tres desamores una ciudad

Amargo despertar
En toda esa semana Roch no dejo de hacerle llamadas y escribirle mensajes a Clarice, haciéndola sentir un poco estresada. Luego de colgar nuevamente la llamada de Roch, recibió otra de Víctor quién llevas dos días fuera supervisando un proyecto. -¡Clarice!- -¿Por qué llamas a este número?- -¡Es importante y quería hablarte directo a ti!- -¡Dime ya! -¡El cliente dice que hay un error en el papel decorativo y necesita un cambio ya!- -¡Voy de inmediato!- Salió de la oficina lo más rápido que pudo y llegó al lugar del proyecto y si, hubo un error con los proveedores en el color del papel decorativo, llamó de inmediato para un cambio. -¡Necesitamos el papel ya!-dijo Clarice. -¿Debemos comenzar a quitar este?-preguntó Víctor. -¡Si, hagámoslo!- Buscaron un par de escaleras y comenzaron a despegar el papel de la oficina principal pero Clarice esforzó mucho el brazo para desplegar los papeles que comenzó a sentir molestia en su hombro. Pero necesitaba corregir esto ya, así que siguió con su hombro dolorido. Tardaron casi todo el día en despegarlo y les ayudaron en pegarlo para poder tenerlo listo antes que anocheciera. Clarice no aguantaba el dolor pero no dijo nada a nadie. A duras penas condujo en su auto y al llegar a su apartamento cayó en su cama llorando. Sentía que el dolor empeoraba así que no tuvo más remedio que llamar a Roch. -¡Podrías venir!-dijo Clarice con voz solloza , -¡Te sucede algo!-preguntó Roch con preocupación. Clarice colgó. Roch acababa de salir de una operación que duró 5 horas se sentía fatigado y luego dentro de poco tendría otra, le pidió ayuda a uno de sus colegas que le ayudará esta vez y luego le devolvería el favor. Salió apresuradamente para el apartamento de Clarice, ella abrió ya en bata pues no quería que perdiera mucho tiempo. Luego se acostó sobre la mesa y le pidió masajear su espalda,Roch no perdió tiempo y lo hizo, Clarice comenzó a sentir una pizca de mejoría. Mientras Roch aún seguía masajeando Clarice le advirtió que solo el masaje necesitaba y no quería que el hiciera más. Él se puso triste pero tuvo que aceptar sus condiciones si quería seguir cerca de ella. Al finalizar la sesión Clarice estando profundamente dormida sobre la mesa, Roch intentó despertarla pero fue en vano ella no lo hizo. Así que como ellos le pidió no hacer mad que un masaje, la dejo así y salió. Pasadas una horas Clarice se movió creyendo que estaba en su cama y cayó directo al suelo lastimándose la espalda. Tomó inmediatamente su teléfono: -¿Roch dónde estás?- -En mi casa-respondió Roch con voz adormilada. -¿Me dejaste en la mesa?- -¡Me dijiste que no quería que hiciera nada más que un masaje!- -¡Pero me dejaste aquí sin más!- -! Intenté despertarte y no lo hiciste, creí que te enfadarías si te colocaba en la cama!- -¿Sabes que?¡Eres un idiota !- y colgó. Roch se sintió frustrado por lo último que le dijo Clarice. Al día siguiente en la noche fue a su apartamento a pedir disculpas por lo sucedido, pensó que ella no abriría pero lo hizo. -¿Qué quieres, desconsiderado?- -¡Quiero disculparme!- -¡A la que debe pedir disculpas es a mi espalda, así que hazme un masaje y no me vuelvas a dejar así!- -¡Por supuesto, me disculpare con tu espalda!- Comenzó a masajear y otra vez ella quedó profundamente dormida, Roch no intentó despertarla la tomó en sus brazos y la acostó en la cama, luego se marchó. Clarice despertó al día siguiente y al encontrarse en la cama ,creyó que Roch había dormido allí, pues no recordaba que ella se hubiese ido a la cama,entonces pensó que encontraría un rico desayuno esperándola. Se puso su bata y se dirigió a la cocina, para su sorpresa no había desayuno y mucho menos Roch estaba ahí, se sintió sola y lo llamó. -¿Por qué te fuiste?- -¿No querías que me marchara?- -¡Quería que me prepararas uno de tus desayunos!- -¿Por qué no me lo pediste?- Clarice colgó. Roch se sentía confundido, Clarice lo quería cerca o no. Y comenzó a pensar si el asunto del desayuno solo era una excusa o no. O si Clarice sufría de algún trastorno bipolar. Lo que si sabía era que está chica lo tenía loco.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500