tres desamores una ciudad

Sin hombres
-Que gracioso!-dijo Víctor a la secretaria -No había escuchado es chiste! -No es ningún chiste señor!-le dijo -La señorita Clarice Herr, no permite la entrada a ningún hombre en este piso! -Pues, yo ya estoy aquí, no? Y al parecer , soy un hombre! no es así? -Si señor, pero creo que debe regresar al ascensor antes de que la jefa lo vea!- -Víctor! Qué bien! Llegaste! -Le gritó Vea mientras se acercaba . -Si! Aquí está tus informes, y según tengo entendido debo salir rápidamente de aquí!- -A que te refieres? Por qué rápido? -preguntó Bea. -Está chica dice que se prohíben los hombres aquí!-dijo Víctor con tono de burla. -Que? No bromees!-Dijo Bea con un rostro de admiración. -Así es, Bea! La jefa cuando comenzó las labores de este empresa nos dijo que aquí están prohibidos los hombres ya que podían afectar nuestro desempeño con sus coqueteos o peor aún podíamos distraernos si pensamos en ellos-Respondió Teffa, la más antigua de las 3 secretarias. -Pero a mí no me dijo nada!-Mencionó Bea. En ese momento la oficina principal se abrió estaba justo en medio de el piso, salió una mujer no muy baja, con cuerpo curvilíneo que se notaba aún más por lo pegado que le quedaba la falda y blusa formales. Con piernas estilizadas por esos tacones altos cafés , con un cabello largo y lacio color de miel. -Que es lo que sucede?-preguntó, al ver el grupo de 5 personas reunidas cerca del ascensor. Camino hacia donde estaban reunidas y observó que mientras más se acerca el grupo iba deshaciéndose quedado solo Bea su asistente y un hombre al lado suyo. -Que hace él aquí?-Con ojos rojos de la furia gritó Clarice. -Él es mi prometido Víctor y trajo los informes de la reunión con Myvbi de esta mañana, los olvidé en casa si yo regresaba a casa a traerlos se haría más tarde para la reunión pero ya los trajo aquí así que ya podemos ir a la reunión y esperar que todo salga bien!-respondió Bea. Entonces Clarice pareció no haber escuchado sus palabras , observó al hombre de aspecto débil , flaco, pálido con cara descuidada con una barba nada espesa y le dijo:no está permitido la entrada a los hombres , este es un piso sin hombres, Así que no vuelvas a acercarte aquí y esto es un lugar prohibido para ti, luego dirigiéndose a Bea :no sé si no te lo había dicho pero aquí todas saben que están prohibidos Y a ti también te digo por aquello que está prohibido los hombres, Trata de ser menos olvidadiza y trae todos los informes a la oficina siempre! y se dispuso a marcharse. Entonces Víctor volteó a ver y le hizo señas a Bea diciéndole que Clarice estaba loca por decir eso,entonces ella le hizo un gesto de silencio llevándose el dedo a los labios .Le dijo : sabes que necesitamos el empleo para nuestra boda de ensueño. Entonces Victor miró a la espalda de Clarice y le dijo-Sólo por qué perdí mi empleo y queremos una boda de ensueño ella te soportará de lo contrario no lo haría y me la llevaria!Cómo que un lugar sin hombres que lo que crees?somos necesarios por ejemplo para las áreas en la que se necesita fuera física para levantar las cosas pesadas. Entonces Clarice se regresó y le dijo: esta es una oficina no se necesita fuerza de un hombre! Víctor con admiración le respondió: Si alguien fue mal contigo no quiere decir que los demás también seremos lo mismo, habemos hombres que cuidamos, protegemos y buscamos la felicidad de las mujeres! -Si es así, por qué la que trabaja es Bea y no tú? le dijo Clarice con ojos de grandeza. Bea lo admiro con admiración y respondió:no seas grosera, lo despidieron injustamente del trabajo! Clarice pensado una manera para poder castigarlo, por lo que le dijo: necesitas empleo, Así que puedo contratarte como el asistente de Bea , deberás obedecerla en todo lo que ella te órdene. La idea de aceptar estar detrás de las órdenes de una mujer no era una idea que le agradara a Víctor pero el hecho de que estaría cerca de su prometida le llenó de gusto. Luego de quedarse confundido por un rato, movió la cabeza de arriba a abajo para indicar que aceptaba la propuesta.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500