tres desamores una ciudad

Me gustas.
Ya se habían visto muchas veces en la cafetería de la universidad pero ninguno de los sintió atracción, pero un día cuando caía una fuerte tormenta, Clarice salió del auto con un gran paraguas parecía para dos personas luego al pasar por un coche azul estacionado la puerta se abrió de repente y un joven con cabello castaño claro, ojos azules tan seductores que al mirarlos fijamente podrías imaginar navegar por el mar en un velero, rostro hermoso, nariz pequeña y labios que lo único que inspiran era besarlos: -Llevame contigo! le dijo Ray con ojos lastimosos. -Disculpa? Qué dices? preguntó Clarice con asombro en la mirada. -Puedo acompañarte? -Por supuesto que no! Clarice pensó que era extraño que este chico quisiera acercarse a ella de repente. -No ayudas a los indefensos? Tengo más de una hora esperando que deje de llover para poder entrar pero aún no para ni un poco! -Ah?Ok! si es así esta bien, pensó Clarice -Gracias! respondió Ray , saliendo del auto y quedándose al lado de Clarice debajo del gran paraguas. Empezaron a caminar Ray trató de ir lo más cerca que pudo de Clarice, pero ella cada vez se iba alejando de Rey, cuando éste vió que se empezó a mojar su hombro le dijo: -Tendré que compensarte luego como disculpa! -Por qué?, Clarice lo vió de forma interrogativa. -Por esto!,Ray la tomó de la cintura con un mano y con la otra agarró el paraguas haciendo que Clarice estuviera muy cerca de él incluso su rostro estaba casi pegado a su pecho. Clarice al ver esto quería empujarlo pero luego fue detenida por el fragancia que emanada Ray, olía como una hermosa mañana en el campo con muchos árboles y flores llenos de rocío, con una fuerte frescura que sentía que la nariz le dolía, un aroma tierno, juvenil y sobretodo atrapante. Clarice cerró los ojos por un momento, solto el paraguas y puso sus manos en el pecho de Ray, luego inclinó su rostro sobre él. Ray sintió como si ella le pidiera un abrazo fuerte,a pesar que le dificultada más caminar no se detuvo. Al llegar tiró el paraguas al suelo y la abrazó fuertemente, ella no se opuso ,quería también tener ese olor. -Creo que esta es mi manera de pedir disculpas!, dijo Ray , mientras observaba a Clarice que parecía frotarse con él. luego dejó de abrazarla y al ver que ella no lo soltaba, la fue apartándola lentamente. -Debo irme! Gracias por traerme !Dijo Ray -ok! yo también! respondió Clarice con ojos apenados. Te puedo buscar al terminar de clases? Qué? no! sintiéndose Clarice aún apenada. -En el estacionamiento a las 5 ! dijo mientras se alejaba rápidamente no dándole tiempo a Clarice que le respondiera . Ya faltaba poco para las 5 , Clarice se sentía nerviosa quería pedir disculpas por lo sucedido está mañana por eso decidió esperarlo al lado de su coche, llevada media hora y al no ver qué aparecía se decidió a irse al momento de llegar a su auto, alguien le tocó la espalda: -No me esperas ni cinco minutos más? dijo Ray. -Ya llevada tiempo esperando y tú no llegabas!,Respondió Clarice. -Sabes me agradó lo que hiciste hoy en la mañana, parecías un gato! -Lo siento, no sé que sucedió! -No oyes? Me gustó! -Eso es loco? -Estás con alguien? -No! -Sé mi chica, me gustas!.. Pero algo interrumpió su sueño no recordaba que Ray le hubiera dicho esa última frase. Al despertar vió al doctor Roch mirándola fijamente con ojos amorosos luego él le dijo: -Mañana te daré el alta Entonces ella se alegró pero rápidamente el doctor Le dijo : Pero deberá descansar dos días en casa y tratar la lesión del hombro con masajes, y... donde vives?- viendo que Clarice le puso una mirada extraña, continúo - mi madre fue masajista en un hotel así que yo puedo brindarte los masajes. Entonces ella entendió por qué mucho insistía en los masajes.-Has sido muy amable pero si llego a sentirme mal yo vendré al hospital no es necesario que llegue a mi casa , te agradezco lo atento que has sido conmigo en estos cuatro días en el hospital pero que ya no lo seguirá molestando más. Luego él salió de repente de la habitación sin decir nada y ellos se se quedó pensando en la última frase su sueño
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500