Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Escape
Ya decidido, Bai Yunfei no titubeó en lo más mínimo. Echó un rápido vistazo a Zhang Zhenshan, y giró su cuerpo, precipitándose al camino izquierdo, en dirección al bosque. "¿Ahora planeas huir? ¡Demasiado tarde!" Tan pronto como Bai Yunfei se movió, Zhang Zhenshan inmediatamente comprendió sus intenciones de escapar y comenzó a perseguirlo. Sin embargo, cuando Yunfei estaba a sólo una docena de metros de distancia, la lanza carmesí desapareció de sus manos; entonces se dio la vuelta bruscamente durante la carrera, agitando el brazo tan rápido como un rayo. Dos destellos metálicos fueron disparos de sus manos directamente a Zhang Zhenshan. ¡Dagas arrojadizas! Zhang Zhenshan quedó pasmado un instante al entrever las dagas. El hecho que su oponente tuviese todavía varios trucos bajo la manga era inesperado. Sin embargo, eso fue todo. Aunque el ataque de Bai Yunfei fue sorpresivo y veloz, no representaba una amenaza para él. Realizando un sencillo movimiento horizontal, las dagas pasaron por un lado de Zhang Zhenshan sin necesidad de disminuir su velocidad. Pero tan pronto como esquivó el primer par, otras tres más fueron disparadas en sucesión. Con una mirada vidriosa en sus ojos, Zhang Zhenshan volvió a ladear su cuerpo, esquivando los proyectiles dirigidos a su hombro izquierdo y cabeza. ¡Además, tomó la última daga delante de su cara con la mano derecha! Para él, mientras llevase puestos sus guanteletes Seda de Hielo, atrapar las dagas arrojadizas era similar a atrapar piedras. "Mocoso arrogante…" En el momento en que Zhang Zhenshan frunció los labios, expresando su desprecio, oyó el grito miserable de una criatura a sus espaldas. Disminuyó su velocidad, y su semblante cambió ligeramente. Volviendo la cabeza muy rápidamente para ver lo que ocurrió con exactitud, observó que la rata gris rastreadora, anteriormente oculta entre la hierba desde el principio de la batalla, estaba clavada al suelo por una de las dagas. "¡Tú, desgraciado!" La expresión de Zhang Zhenshan se endureció. Luego se llenó de ira. Centró su atención en Bai Yunfei, acumulando su Fuerza de Alma para ganar velocidad; fue tras de él tan rápido como pudo. "¡Zhang Zhenshan! ¡¿No quieres de regreso las dagas Hielo Plateado de tu hijo?!" Después de haber dado solo dos pasos, oyó el fuerte grito de Bai Yunfei, quien sacudió su mano derecha y le arrojó dos destellos de metal frío. "¿Qué?" Zhang Zhenshan se puso pálido y su corazón vaciló. Pero entonces distinguió que aquello que su enemigo le lanzaba no eran las dagas Hielo Plateado, sino otras comunes y corrientes. "¡Hmph, no conseguirás distraerme con solo palabras!" Con una mirada de indiferencia gélida, ni siquiera intentó esquivar. ¡Le bastó con agitar su mano derecha para tomar esas mismas dagas y lanzarlas de vuelta! Bai Yunfei se inclinó para evitarlas, y al enderezarse, hubo una pizca de recelo en sus ojos. Sin embargo, casi al instante fue reemplazo por un ceño de determinación. Mirando a Zhang Zhenshan, que estaba a menos de diez metros detrás de él, Bai Yunfei gruñó y disminuyó su velocidad por iniciativa propia. Agitó su mano derecha para disparar otras cuatro dagas a sus espaldas. Inmediatamente después, dejó el brazo suspendido en el aire. Sus músculos se hincharon y, un destello azul como el hielo se asomó en su mano; lo disparó con todas sus fuerzas. ¡Aquel destello azul no era otra cosa que la Espina de Hielo! El rostro de Zhang Zhenshan permaneció inalterable al agitar la mano derecha, dejando una sombra de imagen residual y derribando los cuatro nuevos proyectiles. Pero, cuando estaba por usar los Pasos de Hielo, su expresión cambió abruptamente. Una luz azul pálida cubrió los menos de diez metros de distancia que lo separaban de Bai Yunfei, volando directamente a sus ojos. Muy rápido; aquello era demasiado rápido. No se comparaba en absoluto a la velocidad con que fueron arrojadas las dagas anteriores. Simplemente no hubo espacio de tiempo para Zhang Zhenshan reaccionara. Subconscientemente trató de bloquear con la mano derecha mientras hacía todo lo posible para desviarse a un lado. ~!PaF!