Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Un suceso inesperado
Después que Mu Wanqing se marchara, Yunfei, Liliu y Yuhe permanecieron charlando un rato. Qiu Liliu comentaba todo tipo de cosas interesantes que se le ocurrían acerca de la ciudad Sauce Verde. Chu Yuhe susurraba diversas tareas que realizaba en su secta. Y Yunfei les narró todo su viaje hasta el momento, luego que se separasen en la ciudad Roca Caída. Por supuesto, ocultó de manera natural algunas cosas que por evidentes razones no podía mencionar. Sin embargo, las dos chicas parecían sorprendidas al escucharlo, especialmente Chu Yuhe. Cuando escuchó como Bai Yunfei había caído en una trampa en el pueblo Viejo Pozo y después fue perseguido durante tres días seguidos por Zhang Zhenshan, su cara se puso roja de nerviosismo. Y cuando oyó que escapó de Zhenshan luego de una complicada batalla, se veía incomparablemente feliz, tanto que Yunfei y Liliu no pudieron evitar reír al mirarla. No fue hasta el mediodía, en el momento que una persona llegó para avisarles que el almuerzo estaba listo, que dejaron de charlar. Mu Wanqing no apareció durante esa hora. De acuerdo a Qiu Liliu, los miembros de alta jerarquía en la secta comían en otro lugar. Por la tarde, Bai Yunfei, guiado por las dos jóvenes, exploró los variados pasillos de la secta Sauce Verde. El trío conversaba y reía alegremente mientras andaban. Yunfei miró al cielo; era casi de noche. Se detuvo y le dijo a las dos chicas a su lado: "Señorita Qiu, Yuhe, es hora que me marche..." "¿Eh…? ¿Ya te vas?", preguntó Liliu con cierto pesar. Chu Yuhe, por su parte, tenía una pizca de resignación en su rostro. Bai Yunfei sonrió y dijo: "Tengo otras cosas que hacer. Probablemente me vaya de la ciudad mañana o pasado mañana. Pero antes de eso, vendré a despedirme de ustedes". Centró su atención en Chu Yuhe, quien lo miraba de reojo y sonrió suavemente: "Cuando venga a despedirme, le traeré un regalo a mi hermana menor Yuhe. Espero que le guste…" Chu Yuhe se quedó atónita, no obstante fue incapaz de ocultar su alegría, preguntando: "¿En serio? ¿Qué regalo?" "Je, je. Lo sabrás en su momento". Cuando Bai Yunfei levantó la mirada, vio que dos figuras caminaban una al lado de la otra por el sendero en dirección a ellos. Al cabo de un momento, pudo distinguir a una. "¿No es esa la señora Mu? Justo a tiempo, me despediré de ella y luego me iré". Los tres caminaron hacia Mu Wanqing, que también los había visto. Mientras avanzaban, Bai Yunfei detalló al hombre a su lado. Parecía tener unos treinta años, andando con una postura erguida y de rostro atractivo, un raro ejemplo de hombre maduro con firme elegancia. Daba una buena impresión a simple vista. "Ese debe ser You Quingfeng de la secta Madera", pensó Bai Yunfei. Mu Wanqing asintió levemente a Bai Yunfei primero en gesto de saludo, y luego hizo una seña a Chu Yuhe, diciendo: "Ven aquí, Yuhe. Saluda a tu tío You". Ante un extraño, Chu Yuhe solía actuar de manera tímida, pero se acercó a Mu Wanqing como se lo ordenó su maestra; se inclinó y dijo en voz baja: "Es un honor conocerlo, tío You..." "Oh, ¿esta es la niña de la que hablabas? Nada mal. Es educada y sensata, además de talentosa". You Qingfeng asintió con la cabeza a Chu Yuhe y sonrió. Su tono voz era amable y daba una sensación fraternal. Qiu Liliu también hizo una inclinación de cabeza a modo de saludo antes de apartarse a un lado. Bai Yunfei escrutó al hombre una vez más, encontrándose con su gesto sonriente. Asintió con formalidad dirigiéndose a Mu Wanqing y dijo: "Señora Mu, aún tengo cosas que hacer, por lo que no puedo quedarme más tiempo. Quería despedirme