tres desamores una ciudad

Un dulce despertar.
Reunidos todos pidieron otra ronda de bebidas, luego Bea se levantó para ir al baño y Víctor la acompaño ya que necesitaba contestar una llamada dejando a Clarice y Roch solos en la mesa. -¿Sabes? Esa canción que escogiste es la favorita para los corazones rotos.- dijo Roch -Y la tuya es le menos favorita por todos-respondió Clarice, sonriendo. -¡Eres hermosa pero cantar definitivamente no es para ti! -¡Gracias!¡ Y tú tienes una linda voz, pero creo que ya lo sabías! Después de un momento sin hablar Clarice sin levantar la mirada le preguntó: -¿Cómo era ella? -¿Quién? -Tu ex novia. Roch se sintió incómodo, por fin se acercó a Clarice sin que ella se disgustara, al escuchar esas palabras sintió un golpe en el corazón, tardó en responder: -Un ángel con corazón negro. -Al parecer Ray creía que era mejor que mi- Roch no supo que responder. Bea regresó del baño al igual que Víctor. -¿Otra ronda? preguntó Bea. -¡Por supuesto!respondió Clarice, sorprendiendo a los demás. Entonces pidieron otra ronda más pero Clarice comenzó a sentirse un poco mareada no estaba tan acostumbrada a beber al contrario de los otros. Decidieron que Bea llevaria a Clarice a su departamento en su auto y los demás irían detrás resguardando. Llegaron al estacionamiento del edificio el guardia ya conocía a Bea y los dejó pasar. Roch se bajó de su auto y cargo a Clarice, acompañando de Bea, llegaron al piso 32., abrieron el apartamento , entraron y mientras Bea hablaba por teléfono, Roch acostó a Clarice, y mientras lo hacía ella le susurró al oído: -¡Quiero olvidar a Ray! -¡Quisiera ayudarte a olvidarlo! -¡Quédate conmigo! Al escuchar esto Roch se sonrojo pero al darse cuenta que estaba demasiada borracha que ni siquiera podría abrir los ojos se tranquilizó. Roch iba a salir de la habitación cuando Clarice nuevamente dijo: -¡Quédate conmigo! En ese momento Bea entró . -¿Quieres que Ray se quede? Luego Ray se acercó a Clarice y le preguntó: -¿Quieres que me quede contigo? -¡Si! Bea estaba un poco asombrada y no dio que responder, sacó su teléfono y le pidió a Roch que le preguntará nuevamente a Clarice, mientras ella lo grababa por si Clarice se molesta. -¿Quieres que me quede contigo? -¡Si! Entonces Bea decidió irse pero le dijo a Roch: -¡Se un caballero! -¡si! ¡Obedeceré todo lo que diga ella! -¡No espero menos de tu parte!¡Adios! Bea salió, y el regresó hacia donde Clarice: -¡Si me necesitas estaré en la sala! le dijo y la besó para su sorpresa su beso fue correspondido. -¡Quítame esta ropa!¡Quiero dormir!¡No duermo vestida! Roch enmudeció , no supo que decir. -¡No lo haré! se acercó nuevamente y le dio un beso para despedirse, otra vez su beso fue correspondido y ahora fue un beso que lo atrapó y no lo dejaba ir, más aún cuando ella dijo: -¡Ayudame a olvidar! Aún tenía los ojos cerrados así que no supo que decir pero sentía su dolor, se dejó guiar por Clarice. Se despojaron de toda tristeza, Roch desnudó su corazón, le entregó su más profundos sentimientos, la acarició de una manera que ella no pudiera olvidar fácilmente, recorriendo cada espacio para no dejar ni un rastro de Ray.Y Clarice lo recibió conforme. Fue una noche liberadora. Al día siguiente Roch fue despertado por una brillante luz que iluminaba la habitación en especial la cama, escuchó el cantar tan dulce de un pajarillo muy cerca de la ventana, observó a Clarice que aún no despertaba y se miraba tan bella así que no le despertó. Se levantó y le cocinaría algo delicioso y saludable por si despertaba agotada. Fue a la cocina y comenzó a preparar algo con lo poco que encontró. Clarice fue despierta por un olor tan dulce, se levantó para buscar el origen de ese olor cuando estaba a punto de entrar a la cocina vió de a Roch de espalda y se regresó a la habitación a ponerse una bata, luego fue otra vez a la cocina: -¿ Qué haces aquí? gritó Clarice. -¡ Preparando un desayuno porque puede que estés fatigada por lo de ayer.. -¡ Vete de aquí!¡No quiero verte! -le gritó antes de dejarlo continuar. Roch apagó la cocina y salió del apartamento sin decir nada.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500