~ Un suave sonido fue lo que se escuchó, pero en el corazón de Zhang Zhenshan fue un gigantesco estruendor. La Espina de Hielo hizo contacto con su palma derecha. El guantelete derecho Seda de Hielo, aunque era de grado Humano Alto, siendo superior al de la Espina que era Humano Ordinario, fue incapaz de retener el impacto. La fría esquirla de hielo le atravesó la palma de la mano, saliendo por el dorso sin obstáculo alguno que le hiciera perder velocidad. Acto seguido, perforó el hombro derecho de Zhang Zhenshan, emitiendo un ruido sordo. Un rastro de arrepentimiento apareció en los ojos de Bai Yunfei antes que apretase los dientes y volviera la cabeza al frente. Zhang Zhenshan vio como Bai Yunfei se internaba en el bosque, desapareciendo lentamente a la distancia. Tuvo que detenerse, con un indicio de perplejidad en sus ojos al mirar su palma derecha y hombro, perforados, y una expresión sumamente desagradable. Extendió su mano izquierda para sujetar la esquirla incrustada en su hombro, sacándola de un solo y fuerte tirón. La sangre brotó de la herida a borbotones, aunque rápidamente contuvo la hemorragia. Con la Fuerza de Alma circulando en su cuerpo, Zhang Zhenshan se trató ambas heridas. Una vez más alzó los ojos para ver la dirección en la que escapó Bai Yunfei. Al final, dio un paso y suspiró pesadamente, resignado. "Resulta que... he dejado a un joven Guerrero de Alma salirse con la suya y escapar". Pensando en esto, Zhang Zhenshan sacudió su cabeza con frustración. "¿Esto se debió a que consumí mucha Fuerza de Alma para llegar hasta aquí? ¿O será que estaba tan hambriento de venganza que lo subestimé?" Después de contemplar el panorama vacío, Zhenshan sacudió su cabeza una vez más y se dijo a sí mismo: "No, el principal motivo fue su poder, de nada sirve poner excusas... Es bastante hábil para encontrarse en la etapa Intermedia de Guerrero de Alma, pero sus habilidades mentales están mucho más desarrolladas de lo que cabría esperar. Aunque su experiencia de combate no sea la gran cosa, su capacidad para analizar la situación y tomar decisiones es sencillamente brillante". "Y también, como dato muy importante, están esos objetos de alma que posee…" Sosteniendo la Espina de Hielo frente a sus ojos, recordando varios aspectos extraordinarios de la batalla, la confusión así como la incredulidad aparecieron gradualmente en su rostro. "Esa lanza carmesí, la armadura Seda Dorada y esta Espina de Hielo... Cada una de sus herramientas iba más allá de mis expectativas. Una explosión con poder elemental de fuego que no debería ser posible; una palmada directa cuyo daño debería haber sido insoportable, pero que él recibió sin mucha preocupación; y la Espina de Hielo, que en un principio pude contener con mi guante…" Zhang Zhenshan miró fijamente la Espina. Parpadeaba recordando cada detalle de la batalla. Y después de varios minutos, luego de controlar por completo el sangrado en la herida de su palma derecha, sus ojos brillaron intensamente. Pareció comprender algo. Sorprendido, se dijo a sí mismo: "¡Espera! Esta Espina de Hielo... ¿Acaso podría ser…?" Aparentemente, pensó en algo que consideraba absurdo e hizo un gesto despectivo. Volvió a hablar para sí mismo: "Estoy realmente confundido. Si es cierto o no, no lo sabré hasta intentarlo..." Después de decir eso, blandió la Espina de Hielo y la disparó hacia adelante. Cuando la herramienta salió de su mano, el asombro apareció inmediatamente en la cara de Zhang Zhenshan. "¡Es verdad, este objeto absorbe Fuerza de Alma para ganar más potencia!" Entonces se quedó mirando fijamente la Espina de Hielo todavía en pleno aire, con los ojos abiertos de par en par. Incluso entreabrió la boca involuntariamente, aún más sorprendido. "Esa velocidad... ¿cómo es posible? ¡¿Cómo es posible?!"
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500