de usted primero". "¿Ya te vas, joven Bai? De acuerdo, no te retendré por más tiempo. Mientras permanezcas en la ciudad, si llegas a estar en aprietos, siéntete libre de venir a la secta Sauce Verde. Eres el hermano mayor de Chu Yuhe, después de todo; definitivamente haremos lo posible para ayudarte". "Muchas gracias, señora Mu. Pasaré por aquí una vez más antes de irme de la ciudad Sauce Verde". Mientras Bai Yunfei se retiraba en compañía de las dos chicas, Mu Wanqing reprimió su sonrisa y una expresión reflexiva apareció en sus ojos. "Wanqing, ¿ese es el muchacho que mencionaste, el que tiene una conexión con la secta Fortuna Celestial? No creo que sea más que un joven cultivador; no parece tener nada en especial...", dijo You Qingfeng con algo de confusión. Mu Wanqing sacudió la cabeza y respondió: "Qingfeng, no deberías subestimarlo. Omitiendo su poder, el solo hecho de haber recibido las enseñanzas de Ge Yiyun ya es suficiente para considerarlo diferente al resto de los cultivadores de alma. Además, Qiu Liliu me dijo que, la primera vez que lo vio, tenía una lanza carmesí; un objeto de alma de al menos grado Humano, o incluso puede que grado Tierra. También está el hecho que acabó con la vida del hijo de aquel anciano de la secta Glacial, Zhang Zhenshan. Y pudo llegar hasta aquí en una sola pieza luego de ser perseguido por este último. Eso basta para demostrar que posee habilidades excepcionales". ¿"Oh"? ¿Todo eso sucedió? No lo dijiste antes". You Qingfeng se sorprendió un poco. "En ese caso, es digno de recibir tu ayuda. Si lo apoyas aprovechando el hecho que aún no es tan fuerte, sin duda se sentirá en deuda y en el futuro puede llegar a beneficiar mucho a la secta Sauce Verde". Bai Yunfei bajó la cabeza mientras caminaba solo por el camino de regreso a la ciudad. Sus cejas se arrugaron como si estuviera pensando en algo. "No importa cuál sea la razón; el hecho que la líder de la secta Sauce Verde esté dispuesta a ayudarme es provechoso para mí. No debería haber nada malo en ello. Sin embargo, no puedo evitar pensar que algo no va bien..." "No debo seguir involucrándome con la familia Long. Por lo que puedo concluir, aunque Zhang Zhenshan haya movilizado las fuerzas de la secta Glacial para buscarme, aún no han dado conmigo. Y si la familia Long está asociada con la secta Glacial, igual es posible que no hayan recibido noticias de mi todavía..." "¡La situación se puede volver muy peligrosa si me quedo más tiempo en esta ciudad! Ya he perdido dos días. Buscaré a Meng’er para despedirme y me marcharé de aquí mañana mismo". Al pensar en Liu Meng, Bai Yunfei se sintió un poco desanimado, preguntándose si todavía continuaba enfadada y, considerando el marcharse pronto, un complicado sentimiento le hizo doler el corazón. Los pensamientos de Yunfei se veían perturbados de nuevo, dejándolo con un bajo estado de ánimo. Regresó lentamente a la ciudad, dirigiéndose al sitio donde Liu Meng comentó que se estaba quedando. Cuando llegó a la posada, no encontró a nadie. Bai Yunfei se sintió un poco decepcionado. Tal vez la chica había salido a dar un paseo. En ese caso, no le quedaría más alternativa que volver a la mañana siguiente para verla. Al regresar a su propia posada, se sorprendió de encontrar a una persona esperando en la entrada. ¡Se trataba de Xiao Ning! Tan pronto como Ning vio a Bai Yunfei, sus ojos se iluminaron y corrió rápidamente hacia él, y sólo entonces Bai Yunfei entendió que la niña tenía lágrimas corriéndole por las mejillas. "¡Señor Yunfei, esto no es bueno! ¡Mi señorita fue capturada por la familia Long!"
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500