Contra los Dioses

Un cambio drástico (2)
"¡Sí! Mañana por la mañana, todos los del Clan Xiao se reunirán aquí. Personalmente me aseguraré de que no falte ninguno". Xiao Yunhai se comprometió rápidamente. "¡Muy bien! Nuestro tiempo es realmente precioso, sólo tenemos el día de mañana. No quiero que haya ningún problema inesperado". Xiao Kuangyun dijo indiferentemente, y luego inclinó la cabeza, "Todos ustedes son descendientes del estimado Anciano Xiao Zheng, es justo que traigamos este regalo. Xiao Ba, presenta el regalo". El llamado Xiao Ba se adelantó y puso una caja de madera delante de Xiao Yunhai, su rostro no mostraba ninguna expresión. Xiao Yunhai la recibió con manos temblorosas y una cara llena de inquietud, "Gracias... Gracias por el generoso regalo de la Secta Xiao, no puedo agradecérselo lo suficiente". "La caja contiene un 'Polvo de Apertura Profunda'. Puede despejar las venas profundas, permitiendo a una persona cultivar mucho más rápido durante un cierto período de tiempo. También tiene un muy buen efecto reconstituyente en las venas profundas que han sido dañadas por cualquier razón. Incluso entre nuestra Secta Xiao, esta es considerada una medicina muy efectiva". La implicación era que... como era una medicina efectiva para la Secta Xiao, entonces para ellos, sería considerada un elixir divino de primera clase. "También tiene un muy buen efecto reconstituyente en las venas profundas que han sido dañadas por cualquier razón "... Esta frase causó que el rostro de Xiao Lie, que había estado en silencio, reaccionara repentinamente. Sus ojos dejaron escapar una extraña luz, pero inmediatamente suspiró hacia adentro mientras su expresión se atenuaba. Xiao Yunhai puso cuidadosamente la caja de madera a un lado, y luego dijo con una cara llena de gratitud, "Ya que es una medicina de la Secta Xiao, sus efectos deben estar más allá de nuestra imaginación. No sé cómo nuestro Clan Xiao será capaz de devolver el gran favor del Joven Maestro Xiao... Ya que el Joven Maestro Xiao no necesita descansar, ¿qué tal si hago que algunas personas les lleven a dar una vuelta por nuestro Clan Xiao o por la Ciudad de las Nubes Flotantes? Aunque esta es una pequeña ciudad, tenemos algunos lugares que pueden alegrar sus ojos". Viendo que Xiao Kuangyun no movía la cabeza, Xiao Yunhai inmediatamente extendió la mano y arrastró a Xiao Yulong, "Este es mi hijo, Xiao Yulong. Su edad es similar a la del Joven Maestro Xiao. ¿Qué le parece si lleva a todos a dar un paseo?". La intención de Xiao Yunhai era muy clara. Quería, en la medida de lo posible, que Xiao Yulong fuera el primero en mezclarse y familiarizarse con Xiao Kuangyun. De esa manera, las posibilidades de que fuera llevado de vuelta a la Secta Xiao aumentarían aún más. Si podía causar una buena impresión en Xiao Kuangyun, entonces era posible que se ganara la protección de Xiao Kuangyun una vez que entrara en la Secta Xiao, por lo que su posición se elevaría aún más rápidamente... "Mi nombre es Xiao Yulong, ser testigo de la elegancia de los nobles invitados de la Secta Xiao es la fortuna de toda una vida". Xiao Yulong se adelantó, con un rostro humilde y modesto. Xiao Kuangyun miró a Xiao Yulong y dijo indiferentemente, "Bien, entonces llévanos a dar un paseo. He estado en los lugares populares por mucho tiempo, no estaría mal echar un vistazo a las áreas remotas. El resto de ustedes pueden dispersarse. No me gusta que me sigan demasiadas personas. Los encontraré cuando los necesite". "¡Sí, sí!". Xiao Yunhai respondió asintiendo rápidamente, "Si ustedes, caballeros, necesitan algo, por favor, díganlo