Especialista en Fortalecimiento de Objetos

incrementando poder
En el patio del ala oeste de la secta Sauce Verde… Una hora después de haber regresado a su habitación y permanecer encerrado, Bai Yunfei salió para encontrarse con Hong Yin en privado la habitación de al lado. "Hermano Hong Yin, hay algo que quiero preguntarte...” Hong Yin le permitió entrar y luego tomó asiento en una silla con una sonrisa. "Yunfei, justamente pensaba en ir buscarte. Tengo algo para ti". Bai Yunfei se sorprendió. "¿Algo para mí?" Hong Yin asintió. Al agitar la muñeca, un brazalete carmesí apareció en sus manos. Después se lo ofreció a Bai Yunfei. "Un regalo. Ten". Todavía sorprendido, Yunfei recibió el accesorio y automáticamente la información apareció en su cabeza. ‘Grado de Objeto: Humano Alto’. ‘Defensa: 465’. ‘Condición de Fortalecimiento: 78 puntos de alma’. Esa información provocó que Bai Yunfei se sobresalte. "¡Un objeto de alma de grado Humano Alto!", gritó. "¿Eh?" Ahora fue el turno de Hong Yin para sorprenderse. "Yunfei, ¿puedes saber el grado de un objeto con solo verlo una vez?" Bai Yunfei recobró la compostura e ignoró la pregunta de su amigo. "Hermano Hong Yin, ¿realmente vas a darme esto?" Hong Yin asintió. "No tengo ningún pergamino que explique técnicas de alma, y dudo que tengas suficiente tiempo para aprender una nueva habilidad durante los próximos días. Este brazalete protector es algo que conseguí accidentalmente en el pasado. Creo que te será útil para el duelo". "Esto…" Bai Yunfei estaba indeciso. "No lo rechaces", interrumpió Hong Yin con una sonrisa. "Me tratas como si fuera un hermano mayor; no hay nada de malo en que yo te dé un regalo. Lo que debes hacer ahora es trabajar duro para incrementar tu fuerza en estos siete días. Piensa en los detalles menos importantes después". Bai Yunfei miró al sonriente Hong Yin y permaneció en silencio durante un largo momento. Finalmente al cabo de unos segundos, aceptó el brazalete y dijo con sinceridad: "¡Entonces, muchas gracias, hermano Hong Yin!" Yin sonrió asintió de nuevo. "Por cierto, hace poco dijiste que tenías algo que preguntarme, ¿qué es?? Si hay algo en lo que pueda ayudarte, sólo dilo." Yunfei no se anduvo por las ramas. Seria y directamente dijo: "Quería preguntarte si podías hacerme el favor de comprar algunas cosas". "¿Comprar? ¿Comprar qué, exactamente?" Bai Yunfei asintió mientras decía: "Armas, joyas; espadas y dagas, brazaletes y anillos… Quiero que me hagas el favor de comprarlos. Cuantos más, mejor. Necesito al menos cien de cada cosa". Hong Yin miró desconcertadamente a Bai Yunfei. "Yunfei, no estás bromeando, ¿verdad? ¿Para qué necesitas todo eso en este momento?" Bai Yunfei, sin embargo, no tenía la menor intención de bromear y dijo con una expresión completamente seria: "Hermano Hong Yin, esto es muy importante. Está relacionado con mi batalla decisiva en siete días. Es mi secreto. Confío en ti y por eso te pido ayuda. No puedo decirte nada ahora mismo. Pero… te lo explicaré cuando todo esto acabe, ¿de acuerdo?" Hong Yin arrugó un poco las cejas y asintió ante la severidad en el gesto de Yunfei, reflexionando por un breve momento, y después se encogió de hombros con un suspiro. "Está bien, Yunfei, haré lo que dices. No sé qué planeas, pero seguramente nos sorprenderás a todos, ¿verdad?" Bai Yunfei sonrió. "Al menos puedo decir que no voy a decepcionarte”. Por la noche, en la tranquilo y solitario ambiente de la zona oeste de la secta, Bai Yunfei se hallaba sentado sobre la cama, mirando el anillo negro en su mano. Hong Yin le consiguió una gran cantidad de los objetos que le pidió. El anillo interdimensional poseía un denso espacio contenedor. Dentro, había cientos de armas de todo tipo, así como una enorme pila de diversas joyas. Cuando escudriñó el espacio en el interior del anillo, Bai Yunfei no pudo evitar aspirar una bocanada de aire frío. Con semejante cantidad de objetos