Shiro solo elevo sus hombros en forma de duda. -No lo se, supongo que ahora podemos dedicarnos a descansar despues de todo lo que ah pasado, estoy molido- Sonrei y asenti con la cabeza a sus palabras, estaba de acuerdo con el, no nos haria nada mal descansar un poco y dedicarnos a nosotros mismos. -Pero, no tenemos dinero para vivir, ¿que podemos hacer?- pregunto sacandome de mis pensamientos y de inmediato mire mis brazaletes y sonrei. -Venderemos estos, son de exelente calidad, pagaran bien por ellos, con el dinero podremos comprar varias cosas y descansar en la posada un par de dias, una vez que el dinero se termine podemos hacernos aventureros y vivir de ello, eres muy fuerte, nos irá bien- Sonrei y le di un beso rapido en los labios. -Tranquilo, despues de todo, es imposible que pase algo peor desde ahora- Shiro sonrio y se dejo caer sobre la cama, exhalo y cerro los ojos. Espero que nos vaya bien desde ahora... ... Pasaron un par de horas antes de que dieran de alta a Shiro diciendole que descansara, le asegure al doctor que lo haria y salimos del pequeño hospital de la aldea. Salimos juntos y al abrir la puerta principal, Shiro tomo mi mano y entrelazo nuestros dedos. Emily estaba esperandonos afuera, al vernos esta se rasco la nuca nerviosa y comenzo a acercarse lentamente. -No sabia que ustedes eran pareja...- dijo mirando nuestras manos entrelazadas a lo cual sonreimos y respondimos al unisono. -No lo somos- Emily se quedo callada durante unos segundos y levanto la ceja confundida pero a los pocos segundos sacudio la cabeza. -Bueno, ire al grano, vine porque queria invitarlos a formar parte de mi grupo- Shiro y yo ahora fuimos los que la miramos confundidos. -Eres realmente fuerte Shiro, asi que me seria de gran ayuda tenerte en mi equipo de forma permanente- Nos miramos entre si unos segundos antes de negar con la cabeza. -Lo siento, pero quisiera descansar un poco de los combates y aparte quisiera formar uno por mi cuenta- respondió Shiro haciendo que la sonrisa de Emily se borrara pero a los pocos segundos sus ojos brillaran de emocion. -Entonces, ¿puedo estar en su equipo?- Ella si que no se rinde, no creo que sea buena idea tenerla cerca de nosotros ahora, asi que... -Talvez luego, vuelvete mas fuerte y hablaremos- dijo Shiro orgulloso a lo que Emily asintio frenetica antes de irse corriendo. Los dos la vimos alejarse rapidamente, no estaba segura de aceptarla, sería un problema si llegara a enterarse sobre quienes somos realmente y de donde venimos. -¿Deberiamos aceptarla?- me pregunto Shiro a que suspire y respondí ironica. -Debiste preguntarme antes de decirle eso, ahora no nos dejara en paz- -No puede ser tan malo, aparte nos serviria alguien como ella- explico mirandome a los ojos, suspire rendida. -Aparte, ella puede ayudarnos a entender el sistema monetario y todo lo que no entendamos, seria nuestra enciclopedia de este mundo- -Pero, ¿y si se entera de lo que somos?, que le mentimos sobre que eramos viajeros y nos perdimos en ese bosque, ¿no seria malo?- pregunte tomandolo por sorpresa, Shiro se quedo pensando unos cuantos segundos antes de contestar. -Nah, nunca se dara cuenta- -Si se entera, dire que tu me obligaste a mentir- sonrei esperando a que reconsiderara su decision pero en vez de eso... -De acuerdo- (Punto de Vista de Shiro) No volvimos a hablar del tema y fuimos directo a la tienda de armas con la intencion de vender los brazaletes. Una vez que entramos el anciano me saludo cordial, me felicito por el combate y me ofrecio de inmediato mas armas a lo que negue con la cabeza. -Vengo a venderte estos...- dije sacando del inventario los brazaletes y colocandolos sobre el mostrador. El anciano abrio la boca sorprendido y de inmediato comenzo a analizarlos bajo una lupa que tenia junto a el. -Genial, ¿de donde sacaste estas preciosidades?- pregunto sorprendido a lo que sonrei. -Los ganamos como premio en un torneo- El viejo asintio y se lamio los labios pensativo. -No creo que pueda pagarte el precio completo por ellas, son de extrema calidad, y las joyas que tiene son puras...- dijo con un tono de decepcion. Me quede pensando un momento, teníamos que sacarle el mayor provecho a esas cosas y tenia una idea. -¿Te interesa un cambio y una diferencia de precio?- pregunte captando la atención del viejo. -Quiero equipo para ella, una armadura totalmente nueva para los dos y una que otra arma y habilidad, despues puedes ofrecer el precio a darme por los brazaletes- Sonrei y el anciano lo penso durante unos segundos antes de sonreir seguro, la armadura de Nicolette ya estaba bastante desgastada y aunque fuera de buena calidad, no quiero que se arriesgue que se rompa. -Dame un momento...