inmediatamente a cualquiera de los presentes". Yulong, por favor cuida bien de nuestros honorables invitados". "Sí, padre". Xiao Yunhai y los cinco ancianos se fueron respetuosamente. La gente de la Secta Xiao llegó más tarde de lo esperado, así que naturalmente los asuntos oficiales se retrasarían hasta el día siguiente. Xiao Yulong se puso de pie a un lado de Xiao Kuangyun y se inclinó, mostrando una actitud relativamente humilde. Su cara reveló una sonrisa, "Joven Maestro Xiao, aunque esta Ciudad de las Nubes Flotantes es pequeña, tiene todo lo que uno esperaría que tuviera. No sé si el Joven Maestro Xiao quiere experimentar primero el bello paisaje, los finos manjares, o... ¿las bellas mujeres? Viendo la vaga sonrisa en la cara de Xiao Yulong, los ojos de Xiao Kuangyun se iluminaron y una lujuriosa sonrisa apareció en su cara, "Como hombre, ¿qué crees que deberíamos ver primero?". ¿Cómo podría Xiao Yulong no saber qué clase de persona era por su pálida cara? Inmediatamente se rió un poco y dijo, "¡Puedo decir que el Joven Maestro Xiao es un verdadero hombre con tan solo un vistazo! Como hombres de verdad, obviamente deberíamos experimentar primero las cosas que un hombre de verdad disfruta. Aunque nuestra Ciudad de las Nubes Flotantes es una pequeña ciudad, la Casa de la Fragancia Celestial de nuestra ciudad es conocida en todas partes. Más de unas pocas personas viajan cientos de kilómetros por su reputación. ¿Deberíamos dar una vuelta por allí primero?". "Tú, muchacho, eres bastante sensato". Xiao Kuangyun, con una pequeña mueca en sus labios, miró a los ojos de Xiao Yulong por un momento, "Vamos". Los pasos de Xiao Yulong fueron rápidos al adelantarse para marcar el camino. Cuando estaban a punto de irse, la silueta de una hermosa chica apareció en la línea de visión de Xiao Kuangyun. La figura de la chica era maravillosamente conmovedora y delicada hasta el extremo. Mirando desde lejos, su físico era tan elegante que era simplemente indescriptible. Bajo la larga falda azulada, se podía distinguir un par de delicadas y delgadas piernas. Su vestido flotaba tras su lento caminar y sus joyas destellaban ocasionalmente en su delicada figura femenina. Los perfectos arcos de su cintura, pechos y nalgas eran sumamente hermosos y encantadores. Irradiaba un incomparable encanto que podría estremecer el alma de cualquiera y tenía una especie de apariencia y actitud orgullosa que trascendía este mundo. La boca de Xiao Kuangyun se abrió ampliamente y todo su cuerpo se congeló en el acto. Sus ojos miraban fijamente esa exquisita silueta en la distancia. Completamente perdido y encantado, creyó que estaba viendo a una diosa o a una especie de hada de las leyendas. Como si notara su mirada, la chica inclinó su rostro hacia él, le dio una mirada fría, luego giró la cabeza y entró en el patio. Al ver el rostro de la chica cuando giró la cabeza para mirarle, el cuerpo de Xiao Kuangyun tembló, como si todos los huesos de su cuerpo se hubieran ablandado y derretido. Aún no lograba recuperar sus sentidos, incluso después de que Xia Qingyue hubiera desaparecido de su vista. Tras la repentina e inoportuna aparición de Xia Qingyue, el corazón de Xiao Yulong se sobresaltó, mientras rezaba para que Xiao Kuangyun no la viera. Pero desafortunadamente, Xiao Kuangyun la vio y también mostró la misma reacción que mostraban la mayoría de los hombres la primera vez que veían a Xia Qingyue en persona... No, su reacción fue aún más exagerada. El corazón de Xiao Yulong se estremeció... En esta pequeña Ciudad de las Nubes Flotantes, ¿cómo podría una mujer escapar de los ojos de Xiao