Especialista en Fortalecimiento de Objetos

¡Si quieren luchar, entonces luchemos!
Nada más al oír esas palabras, Bai Yunfei sintió que le cayó encima un rayo. "¡Señor Yunfei, debe ir a salvar a la señorita! El Long Tao mayor dijo que si no iba, entonces la señorita..." Las inquietantes exclamaciones de Ning sacaron a Bai Yunfei de su estado de conmoción. Se dirigió con ella a un rincón oscuro y apartado para decirle con voz profunda: "Cálmate un poco y explícame que ha sucedido primero, para que pueda ir salvar a Meng’er de inmediato". Xiao Ning se limpió las lágrimas de sus ojos y dijo con un ligero sollozo: "Esta tarde, cuando la señorita vio que el señor Yunfei no venía a buscarla, salimos a dar un paseo para buscarte..." "No esperábamos encontrarnos en plena calle otra vez a los hermanos Long Tao. Ellos iban con otros dos miembros muy poderosos de la familia Long; incluso más fuertes que la señorita..." "La atraparon y me dijeron que fuera a buscarte, señor Yunfei. Esperan en un lugar llamado Casa del Placer Oculto, al norte de la ciudad..." Xiao Ning era una niña directa e inteligente. En unas pocas oraciones explicó lo sucedido. Con un rostro cargado de ansiedad, preguntó: "Señor Yunfei, ¿qué hacemos ahora? La señorita fue capturada por esa gente hace casi dos horas. ¡Debes ir a salvarla!" El rostro de Bai Yunfei estaba pálido y sus cejas arrugadas. Deseaba calmarse pero no pudo reprimir la angustia en su corazón. "Espera aquí. No importa lo que pase, ¡definitivamente rescataré a Meng’er!" Diciendo esto, se marchó de inmediato. La razón por la que la Casa del Placer Oculto se situaba en una recluida calle al norte de la ciudad Sauce Verde, ocupando un espacioso y extremadamente lujoso restaurante por el cual casi nadie se adentraba, es debido a que no se trataba de un lugar plenamente público, sino más bien de un punto de reunión y entretenimiento para los ricos y aristócratas de la ciudad. Y por supuesto, los amos de tal lugar eran la familia Long. En el espacioso salón dentro de la Casa del Placer Oculto, cuatro hombres estaban sentados alrededor de una mesa, aparentemente tranquilos, bebiendo vino y comiendo variedades. Dos de ellos eran los hermanos Long Tao, el menor, y Long Tao, el mayor, que parecían tener alrededor de 27 o 28 años respectivamente. En aspecto físico resultaban muy similares, con cejas gruesas y mirada feroz. En un rincón del salón, una joven estaba sentada en una silla grande y lujosa. ¡Era Liu Meng! Demostraba una expresión tranquila, mirando a las cuatro personas que bebían y charlaban. Aunque no tenía las manos ni los pies atados, tampoco se movía; estaba en una especie de estado de inmovilidad, muy seguramente debido a alguna droga especial que le hicieron ingerir. "Yunfei, ¿por qué no has venido todavía...?", suspiró Liu Meng suavemente en su corazón. Sus ojos no pudieron evitar desviarse hacia la puerta, a su vez que mantenía un gesto difícil de describir. "Gran primo, ¿cuándo crees que vendrá exactamente ese mocoso? ¡Hemos estado esperando durante horas!" Long Tao mayor se metió un trozo de carne en la boca y miró en dirección a la puerta. Comenzaba a impacientarse. "¿Por qué te preocupas? Probablemente no ha recibido la noticia todavía. Tarde o temprano vendrá. Comeremos y beberemos hasta hartarnos mientras lo esperamos pacientemente", dijo ese ese al que llamaban gran primo, tomando un sorbo de su cuenco de vino. "¿Gran primo, por qué dejaste que todos tus hombres se marcharan? Si se hubieran quedado, pareceríamos más intimidantes", preguntó el otro Long Tao mirando el solitario pasillo. El gran primo frunció un poco el ceño y dijo: "Esos perdedores, ¿para qué se van a quedar? El enemigo es un Guerrero de Alma en la etapa Intermedia. ¡Aunque tuviéramos a cien subordinados preparados de nada nos servirían! Además, que haya más gente aquí haría que nuestro plan..." ~¡BooM!~ Un fuerte sonido explosivo interrumpió sus palabras, y la puerta de madera salió volando, repartiendo astillas por todas partes junto a una ola de energía que se propagó por el pasillo. Bai Yunfei entró lentamente al lugar con una cara sombría. Luego de echar una rápida mirada a los presentes, vio a Liu Meng en una esquina y se sintió aliviado al comprender que estaba ilesa. Observó a los cuatro hombres que se levantaron de sus taburetes con gestos recelosos, y apretó el puño derecho. Luego se movió ligeramente hacia un lado, situándose en la mejor posición ofensiva y defensiva, entre los hombres y la chica. Miró a Liu Meng y le preguntó: "Meng'er, ¿estás bien?" Antes que Liu Meng abriera la boca para responder, el hombre al que los hermanos Long se dirigían como gran primo resopló y dijo en tono burlón: "Así que tú eres el mocoso Bai Yunfei, ¿eh? Debo admitir que tienes agallas por venir. Es realmente digno que esta mujer confíe tanto en ti. Pero, ¿crees que puedes salvarla por tu propia cuenta?" Bai Yunfei arrugó las cejas levemente al escucharlo. Estaba por responder cuando escuchó la frágil voz de Liu Meng: "Yunfei, ten cuidado. Uno de ellos es un Guerrero de Alma en la etapa Intermedia. El