- el anciano se alejo del mostrador y comenzo a caminar por la tienda. -Sigame señorita, creo que tengo algo perfecto para usted- Nicolette sonrio y siguio al anciano, yo en cambio me quede viendo las habilidades en el librero buscando alguna que pudiera interesarme. Necesitaba tener alguna habilidad a distancia, últimamente me enfrento a muchos que tienen habilidades que me hacen retroceder facilmente. Estuve varios minutos leyendo habilidades hasta que tome dos que para mi valian la pena comprar. Paso Veloz Disparo Carmesi Esa segunda era una habilidades bastante interesante, parecia que combinaba la magia oscura con la de fuego para crear una llama color carmesi que infringe ambos tipos de daño. Paso Veloz es una habilidad fisica, pense que podria gustarle a Nicolette ya que no es muy buena en ataques fisicos, esta habilidad permite al usuario dar un paso realmente rapido a cualquier direccion para evitar ataques directos. "Shiro, ¿como me queda" Gire para ver a Nicolette y abri los ojos sorprendido, ya no tenia esa armadura de cuerpo completo que lucía bastante incomoda, ahora las unicas partes de su cuerpo que tenian amradura era su torax, sus brazos estaban descubiernos y sus hombros estaban cubiertos con una especie de armadura de cuero, tenia pantalones ajustados y unas botas de cuero duro. Se veia totalmente diferente a antes, el anciano le dio por ultimo los guantes que antes me habia dado a mi, cuando se los coloco me quede mirandola un rato, me gustaba mas asi... -Te ves bastante bien- me acerque a ella y la tome de la cintura, tome su mano y le di una vuelta para verla completamente. -A ti te vendria bien un repuesto de tu equipo- me dijo señalando la marca de la mordida del tipo en mi hombro a lo cual sonrei. Le pedi al viejo que me reemplazara la armadura y el equipo dañado, solo quedaba una cosa por hacer... Comenze a buscar un arma para Nicolette, se que tiene usa espada de oscuridad pero estare mas traquilo si puede usarla aunque no tenga energia. Analizar... Espada Magica de Acero Habilidades -Hoja Magica Lv.1 -Corte Magico Lv.1 -¿Como funciona esa espada?- pregunte al viejo y el solo se rasco la barbilla pensativo. -Es una espada magica, son caras pero bastante confiables, se les llama magicas ya que tienen habilidades que pueden ser usadas por el usuario que la porta, pruebala- el anciano la bajo del estante y me tendio en las manos. La tome del mango y comenze a transmitir energia hacia ella, la hoja comenzo a brillar de un tono azul celeste, tome la daga que tenia y la coloque de tal forma que pudiera pegarle con la espada. *Clank* Hubo un choque entre las dos hojas pero a diferencia de la espada, mi daga estaba partida a la mitad, sonrei y la coloque de nuevo en su estuche. -Me la llevo, aparte de esta, quiero una espada de acero y otra daga- dije a lo que el anciano suspiro. Ya estabamos totalmente armados y listos para lo que sea, el anciano hizo cuentas y termino dandonos 5 monedas de oro mas a cambio de los brazaletes. Le pedi una explicacion rapida de como funciona el dinero y el respondio con gusto, las monedas de cobre son las mas comunes en el mundo, para tener una de plata necesitas 100 monedas de cobre, para tener una moneda de oro se necesitan 100 de plata y para la ultima moneda que es la de platino se necesitan 100 monedas de oro. Parece simple pero el anciano dijo que tener una moneda de platino significa que eres rey o noble de alguna ciudad con gran crecimiento, y si la tienes, muchos intentaran quitartela. Salimos de la tienda mirando las 5 monedas de oro en nuestra mano, supongo que es mucho contando que son 500 monedas de plata, con esto tendremos el suficiente tiempo para descansar y comprar varias cosas que nos son esenciales para vivir, ya sea ropa o comida. ------------------------------------------ Hola a todos los lectores que han seguido la historia hasta acá, la verdad me alegra mucho que les este gustando la historia ya que no pense que alguna persona lo leeria hasta aqui, si eres uno de ellos te aseguro que lo que viene sera mucho mejor que lo que ah pasado hasta ahora, espero que puedas ayudarme compartiendo esta historia para que mas personas como tu la disfruten tanto como yo escribiendola. Muchas gracias por leerme XD
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Heroe Traidor

Populares

Populares

close 0/500