Kuangyun? Y una vez que Xiao Kuangyun había puesto sus ojos en ella, también significaba que Xiao Yulong ya no sería capaz de obtener a Xia Qingyue en esta vida. Sin embargo, inmediatamente apretó los dientes ligeramente y, de pie junto a Xiao Kuangyun, agitó su mano frente a su cara y susurró en voz baja, "¿Joven Maestro Xiao?". "Esa chica... ¿quién es esa chica? ¿Quién es ella?". La expresión de Xiao Kuangyun era de confusión e incluso su voz temblaba de excitación, "Este mundo... ¡en realidad tenía una mujer así de hermosa! Todas mis esposas y concubinas... todas las mujeres con las que he jugado... incluso sumadas no se compararían con ella... Un hada... es simplemente un hada...". Xiao Kuangyun había sido llevado a tal estado de excitación que se había vuelto incoherente. Una luz en sus ojos ardía casi hasta el punto de la combustión. Xiao Yulong cambió a una actitud bien intencionada y dijo con una sonrisa en su cara, "Se llama Xia Qingyue y es la mujer más hermosa de nuestra Ciudad de las Nubes Flotantes. Ella realmente tiene la figura de un hada". "Xia... Qingyue. ¿Xia? Entonces, ¿no es miembro del Clan Xiao?". "¡Claro!". Xiao Yulong asintió con la cabeza mientras sus ojos se entrecerraban y decía claramente, "Ella no es miembro de nuestro Clan Xiao, sino que es la hija del mercader más rico de nuestra Ciudad de las Nubes Flotantes. Se casó con nuestro Clan Xiao hace sólo tres días, con el nieto del Quinto Anciano, Xiao Che". "¿Qué? ¿Está casada?". La expresión de Xiao Kuangyun reveló su decepción y, en un instante, se convirtió en unos celos ardientes y un deseo extremadamente intenso, "¡Está realmente casada! Y se ha casado con tu Clan Xiao... ¡Eso es absolutamente ridículo! ¡¿Cómo podría el nieto de un anciano del Clan Xiao ser digno de este tipo de hadas?!”. “¡Bien! ¡El Joven Maestro Xiao tiene toda la razón!". Xiao Yulong aceptó rápidamente, "Sólo una persona con la cantidad de talento de un dragón como el Joven Maestro Xiao puede ser digna de este tipo de hadas. El Joven Maestro Xiao no sabe que aunque la persona con la que se casó es el nieto de un anciano, es en realidad la persona más inútil de nuestro Clan Xiao... Sus venas profundas han estado dañadas desde su infancia. Incluso ahora, sólo está en el primer nivel del Reino Profundo Elemental. Es una absoluta vergüenza para nuestro Clan Xiao". "¿Q... qué?". El rostro de Xiao Kuangyun se volvió completamente pálido y sus manos comenzaron a temblar, "¡Esta belleza está casada con una basura como esa! ¡Esto es absolutamente imperdonable... imperdonable!". "¡Esa clase de mujer debería pertenecerme a mí, Xiao Kuangyun! ¡¿Cómo podría un pedazo de basura del Clan Xiao ser digno de ella?!". Xiao Kuangyun gruñó en voz baja, las llamas de sus celos se encendieron. Inmediatamente caminó hacia el patio en el que Xia Qingyue acababa de entrar. Había caminado sólo dos pasos cuando una voz fuerte y profunda sonó detrás de él, "Joven Maestro, el maestro de la secta lo ha nombrado para venir aquí para que tenga una experiencia de aprendizaje. ¡El maestro de la secta le advirtió específicamente que no debe hacer nada que disminuya la reputación de la secta! Eso incluye arrebatarle la esposa a alguien más". Xiao Kuangyun se detuvo, toda su cara estaba llena de lujuria y desacuerdo. Sin embargo, aun así, dejó de moverse obedientemente. Xiao Yulong miró a ese anciano llamado Xiao Moshan con asombro... Parece que no sólo acompañaba y protegía a Xiao Kuangyun, sino que también era su supervisor. Una sola frase fue suficiente para asustar a Xiao Kuangyun y lograr que se detuviera. Además, escuchando sus