El chico del que me enamoré

Un poco sobre mí...
¡Hola! Soy Peyton y antes de empezar a contar esta historia me gustaría que conocieran un poco más de mi... Mido 1.60, me gusta ver anime la mayoría de mi tiempo libre estoy viendo anime, empecé a leer libros hace poco cuando no tenía nada que hacer, me importa poco que digan las personas sobre mi, tengo ojos marrones claros que con el sol se ponen amarillos, mi cabello lo puedo poner de cualquier forma así sea liso o ondulado, tengo demasiados nunales y odió eso, vivo con mis padres y una hermana menor tengo que decir que no soporto a mi hermana. Empezaré a estudiar en una nueva escuela en poco tiempo y la verdad estoy nerviosa porque no conozco a nadie y no soy muy buena haciendo amigos... 12:29pm. Hoy es un día como cualquier otro, me estoy parando y se debe de estar preguntando el porque me paré tarde, es simple me acosté tarde anoche viendo anime. La verdad aveces me gustaría decir que me acosté tarde haciendo tarea pero igual no me creerían. 1:00pm En mi pueblo hace demasiado calor que la verdad no provoca salir ni de mi cuarto. En días como hoy me gusta prender mi aire acondicionado y ver anime, lo se piensan que estoy obsesionada con el anime lo cierto es que si pero quiero aclarar que NO SOY OTAKU. No me malinterpreten no tengo nada en contra de los atakus solo que no me siento como una eso es todo. Justo hoy tenía pensado hacer una lista de mis útiles escolares ya que siempre me gusta estar preparada para todo. Ya mañana es lunes y empiezan las clases en mi nueva escuela estoy un poco nerviosa y cuando estoy nerviosa no puedo dormir, la verdad siempre he tenido ojeras y no me gustaría que el día de mañana esté en la escuela con más ojeras de lo normal, maldición. Pi-pi-pi-pi-pi.... Escucho un sonido raro en mi cuarto, me lavanto a ver qué es y veo que es mi alarma para ir al colegio, son las 5am y tengo que parar a mi hermana para que se empiece a arreglar. Busco mi uniforme mientras mi papá hace el desayuno, mi mamá está en la sala viendo su teléfono con una taza de café. Ya casi estoy lista solo me falta peinarme, por lo normal me dejó mi cabello suelto pero después termino haciéndome un moño. - ¿Listas?- grita mi papá desde la sala - si- digo yo viendo cómo mi mamá todavía no está lista, no entiendo porque se tarda tanto en arreglarse para ir a trabajar le dije antes que no se tardará porque llegaríamos tarde al colegio y al parecer no me escucho. - voy a ir a prender el carro, las espero abajo- dice mi papá asomándose por la puerta del cuarto de mi mamá. - okey ya vamos bajando.- dice mi mamá. Entramos al carro y le digo a mi mamá que ponga música para que mi mañana empiece feliz con un poco de música. Llegamos al colegio estaba súper nerviosa no conocía a nadie. Entró al salón y todos me miraron la verdad me sentí un poco incomoda con eso, busqué con la mirada un puesto para sentarme y el único que pude ver fue uno al fondo del salón me senté y pude ver cómo otras chicas murmuraban ente ellas mientras me veían, como ya saben me importa muy poco lo que digan de mi 🤷🏻‍♀️ así que dirige mi mirada al pizarrón y empecé a escribir hasta que en la puerta del salón entra un chico muy lindo la verdad, tenía el cabello negro y con algunos rulos y lo tenía un poco largo, su piel era tan blanca como la mía, sus ojos color café me encantaban, dirigió su mirada a mi y pude sentir como mi corazón se aceleró por algún motivo y no sabía que era, se empezó a acercar y vi como las chicas del salón se le quedaban mirando no sé si solo fue mi imaginación o se les hacía corazones en los ojos por verlo. - ¿Está ocupado ese puesto?.- preguntó el chico lindo sacándome de mis pensamientos. - heeeee... No, no está ocupado.- dije con una voz nerviosa. - Bueno me sentaré aquí de ahora en adelante, espero que no sea un problema.- cuando dijo eso me empezaron a sudar las manos y mi corazón latía a más no poder. - si claro, no hay ningún problema.- dije un poco nerviosa. - Los del fondo, por favor prestar atención a la clase.- dijo el profesor mirándonos. 9:00am ya era la hora del receso y salí del salón a comprarme algo en la cantina, justo también había llegado el chico lindo de mi salón que por cierto no me sé su nombre. Me compré unas donas de chocolate con chispas de chocolate, amo el chocolate no entiendo porque hay personas que no les gusta el chocolate, en fin salí de la cantina y me dirigí al salón para merendar tranquila y sin tanto ruido porque la verdad en el patio del colegio se reúnen muchas personas y eso se pone horrible. Llegó al salón y pude ver cómo el chico lindo venía atrás, me senté a comerme mi dona y mientras buscaba unas servilletas en mi bolso sentí un aroma a perfume exquisito me volteé a ver quién era y era el chico lindo 😳 estaba tan concentrada en su perfume que me le que mirando un rato. - ¿Que me vez? ¿Tengo algo en la cara?.- dijo el a lo que me hizo reaccionar y apartar la mirada que tenía hacia el. - no nada, perdón.- dije volviendo mi mirada hacia mi bolso. 1:00 pm las clases habían terminado y se mes olvidó contarles que pude hacer una amiga nueva en el salón, se llama Emily es muy amistosa y graciosa, me fui a casa con ella... _______________________________________________ Espero que les haya gustado el primer capítulo, un poco corto pero prometo que vendrán capítulos más largos. Soy nueva en esto ténganme paciesia por favor. Gracias 😸
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El chico del que me enamoré

Populares

Populares

close 0/500