Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

°° FORMANDO LAZOS°°
Ambos subieron al auto, ESTEBAN comenzó a conducir, el camino fue tranquilo ambos conversaron de temas sobre tipos de peleas, la conversacion fue tan agradable que no se percataron de que ya habían llegado al lugar. — Casi nos pasamos, - argumentó ESTEBAN entre risas. — Si no te hubiera preguntado la distancia nos hubiesemos pasado. — La conversación estubo entretenida por eso no me di cuenta. - contestó ESTEBAN un poco apenado. Ambos llegaron aún pueblito que estaba cerca de su escuadrón, bajaron del auto y ESTEBAN con toda la delicadeza del mundo ayudó a LINSAY, ESTEBAN sostuvo a LINSAY con una mano y con la otra la por su cintura. — No es necesario que me ayudes tanto no quedé invalida solo son mis manos. - protestó un poco LINSAY, al ver que ESTEBAN era tan cuidadoso con élla. — Tus manos estan mal, déjate consentir por esta ves. — No somos tan cercanos para ayudarnos mutuamente y mucho menos para hacenos estas clases de favores. — Eso es tu incomodidad, debiste habérmelo dicho antes. - dijó ESTEBAN, mientras se alejaba de élla. —¿A dónde vas? - preguntó LINSAY muy sorprendida al ver que su compañero se alejó de élla sin motivó. ESTEBAN, dejó a LINSAY en una silla sentada, el se aparto de élla a toda prisa y con una sonrrisa en su rostro, corrió hacía un lago dónde lo primero que piso fueron dos rocas pequeñitas que estaban partidas por la mitad, ambas formaban una figura muy extraña. ESTEBAN las tomó entre sus manos, y mirando a LINSAY corrio hacía élla nuevamente. — Toma, - dijó ESTEBAN dándole la otra mitad de la roca a LINSAY. — Que significa ésto, porqué corriste al lago. - preguntó LINSAY. — Ves ésto, uno sera para tí, y otro para mi de esa manera formaremos nuestra amistad, como grandes amigos que seremos, nos apoyaremos uno a otros, y nadies nos volverá a hacer daño porqué nos tendremos uno al otro. - ESTEBAN le regalos esas lindas palabras a LINSAY al verla tan triste. — Porqué haces esto, acaso te doy pena. - gritó LINSAY, al borde de las lagrimas. — Acaso me ves cómo el tipo de persona qué siente lastima por otros. - respondió muy serio ante las palabras de LINSAY. — Nadie puede entenderme, no finjas ser una persona que me comprende. - contestó LINSAY muy enojada, con sus lagrimas ya cayendo. — Te lo dije esa noche, as que pague la persona que te quitó al ser más querido. LINSAY, bajó su mirada estaba muy confundida ya no podía confiar en nadie lo que le pasó la dejó muy aturdida y le quitó la confianza de confiar en otros, pero élla vio y sentía que ESTEBAN era deferente, pero a la vez vio dolor en su mirada haci que, quería ayudarlo y la única forma sería acercándose a él. — Esta bien, confiere en tí pero si me fallas no vivirás para contarlo. - dijó LINSAY llevando sus manos a su rostro para limpiarse sus lágrimas. — Hay una condición más. — Aparte de que a duras penas acepté ser tu dizque amiga, me pones una condición más. — Nunca vuelvas a llorar por él. — Qué. — No vuelvas a lastimarte por alguién que no te valoro, tu vales mil veses que ese pedazo de basura. — No se cómo. — El río se lleva todo. — Ya se que quieres que yo haga. LINSAY se pusó de pie, camino lentamente hacía el lago que se encontraba en frente de ellos. Se paro a la orilla, mirando el lago gritó co todas sus fuerzas: Te olvidaré, desde el día en que me apuntaste tú estas muerto para mí, solo te buscaré para hacerte pagar la muerte de una mujer a la que quería como mi madre, tanto te ame, que todo ese amor se transformó en sed de venganza. " Te are pagar JAYDEN"- llorando grito a la olas del lago, se agacho poco a poco y tomo un poco de agua para limpiar su rostro, borrando la tristeza que traía dentro de élla, y las lagrimas que opacan su bello rostro. Se puso de pie y se dio me dia vuelta, formando una pequeña sonrrisa, acompañada se una seriedad única de élla. Camino hacía ESTEBAN. — Vamos amiga, - le dijó ESTEBAN. — Gracias, creo que lo necesitaba y no me di cuenta. — De nada, vamos. - respondió corriendose. —¡Oye no vez que estoy mal! — Verdad se me fue. ESTEBAN, la tomó nuevamente de su mano y su cintura, para ayudarla a caminar comodamente. Esa tarde, fue de risas y ocurrencia, LINSAY disfrutaba de la vista del paisaje del pueblo, las cosas pequeñas que los habitantes vendían en ese lugar. [Con JAYDEN]... Amaneció y JAYDEN recien había llegado a su casa, con una expresión muy deteriorado. JAYDEN subió a su cuarto y se recostó sobre su cama, en lo que entra TATIANA. — Porqué no llegaste anoche, - preguntó TATIANA muy enojada. — Ya te dije que no te tengo que rendir cuentas de lo que hago. — Tu camisa porqué tiene labia del mujer. — Tanto me preguntas, ¡te lo dire! estuve con algunas amigas y qué. — Eres una desgraciado, - grito TATIANA muy enojada al escuchar lo que su marido el dijó. — Te dije que haci sería nuestra vida, porqué tu no eres la mujer que amo. Haci que dejame solo. — Lo pagaras muy caro JAYDEN. - dijó TATIANA, saliendo del cuarto dd su marido.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Amor Militar 2Vs Médico Militar.." Mi Venganzá"

Populares

Populares

close 0/500