adentro, se preguntó si Hong Yin no había saqueado todas las tiendas de armas y joyerías de la ciudad. Después de pensarlo un rato, Yunfei se puso el anillo en un dedo, y luego sacó el brazalete protector que Hong Yin le obsequió. El objeto estaba fabricado con cuero rojo, de un tono similar a la lanza Punta de Fuego. Su estilo era simple y sin ningún patrón externo, de superficie lisa. Pese a la oscuridad de la noche, el material reflejaba un destello de luz. Bai Yunfei se colocó la protección en el brazo derecho, enlazada desde la muñeca hasta el codo, casi recubriéndole por completo el antebrazo, percibiéndose suave y elástica. Al verterle algo de Fuerza de Alma, se apretó contra sus músculos, emanando una agradable sensación de calor y otorgándole a Bai Yunfei una sensación de poder. Agitando su brazo derecho para asegurarse no sentir ninguna clase de molestia con el brazalete, Yunfei sacó una daga y trató de perforar la superficie. El filo no logró dejarle ni un rasguño. Bai Yunfei asintió, satisfecho. "Con esto, mi fuerza ha aumentado un poco más. Veamos que pasa al fortalecerlo". Unos diez minutos después… ‘Fortalecimiento Exitoso’ ‘Grado de Objeto: Humano Alto’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +10’. ‘Defensa: 465’. ‘Defensa Adicional: 253’. ‘Efecto Adicional de +10: al recibir un ataque, existe un 5% de probabilidad de absorber el daño y convertirlo en poder propio para ser liberado con el siguiente ataque. Se puede acumular durante de 3 segundos. El poder de ataque absorbido no puede exceder la defensa de este objeto’. ‘Condición de Fortalecimiento: 78 puntos del alma’. "¿Absorber el daño y convertirlo en poder de ataque? Es decir, no sólo puede detener los ataques del enemigo, sino también usar la fuerza de estos en su contra. ¡Sorprendente! ¡En un momento crítico este efecto puede resultar ser todo un milagro!" Los ojos de Bai Yunfei brillaron con alegría. Tras examinar el brazalete un rato más, lo guardó y se limpió el sudor de la frente, pareciendo un poco cansado. "Ya he gastado más de la mitad de mi Fuerza de Alma. Pero debo continuar. El siguiente paso es fortalecer todos los objetos normales. No importa el costo, debo aumentar mi fuerza lo más que pueda dentro de estos siete días". Tomando una espada corta, siguió con el proceso, diciendo en su mente: "Fortalecer…" Varios minutos después. ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto Destruido’. Los ojos de Bai Yunfei se pusieron vidriosos. Antes que la espada se hiciera añicos, la guardó en su anillo interdimensional e inmediatamente extrajo un sable largo. "¡Fortalecer!" En medio de este incesante proceso de fortalecimientos, después que la octava arma acabara destruida, Bai Yunfei finalmente se quedó sin energías y se desplomó sobre la cama. Unas cinco horas más tarde, como si durmiera plácidamente, movió los dedos de las manos con suavidad y abrió lentamente los ojos. Se incorporó pausadamente y se frotó las sienes, arrugando las cejas como si tuviera dolor de cabeza. "Despertar a la fuerza realmente no es muy agradable…", murmuró Bai Yunfei para sí mismo, encogiéndose de hombros y sacando una espada corta de su anillo interdimensional. "Pero este no es el momento de quejarse. ¡Ya me decidido, no me queda más alternativa que seguir!" "¡Fortalecer!" Después de unos pocos minutos más, Bai Yunfei agotó su Fuerza de Alma y se desmayó otra vez. Cuando volvió a despertar, el cielo ya brillaba con los primeros rayos de luz solar. Sin embargo, extrajo otra arma de su anillo y continuó fortaleciendo. Fortalecer y desmayarse. Despertar y fortalecer. Sin detenerse en lo más mínimo, Bai Yunfei trabajó en incrementar su poder ignorando todas las consecuencias posibles. Desde que asesinó a Zhang Yang con sus propias manos, todo en lo que Bai Yunfei pensaba era en evitar a sus perseguidores y salir de la provincia Qing. No obstante, ahora que se encontraba sin