Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°° SOY TU SEGUNDO HIJO°°
— LINSAY a mejorado demasiado, la veo pelear y la desconozco sin duda se a vuelto más fuerte. - comentó ARON muy sorprendido al ver a su amiga. — Ella es más ágil - susurró MATEO en voz baja. — A que te refieres. - preguntó HUNTER confundido. — LINSAY es 100 veces mejor de lo que era. - contestó ARON. LINSAY y ESTEBAN dieron una muestra de cómo tenían que entrenar su equipo, al terminar LINSAY habló. —¡Vamos! quien será mi oponente, ya que ESTEBAN perdió contra mi. - preguntó sarcásticamente, al derrotar a ESTEBAN muy fácil. — ¡Yo lo haré! respondió ARON muy serio, dándole miradas fijas a LINSAY. — Ten cuidado. - comentó MATEO. — Dilo por élla, contestó. LINSAY en dos pasos derrotó a ARON lo dejó tendido en el piso, ella se puso sobre él, para atraparlo dejándolo inmóvil, sin poder mover su cuerpo ARON grito. — ¡Ya basta! tu ganas. — Gracias querido amigo. — Y que piensa de mi linda y adorada esposa. - comentó ESTEBAN muy tiernamente. — Ella es muy fuerte sin duda ya no tiene oponente. - argumentó ARON, poniéndose de pie lentamente, al recibir tremenda paliza de LINSAY. — Listo ya realizamos el calentamiento, pero tenemos que irnos, ya que quedamos con otros agentes para arreglar detalles. - Dijó LINSAY. — Es verda ya es hora. - contestó ESTEBAN mirando su reloj de su mano izquierda. — ¿Que aremos nosotros? - preguntó MATEO. — En unos minutos vendrán agentes a ayudarlos con su entrenamiento de base. — Tu no nos ayudaras. — No MATEO tengo muchas cosas más que ver, lo siento. - respondió con una sonrrisa, para luego salir. [Fuera del Auditorio] — Se lo creyeron, todo. - susurro ESTEBAN. — ¡Cállate! o se daran cuenta. — Pero mi amor porqué te enojas, dame un besito. — Moderate ESTEBAN o no viviras para contarlo. — Lo siento LINSAY es que estoy entrando en el personaje, no te moleste si es contigo con la que debo practicar. - expresó dandole un abrazó. — ¡Ya quitate! no seas tan infantil, solo tienes que fingir frente a ellos, nada mas no todo el tiempo. Las risas en el corredor se escuchaban y las peleas entre LINSAY y ESTEBAN eran más graciosas, cada día se llevaban mejor. [ 5 meses después] — Atentos equipó, hoy anunciaremos lo que cada uno ara por esta misión. - Hablo la agente J. — Ya sabes dónde tenemos que ir. - preguntó HUNTER. — La agente L y el agente E, seran los que comandará esta misión, los Teniente ARON y MATEO seran implantados cómo sus servidores, por una empresa oculta que nosotros ya manejamos y entre los cuatros pondrán en pie esta misión. — Y yo que hago. - preguntó enojado HUNTER. — Ustedes dos tienen una parte muy interesante, ya que eres casado el que dirige esta banda es tu padre y su mano derecha tu hermano, eres el perfecto candidato, para reunirte con tu familia. — A que se refiere. — Vuelve con tu familia y dales a entender que quieres ser parte de su negocio, inventa que con tu profesión no te fue bien, y otras. Solo de esa manera nos podrás pasar detalles de todo lo que hagan fuera de los ojos de LINSAY. — No estoy seguro de que ellos crean. — Tranquilo, ya lo armamos todo para ti, tenemos un historial falso tambien casi similar al de LINSAY y ESTEBAN, pero lo tuyo es de fraudes, con eso en tu currículum tu ganaras su confianza. — Y si eso fuera cierto cuándo empieza. — El de ustedes hoy en la tarde, montaremos un escenario perfecto, ya que hoy tu querido padre llegara cerca de esta ciudad para uno de sus negocios, haci que tu seras quien le de lo que el necesita con tanta urgencia. — Hoy sera todo. — Lo tuyo si, pero lo de tus amigos tardará unas semanas mas, para no levantar sospechas. — Estan Listos... — Si, aceptaron los seis. [ El encuentro ] — Ya tienen localizado, al provedor. — Es un tipo raro, el dijo que lo queria ver personalmente o de lo contrario no entregaria la mercansia. — Estoy es muy raro, cuando llegaremos. — Ya estamos en el lugar, solo esperemos que el avión descienda. Al bajar del avión, se encontraba un tipo con un maletín de color negro y agarrandolo un hombre con una gorra, impidiendo poder ver su rostro. El señor, que iba por esa mercansia bajo del avión muy confundido, vio al hombre y camino hacía el, lentamente. — Ya estoy aquí, damé lo que te pedí. — Mucho tiempo querido padre. - saludó levantando su mirada, para dejarse ver el rostro.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500