otro es un Guerrero de Alma en la etapa Temprana". El gran primo miró a Liu Meng y sonrió. "Oye, no está mal. Le has dado buena información, pero aunque lo sepa, ¿de qué le serviría? Su fuerza actual es la de un Guerrero de Alma en la etapa Intermedia. Está a la par conmigo. Y con mi hermano y Long Tao mayor aquí también, ¿acaso puede luchar un tres contra uno?" El gran primo giró la cabeza y vio a Bai Yunfei con una sonrisa. No hizo ningún movimiento. Esperaba ver la reacción del joven. Yunfei, todavía con el ceño fruncido, estudió lentamente al hombre durante mucho tiempo antes de preguntar: "¿Qué relación tienes con la familia Long?" Long Tao el menor, de pie al fondo del salón, apartado del foco del conflicto ya que él era solo una persona normal, se puso las manos en la cintura al oír la pregunta de Bai Yunfei y arrogantemente dijo: "¿Podría ser que tienes miedo? Te dije anteriormente que no te atrevieras a ofender a la familia Long. Estos dos caballeros son mis primos. Mi gran primo Long Taogu. Y mi segundo primo Long Taoyi. ¡Han venido específicamente a encargarse ti, el ignorante cultivador de alma que subestimó a los Long!" Las comisuras de la boca de Bai Yunfei se curvearon un poco. Sin embargo, debido a la naturaleza de la situación, no estaba de humor para bromear con los dos nuevos enemigos. Parecía que la familia Long tenía una obsesión bastante grande por el nombre ‘Long Tao’. Se quedó en silencio por un momento, y dijo con un tono aparentemente amigable mientras señalaba a su amiga: "Si es debido a lo que pasó hace algunos días, puedo disculparme. Dejen que me retire junto con ella y todos haremos como si nada hubiera pasado. ¿Qué opinan?" Cuando Long Tao el mayor, que estaba de pie en el extremo izquierdo de la estancia, oyó las palabras de Bai Yunfei, lo miró con los ojos muy abiertos, burlándose como si fuera un idiota. "¿Crees que estás en posición de negociar con nosotros? ¿No entiendes la situación? Déjame decirte..." Sin permitirle acabar sus arrogantes palabras, los ojos Bai Yunfei repentinamente brillaron de un color intenso y feroz. Extendió su mano derecha y la lanza Punta de Fuego apareció instantáneamente. Empujando el suelo con los pies, se lanzó al ataque sin previo aviso. Parecía que la sentencia de muerte ya había sido dictada sobre Long Tao mayor. Una ola de calor se abalanzó hacia él, y la punta ardiente de la lanza ya estaba por alcanzarlo. Long Tao enseñó un rostro despavorido y ya estaba a punto de retroceder con un salto. "¡Ten cuidado!" Long Taogu, a su lado, hizo un movimiento más rápido, dando un grito de advertencia al mismo tiempo que tomaba un taburete y lo arrojaba frente a Long Tao, bloqueando el camino que la lanza trazaba en el aire. La punta del arma se clavó en el taburete y, entonces, con sólo un ligero giro de la mano derecha de Bai Yunfei, se suscitó una explosión de fuego; ¡y el taburete voló en innumerables pedazos ardientes! Los tres cultivadores de alma de la familia Long no tardaron en reaccionar. Cuando el gran primo arrojó el taburete, se retiraron paralelamente a varios metros de distancia, observando lo ocurrido con ojos aterrorizados. "¡Un objeto de alma!", gritó Long Taogu, sin apartar su cautelosa mirada de la lanza Punta de Fuego en las manos de Bai Yunfei. Tras ese primer ataque, Bai Yunfei no se propuso a continuar peleando. En su lugar golpeó el suelo con la lanza, en gesto orgulloso. Se alegraba que el primer golpe de la Estoca de los Tres Pilares hubiese desencadenado el efecto explosivo de su arma. Miró fijamente a los cuatro miembros de la familia Long, diciendo: "Lo repetiré una vez más, dejen que me lleve a la chica y haremos como si nada hubiera pasado". Long Taogu observó a Bai Yunfei cuidadosamente. Le hizo una seña a Long Tao el menor para que tomase más distancia. Después les guiñó un ojo a su hermano y a Long Tao, el mayor, y se mofó de Bai Yunfei; diciendo. "¿Crees que tener un objeto de alma hará mucha diferencia? ¡Mocoso imbécil y arrogante! Ya que has venido hasta aquí, no vas a salir ileso. Aunque si eres lo bastante listo, nos entregará esa lanza y tal vez te perdonemos la vida luego de darte una pequeña paliza". Después de pensarlo un momento, a los segundos cambió sus palabras y dijo de manera presuntuosa: "O qué tal esto, si puedes vencernos a los tres, admitiremos la derrota y nunca más te molestaremos, ¿qué dices?" Bai Yunfei frunció el ceño mientras pensaba: "¡Maldita sea! Debo evitar matarlos, porque de lo contrario, toda la familia Long vendría por mí, y no tengo la fuerza suficiente para enfrentarlos. ¿Qué debería hacer? No puedo emplear la lanza Punta de Fuego. Y en contra de tres personas no estoy seguro de poder ganar…" Mirando alternativamente a sus tres enemigos que lentamente se preparaban para rodearlo, Bai Yunfei apretó los dientes sabiendo que no debía perder más tiempo. "¡No tengo más remedio que hacerlo!" Haciendo desaparecer la lanza de sus manos, se impulsó como una flecha directamente hacia Long Taogu. "¡Si quieren luchar, entonces luchemos!"
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500