escapatoria, no le quedaba otra opción que luchar con todas sus fuerzas. Entonces, usó desenfrenadamente la Técnica de Fortalecimiento de Objetos para adquirir poder como no se atrevió a intentarlo antes. No importaba si debía pagar el precio de algún extraño efecto secundario, ¡era necesario fortalecer, fortalecer, y fortalecerse él mismo! ¡Debía volverse lo suficientemente fuerte para enfrentar a sus enemigos y salir de la provincia Qing sin nada a lo que seguir temiendo! Los días lentamente transcurrían; Bai Yunfei continuaba encerrado en su habitación. Ya se había preparado y contaba con mucha comida para reponer energías para que nadie lo interrumpiera llevándole alimentos. Chu Yuhe, Qiu Liliu, Mu Wanqing y You Qingfeng, todos se acercaron al patio de ala oeste en varias ocasiones, pero no lo molestaron. Por lo general, simplemente se mantenían por el lugar un rato y le preguntaban a Hong Yin, quien estuvo vigilando todo el tiempo, si había notado algo en especial, para posteriormente marcharse. Luego de varios días custodiando el pequeño patio, Hong Yin se sentía algo ansioso. Con el fin de no perturbar el cultivo de Bai Yunfei, no se atrevió ni a sondear un poco el interior de la habitación. Solo percibía vagamente la respiración de Bai Yunfei, que parecía estar volviéndose más fuerte a una velocidad muy extraña. Así que continuó esperando y esperando, listo para hacerle frente a cualquier situación que pudiese surgir. ‘Fortalecimiento Exitoso’ ‘Grado de Objeto: Alto’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +10’. ‘Atributo Adicional: fuerza +33’. ‘Efecto Adicional de +10: al atacar con la mano con que se empuña este objeto, el Ataque se incrementa en 150 puntos’. ‘Condición de Fortalecimiento: 22 puntos de alma’. Siendo exitoso su más reciente fortalecimiento, la información circulando en la mente de Bai Yunfei hizo que esbozara una sonrisa, olvidándose temporalmente de todo el cansancio en su cuerpo. Miró el brazalete color ámbar en su mano y murmuró muy contento: "¡Otorga fuerza adicional! ¡Muy bien! ¡Exactamente el atributo que necesito ahora mismo!" Al guardar el accesorio, una repentina fatiga asaltó todos los sentidos del joven. Yunfei apretó los dientes y extrajo a continuación un anillo color rojo brillante. "Estoy por alcanzar mi límite otra vez. ¿Cuántos puntos de alma he gastado ya? No lo recuerdo bien... Deben haber sido cerca de unos 2000. Puedo sentir que está a punto de pasar a la etapa Tardía de Guerrero de Alma. Sin embargo, todavía me quedan cuatro días. No sé qué cantidad de puntos son necesarios para llegar al reino de Espíritu de Alma… ¡Da igual, debo seguir!" "¡Fortalecer!" ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto Destruido’. Bai Yunfei inconscientemente guardaba los objetos destruidos y continuaba sacando otros. "¿Eh? ¿Cuál fue el último fortalecimiento…? ¿Era +9 o +10? No lo recuerdo; estoy llegando de nuevo a mi límite. Pero no importa, necesito aprovechar todo el tiempo que me queda". "¡Fortalecer!" Inicialmente, Bai Yunfei guardó los objetos que logró fortalecer con éxito a +10. Pero al final de cuentas, el fortalecer casi se había vuelto una función mecánica. Fortalecer, fortalecer, y seguir fortaleciendo. Objeto destruido, objeto reemplazado por otro y otra vez a fortalecer. Yunfei ya no podía recordar en absoluto cuantas veces repitió la misma acción, sin siquiera llevar el número de cuantos objetos mejoró ni el nivel de fortalecimiento en los mismos. Lentamente, todas sus herramientas fueron desapareciendo. Todo lo que sabía era una cosa: fortalecer, una y otra vez. Cuando consumía toda su Fuerza de Alma, se desmayaba inmediatamente. Entonces despertaba pocas horas después para continuar. Amanecía, atardecía, anochecía; el ciclo continuaba con un Bai Yunfei centrado en una sola tarea. Y así, siete días transcurrieron en un instante.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500