palabras, era evidente que este Xiao Kuangyun ya les había arrebatado las esposas a otras personas en el pasado. La mirada de Xiao Yulong vaciló, rápidamente se acercó a Xiao Kuangyun y dijo en voz baja, "Joven Maestro Xiao... Si ha puesto sus ojos en esa Xia Qingyue, no necesariamente tiene que usar la fuerza para tomarla, hay muchos métodos para hacer esto". “¿Métodos? ¿Qué métodos?". Xiao Kuangyun giró la cabeza y lo miró fijamente con una mirada ardiente. Xiao Yulong se inclinó inmediatamente hacia su oído y rápidamente le susurró. Cuando terminó de hablar, los ojos de Xiao Kuangyun se iluminaron, y las comisuras de su boca revelaron el rastro de una sonrisa impaciente y lujuriosa. "Esta información llegó a mi recientemente y no se la he dicho a nadie, nunca pensé que sería perfecto para ayudar al Joven Maestro Xiao". Al ver la sonrisa fea y lujuriosa sonrisa de Xiao Kuangyun, el corazón de Xiao Yulong se llenó de odio, pero su rostro aún conservaba una sonrisa obediente. "Muy bien, muy bien". Xiao Kuangyun asintió lentamente con la cabeza. "Parece que al Joven Maestro Xiao le gustan las mujeres hermosas. De hecho, dentro de nuestro Clan Xiao, hay más bellezas aparte de Xia Qingyue", dijo Xiao Yulong en voz baja. "El Quinto Anciano Xiao Lie tiene una hija que acaba de cumplir quince años este año, pero ya es una belleza sobresaliente. Incluso podría compararse con Xia Qingyue... No sé si el Joven Maestro Xiao tiene algún interés...". "¿Quince años... y es casi tan hermosa como esa hada?". Los ojos de Xiao Kuangyun lo miraron ferozmente, revelando un brillo como el de un lobo. Al ver la mirada en sus ojos, Xiao Yulong supo lo que debía hacer a continuación. Una vez más se inclinó hacia Xiao Kuangyun y dijo en voz baja, "Si el Joven Maestro Xiao está interesado, entonces esto será aún más fácil. El método es realmente simple, sólo tenemos que...". Xiao Yulong se inclinó hacia el oído de Xiao Kuangyun y le susurró de nuevo. "¡Ja, ja, ja, ja! Ja, ja, ja, ja...". Xiao Kuangyun comenzó a reírse maniáticamente mientras la mirada obscena de sus ojos se intensificaba, "Cuando regrese, debería agradecerle a mi padre por dejarme conocer a dos de las mujeres más hermosas del mundo a la vez... Parece que no he venido a este lugar en vano después de todo". Su mirada se volvió hacia Xiao Yulong. Luego asintió lentamente con la cabeza, "Te llamas... Xiao Yulong, ¿verdad?". "¡Sí, sí! Soy Xiao Yulong". Xiao Yulong mostró emoción en su rostro, como si fuera un gran honor que Xiao Kuangyun recordara su nombre. "Eres bastante bueno, nada mal. Si estas dos cosas se resuelven con éxito, entonces después de que regresemos a la Secta Xiao, deberías quedarte a mi lado", Xiao Kuangyun dijo con los ojos entrecerrados. "¡Ah!". Todo el cuerpo de Xiao Yulong tembló y sus ojos se abrieron de par en par con excitación. Cuando logró reaccionar, rápidamente se arrodilló delante de Xiao Kuangyun, inclinándose firmemente, "¡Yulong agradece al Joven Maestro Xiao por su gran amabilidad! ¡Si puede permanecer al lado del Joven Maestro Xiao, entonces Yulong definitivamente le será leal, y lo servirá con todo su corazón!". Este resultado causó que el corazón de Xiao Yulong latiera salvajemente con una agradable sorpresa... Poder entrar en la Secta Xiao ya era una hazaña equivalente a alcanzar el cielo en un solo paso. Sin embargo, ser capaz de seguir al hijo del maestro de la secta era una cosa completamente diferente. Era algo que Xiao Yulong jamás se habría atrevido a imaginar en el pasado.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Contra los Dioses

Populares

Populares

close 0/500