El Amor Verdadero

Capítulo XXXIII
-Lena, ya me voy...  -Bien, que te vaya bien... //Evan agarro el rostro de Lena y lo llenó de besos//  -Tratare de regresar temprano ¿bien?  -Evan, no quiero que Anthony te regañe, solo quiero que hagas bien tu trabajo, no quiero ser una carga... -¿Tu una carga? Eso jamás...  -Bueno, pórtate bien, nos vemos... (Unas horas después)  -Hasta que por fin, Dios, pensé que nunca pasaría... -Si lo sé Ross, pero ya ves... ahora nos espera una larga vida juntos... -Te recuerdo que no estamos en un cuento de hadas, los problemas siempre llegan, solo te pido que no te rindas... -Claro que no lo haré... -¿Y cómo estuvo?  -¿Qué cosa?  -No te hagas, fue tu primera vez ¿cierto?  -¡Ross! No hicimos nada de eso. -¿Como que no? Son una pareja de casados que se aman, ¿acaso Evan no quiere hacerlo?  -No es él, soy yo quien no quiso... -Pobre Evan, lo compadezco, es un caso tan triste... -Él me comprende, además, algún día pasará... solo que no ahora... -Si claro, ahora es cuando deberías estar más alerta, Lena eres una tonta... -¿Yo por qué?  -Evan está trabajando con su ex prometida, la persona a la que le juró amor eterno durante su juventud... -Creo que estas exagerando, Evan no me engañaría, si quisiera, podría haberse ido con una mujer desde hace mucho... -Pero esta no es cualquier mujer, también deberías ir y visitarlo más seguido... -No quiero molestarlo... -¿Molestarlo? Evan sería el hombre más feliz sobre la tierra si fueras a verlo... -Bueno, tal vez vaya a verlo pronto... -Si, espero que lo hagas, no sabes cuantas veces hice de cupido para que tú y él se dieran cuenta de sus sentimientos... -¿Entonces tu sabias que él me quería?  -Por favor, todo el mundo lo sabía, solo un ciego no podría darse cuenta y tampoco tu, claro... -Si no fuera por mi atrevimiento de ayer, nunca me habría dado cuenta de lo que él sentía... -Probablemente él te lo habría dicho en un futuro, nada más mira el anillo que te dio... -¿Que tiene el anillo?  -¿No te ha dicho que significa?  -No... -Entonces tendrás que preguntarle a Evan directamente... -No sabía que tenía un significado, creo que mi maestra dijo algo sobre eso...  -Si le preguntas, él te lo dirá... -Si lo haré, ahora ya me voy, tengo que encontrarme con Taylor... -¿Lo seguirás viendo?  -Claro, mi maestra no volverá en un tiempo y yo tengo que seguir aprendiendo... -A Evan no le gustará... -Evan no es nada controlador... -Pero es un celoso de primera... mira nada más como quedó Unai... -¿Qué le pasó a Unai?  -Ah olvídalo, no le paso nada... Quiero decir, no quisiera que la carrera de Taylor se arruinara... -¿Por qué suenas tan sospechosa? Se que el chico rosa te cuenta TODO... ahora dime, ¿qué le pasó a Unai?  -¿Desde cuándo eres tan suspicaz?  -Dime... -Pero no puedo, no quiero que por mi culpa tu y Evan se molesten... -Entonces le preguntaré a Evan... -¿Que? Oye, no me metas en problemas, luego Evan se desquita con Anthony... -No te preocupes, no te mencionaré... ahora me tengo que ir... -Esta bien..... rayos, tengo que decirle a Anthony, no quiero que esos dos se la pasen peleando... (Unos minutos después)  (Evan)-¿¿Qué?? -Si, como escuchas, Ross me lo acaba de decir... -No puede ser, ¿ahora que hago?  -Te dije que no deberías haber tocado a Unai... (Emir)- Está en problemas señor, según mi investigación, lo que su esposa más odia es... la injusticia... -Oye, ese maldito le coqueteo a mi esposa, claro que debía pagar... (Anthony)-Bueno, será mejor que pienses en algo... -Pero ni siquiera se donde está ahora... Emir ¿tú no podrías investigarlo?  -Claro que sí, pero los resultados estarían hasta tarde... -No importa... cuando lo encuentres me avisas, tengo que hacer que vuelva a trabajar para mí... -Esperemos que acepte... -Claro que aceptará, tampoco fue tan malo lo que le hice, no soy un monstruo... -Si, ya lo creo... (Unas horas más tarde)  -Taylor... ¿qué piensas?  -Me gusta el borde... sigue así... -Bueno... -Sabes, haré una inauguración de un museo dentro de una semana, si quieres puedes ir... -Claro, me encantará ir, ¿Puedo llevar a mi esposo?  -Claro, si a él no le aburre el arte, puedes llevarlo... -A Evan le gusta mucho el arte, es algo que tenemos en común jaja  -Te veo más feliz que otros días... ¿pasó algo bueno?  -Yo diría que sí... -Me alegra, por cierto ¿te gustaría ir a cenar conmigo?  -¿Cenar? -Si, te quiero mostrar un lugar que encontré... claro si no quieres ir, no hay problema... -Si, si quiero ir, pero primero debo preguntarle a Evan, me dijo que hoy llegaría temprano... -Ah claro, pregunta... //Llamando// (Evan)-No puede ser, ¿me preguntara sobre Unai ahora?  (Anthony)-Solo contesta y enfrenta tus problemas, tengo que revisar algo así que me voy, no quiero ver esta escena... -Lena ¿qué pasa?  -¿Estás ocupado?  -¿Yo? Sí sí estoy muy ocupado, apenas pude contestarte... -Ah, ¿entonces llegarás tarde a casa?  -Si, llegaré muy tarde hoy... -Bien, solo te hablaba para preguntarte... nos vemos... -Si, adiós... -*Evan se escuchaba muy raro* (Evan)-Uff que bueno que no pregunto nada...... (Taylor)-¿Entonces? -Al parecer llegará tarde hoy... espero que tengamos una buena cena... -Ah que bien, gracias por aceptar mi invitación... -No es nada, ¿nos vamos?  -Claro... (Unas horas más tarde)  -Emir, ¿tienes la información? Ya es tardísimo... -Ah sí, ahora mismo lo están reubicado, me tomé la libertad de enviarlo de nuevo a la isla... -¿En serio? Muy bien... entonces volveré a casa con tranquilidad... -Que le vaya bien jefe... //Evan volvió a casa mientras que  Lena lo esperaba para preguntarle sobre Unai// (Unos minutos después)  -Lena, ya estoy aquí... -Aahh que bien que llegaste... -Perdón que llegue tarde, tenía mucho trabajo
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500