El Amor Verdadero

Capítulo XXVII
-Lena, yo te... /Ringggg Rinnngg/ -Evan, están llamando, contesta... -Pero tengo que decirte algo importante... -Solo es un segundo, atiende la llamada... *Vamos Evan, no estoy lista para que me digas que te gusta alguien más*  -Esta bien.....Hola ¿quién es? -Soy Fred Gilabert, ¿estoy hablando a la casa de Evan Gilabert?  -.... Si, espere... usted es ¿mi padre?  -¿Eres tu Evan? Bien, tengo algo que decirte... mañana iré a tu casa para quedarme unos días, tengo que comprobar que tipo de mujer escogiste, no dejaré que estés casado con alguien que le traiga vergüenza a la familia... -¿Me llamaste solo para eso? No puede ser... -No me importa lo que digas, mañana llegaré y espero que me des un buen servicio, adiós... /Colgar/ -Sera posible... -¿Era tu papá Evan? Parece... muy estricto.. -Ach, mañana vendrá para ver qué tipo de esposa tengo, bueno... si solo es eso no será problema, hasta ahora has hecho un gran trabajo como esposa Lena... -Yo no quiero que me estén evaluando... -Ni modo, solo serán unos días, además... no importa lo que diga, yo te cuido Lena... -Espero que lo hagas, vienes de una familia de empresarios, no me extraña que quieran evaluarme... -¿Qué estas diciendo chiquilla? Yo no vengo de una familia de empresarios, mi familia es muy normal, pero no dejan las costumbres de lado... -¿Tu papá y mamá se casaron por un arreglo matrimonial? -No lo sé, es lo más probable... -Y ¿Tú también tenías un matrimonio arreglado?  -Jaja ¿estás celosa?  -Claro que no... Tenías un arreglo matrimonial ¿sí o no?  -No quiero hablar de eso... AH lo que estaba diciéndote hace rato... -Lo siento, no recordaba que quede de reunirme con Ross hoy, ya me voy... luego me cuentas, adiós... -¿Y yo qué hago aquí solo?  -Vete a trabajar, ya es tarde así que volveré pronto...adiós... -*¿Nunca le podré decir que la amo? La próxima vez se lo diré sin tantos rodeos* (Unos minutos después) -Ross, no se que esperaba... yo sabía perfectamente que nunca tendría nada serio con Evan, se también que algún día nos separaremos y claro que Evan tiene derecho a enamorarse y ahora que estaba apunto de decirme que le gusta alguien, no lo soporte e invente esta reunión contigo... -¿Cómo estás tan segura de que le gusta alguien?  -Él me lo dijo claramente... -¿Te dijo quien le gustaba?  -No, me fui antes de que me lo dijera... -¿Entonces cómo estás tan segura de que no eres tú?  -¿Como que yo? Eso sería una locura... hay veces en las que Evan se comporta extraño, pero solo es por molestarme... -Lena, lo único que puedo recomendarte, es que lo escuches con tus propios oídos, que él te diga quién le gusta ¿bien? La próxima vez que Evan te quiera decir quién le gusta, escúchalo hasta el final... o sino dícelo tú, ¿qué tan difícil es decir "te amo"?  -Bien, seré valiente y afrontaré la realidad, gracias por escucharme... pero olvídate de que yo le diga que me gusta... -Tal vez debería estudiar psicología y cobrarte, me haría millonaria... -Que mala...  -Bueno, eso es todo, tengo que irme porque Anthony me está esperando, tú tienes trabajo que hacer... -¿Qué cosa?  -Tienes que mudarte a la habitación de Evan, Lena... recuerda que mañana vendrá su padre y no puede ser que una pareja de casados estén en habitaciones diferentes... -Oh Dios, se me había olvidado... tengo que volver a dormir con Evan... -No se porque te asustas... ni que hicieran algo más que dormir... -Ross, no digas esas cosas... -Bueno, ya me voy...  -Esta bien, nos vemos... (Al día siguiente) -Mi padre dijo que llegaría en la tarde, así que tienes toda la mañana para mudarte a mi habitación, te hubieras mudado ayer, pero no quisiste... -No tengo que dormir contigo si no hace falta... -Como sea, vendré una hora antes de que llegue mi padre, ¿está bien?  -Si, bien... que no se te olvide Evan... - No se me va a olvidar... bueno, ya me voy... -Bien, que te vaya bien... -Por cierto, ¿cómo me dirás cuando llegue mi padre?  -¿Evan?  -Claro que no, tienes que decirme, mi cielo o cariño... -Te diré Evan y punto... -Que poco amorosa, yo te diré "mi vida"...  -Awww me empalagas de amor, cariño... -Jaja bien, ahora si me voy, adiós... (Unos minutos después)  -Bueno, tengo algo de tiempo antes de que llegue el padre de Evan, será mejor que empiece ya... ahora que lo pienso, Evan es muy coqueto aún cuando le gusta alguien, no debería hacer eso...  (Unas horas más tarde) .Bien, ya terminé de pasarme al cuarto de Evan y también preparé la habitación de su padre, hora de esperar a que llegue Evan... está loco si cree que le diré cariño o alguna otra tontería... /Tock tock/  .Por fin llega..... Oye, pensé que nunca llegarías... ¡Señor!  -¿Tu eres Lena Agmart?... me presento, soy Fred Gilabert, el padre de Evan y estoy aquí para ver qué clase de esposa tomó mi hijo... -*¿Cómo? Pero Evan no ha llegado todavía, ¿Qué haré? No, contrólate Lena, primero haz que pase*... Señor, por favor pase adelante, Evan no ha llegado todavía... póngase cómodo, ahora le haré una llamada a Evan para avisarle que está aquí... -Bien, date prisa... -S..si, con su permiso... /Llamando/  -Espera Anthony, tengo una llamada de Lena... ¿Sí, qué pasa?  -¡Evan! Tienes que venir aquí ahora... -¿Pasó algo? -Tú papá está aquí, llegó antes... -¿Que? Voy ahora mismo, no dejes que te moleste ¿bien? -Por favor ven rápido... -Si, estaré ahí en un momento... /Colgar/ -¿Qué pasa Evan? ¿El deber llama? Jaja -Callate Anthony... -Bien, yo me encargo del trabajo restante... no dejes que tu padre gane... -No lo hará... (Unos momentos después)  -¡Lena! Ya estoy aquí...  -Evan, al fin llegas... tu papá está en la sala... -Bien, gracias por aguantar sin mí, Lena... -Esta bien, vamos... -Padre... -Al fin llegas, ¿estabas trabajando?  -Así es...  -¿Abandonas tu trabajo por ayudar a tu mujer?  -No deje de un lado mi trabajo, Anthony lo está manejando... -Ah, ese chico ¿todavía son amigos? No se porque escoges amistades tan extrañas, ese tipo nunca me agrado... -No hables así de Anthony... no voy a tolerar que hables mal de él ni de nadie cercano a mí... -¿Ahora te defiendes? Ja, no me sorprendería que la mujer que escogiste también sea extraña... -¿Qué dijiste?  -Pero no importa, para eso estoy aquí, para comprobar que tipo de esposa es ella, si no me agrada, por ley familiar tienes que casarte con alguien que yo escoja para ti, la última vez rompiste tu compromiso con Jimena, veamos por quien la cambiaste... -Ya dijiste suficiente, padre... -Ire a mi habitación, hasta ahora tu esposa me ha tratado bien, puede que tenga posibilidades de pasar, nos vemos en la cena...  -Lena, ¿estás bien?  -Estoy bien, no te enojes tanto Evan, tienes que calmarte y esperar por su aprobación... -No, dije que te cuidaría, no dejaré que te trate como él quiera... -Cuando estaba con él, de alguna manera parecía sentirse solo, ¿con quién vive tu padre, Evan?  -No lo sé, desde que me fui de casa solo hemos hablado un par de veces, nunca me importó mucho lo que le sucediera... -Tienes que buscar en su corazón Evan, no puedes simplemente rechazarlo... por cierto ¿quién es Jimena?  -Ah, no es nadie... eso es cosa del pasado... -¿En serio?  -Claro que sí, ¿estás celosa?  -Por supuesto que no, mejor vamos pensando en la cena...  -Es cierto, yo la prepararé... -¿Tú? Claro que no, lo haré yo... tu padre evaluará mi comida no la tuya... -¿La hacemos juntos? -Bien, entonces ayúdame... -Si *Lena quedaría descalificada inmediatamente si mi padre probara su comida* (Unos momentos después)
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500