AULLIDO-Garras y espadas

¡Bienvenidos al reino Ameyda!
A las puertas del reino Ameyda llega una carabana y esto de inmediato fue avisado al rey, este ordena que dejen pasar a las visitas y que algunos guardias lo escolten, llegando a la entrada del castillo se detiene la carabana y del carruaje elegante se bajan tres hombres, acompañados por los guardias de Ameyda se dirigen hasta la sala de reunión con el rey Michael y Jack, al llegar junto a ellos los dos guardias se retiran y cada uno de los tres hombres de la carabana se presentan ante el rey-Me llamo Dámaso, soy el capitán de Rios-dice el primer hombre-Me llamo Felipe, soy el sub-capitán de Rios-dice el segundo hombre-Yo soy Julián, uno de los mejores cazadores de bestias que hay en Rios-dice el último, terminando la presentación de los tres enviados de Rios, el rey presenta a su capitán y hablan lo más pronto posible sobre la cacería de lobos que estan organizando. Michael:-Bien, hablaremos de lo interesante, cuantos de ustedes con nosotros van a atacar. Dámaso:-Todos nuestros habitantes son cazadores, la mayoría querrá participar. Jack:-Qué clase de armas utilizarán. Felipe:-Utilizaremos espadas, catapultas, arcos y flecha, redes de metal para atraparlos, cadenas para atarlos y algunos inventos nuestros que aún no hemos utilizado. El rey pide hablar a solas con Dámaso y en ese tiempo Jack debe llevar a Felipe y a Julián a un paseo por el reino, recorrieron por el centro y luego por el lado este donde los soldados forjaban nuevas armas para reemplazar a las que se destruyeron en el ataque, también pasaron por el lado oeste pero el ingreso era prohibido, entonces Jualián le pregunta a Jack-¿Qué tienen en este lugar?-Jack le responde-Ninguno de nosotros tiene acceso a ese lugar, solo el rey entra cada vez que quiere-Felipe comentó de que el rey los llamó porque hace tiempo el reino de Rios al igual que Ameyda, intentaron gobernar a los lobos, provocando una gran guerra entre los de Rios y los lobos del gran bosque, apartir de allí el bosque fue impenetrable para los humanos excepto por una pequeña parte hacia el este del bosque , este comentario llamó la atención de Jack pues se enteró que los de Rios ya sabían por donde entrar al bosque si querian atacar, además le pareció raro de que el si pudo entrar al bosque y Juan también, el capitán tenía tantas preguntas y sabía que solo los lobos podía sacarlo de dudas. Un soldado enviado del rey les avisa que deben regresar devuelta al castillo pues ya concluyó su charla con el capitán de Rios, además este soldado debía buscar al sub-capitán para llevarlo al castillo y que sea parte de la reunión, Jack y los miembros de Rios se dirigen devuelta al castillo, al llegar allí esperan al sub-capitán pero Jack ya sabía que Juan no estaba en el reino sino que estaba en el bosque siendo prisionero, otro soldado ingresa junto a ellos para avisar al rey que no pudieron encontrar al sub-capitán, entonces este manda a una tropa para buscarlo en todo el reino, más tarde sin logro alguno devuelta informan al rey de la búsqueda fracasada y lo único que les quedó por pensar fue que salió del reino y fue atacado por los lobos, el rey Michael da la orden de buscarlo fuera del reino hacia el bosque de los lobos y así salen soldados del reino tras la búsqueda de Juan. Cae la noche y los soldados aún no han regresado y la reina Diana invita a cenar a los miembros de Rios mientras que el rey solicita hablar con Jack a solas, se apartan hacia el jardín para hablar mejor. -Sabes lo que me comentó el capitán de Rios(le dice el rey). -No(le contesta Jack). -Me dijo que antes de llegar, mandó a hombres de Rios a atacar el bosque de los lobos. -IMPOSIBLE!(dice sorprendido). -Resulta que el bosque tiene una pequeña zona por donde entrar y utilizaron una trampa. -Trampa? -Efectivamente, enviaron a hombres a atacar pero estos eran solo un señuelo. -Cómo dijo? -Si, como escuchaste, enviaron hombres de señuelo mientras que los verdaderos soldados atraparon a un lobo. -Un lobo? de qué color era? cuántos metros medía? -Qué? -Lo siento es que pensé que eran dificil de atrapar. -Pues parece que no, lo traerán a nuestro reino al amanecer, lo vamos a encerrar. Tras esta charla, Jack queda preocupado pues no sabe si atraparon a Laika o a su amigo y prefiere no cenar junto a los otros, mientras el rey cena con la reina y los otros miembros de Rios llega un mensajero interrumpiendolos-Señor, disculpe, los soldados que envió para buscar a Juan han regresado pero solo dos de los veinte que envió-Se levantan de la mesa y van junto a los que regresaron-Qué les pasó?-les pregunta el rey, casi sin poder hablar uno de ellos le contesta-¡Los lobos, los lobos!-tras estas palabras se desmaya el soldado y el otro apenas se puede mover, inmediatamente son llevados al centro donde serían atendidos por los médicos del reino. Michael manda llamar a Jack para avisarle lo que pasó y pide a algunos guardias dirigirse al lado este, para informar a los herreros que deben forjar las armas en el menor tiempo posible, Dámaso le propone al rey que Julián y Felipe vayan con estos guardias para darle ideas a los herreros de las armas que tienen en Rios, el rey acepta esta propuesta y así van Felipe y Julián al lado este, Jack llega junto ellos y de inmediato le informan lo que pasó-Mañana debes ir al bosque y quemarlo-le dice el rey pero Dámaso interrumpe diciendo-Disculpe rey Michael, pero ustedes han perdio muchas armas, no sería bueno atacarlos de esa manera-Jack le da la razón a Dámaso y el rey lo acepta, entonces no le queda más que esperar al lobo que atraparon los soldados de Rios.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
AULLIDO-Garras y espadas

Populares

Populares

close 0/500