tres desamores una ciudad

MANO DERECHA
-¡Siguiente ! -¡Hola! Soy Bea, soy una recién graduada de la universidad. Estudié artes plásticas y trabajé algunos turnos como encargada en un hotel, aquí tengo mis documentos, mis referencias y mis papeles.- Entonces Clarice la miró y con ojos despectivos le dijo: -Esta empresa dedicada a la decoración de interiores fue fundada hace un año y medio y ya que son pocas las empresas que se dedican a esto; ha ido creciendo muy rápido. Entonces necesito personas que tengan experiencia, que estén familiarizadas contacto el tema y que puedan dar todo por el todo en esta empresa y si aunque he visto tus referencias me temo que no es lo busco. Puede que hayas sido una buena encargada del hotel lo que convierte en alguien hábil en relaciones públicas pero no se asocia a lo que aquí se necesita.- Bea cerró los ojos, se levantó y antes de salir le dijo a Clarice: -¡Puede que no sea lo que buscas pero soy lo que necesitas, al ver esta oficina fría y oscura puedo ver qué eres una persona igual o peor a esta oficina, tienes algún remordimiento que no te deja se feliz y si no fuera por esos pequeños rayos que entran por esa ventana te podría decir que todavía sobre un miedo que debes superar!- Diciendo esto dejó de ver a Clarice y se dirigió a la puerta. -¡Contratada!- Exclamó Clarice. ¡Esto es lo que necesito! Personas que puedan ver la personalidad de los clientes y traspasarlo a sus entornos físicos sin dejar de lado la elegancia por supuesto!- Entonces Bea la vió con ojos rojos y dijo: -¡ Talvez! Abrió la puerta y al salir de la oficina sonrió y celebró el quedarse con el trabajo de asistente. . Llamó de inmediato a su prometido y le contó la buena nueva. -¡Lo conseguí!-le dijo. -¡Me alegro mucho, sé que deseabas mucho este empleo por qué harías algo que te ha estado llamando mucho la atención, felicidades!-Dijo la voz que sonaba en el teléfono. -¡ Si, gracias por apoyarme Víctor,y bueno te dejo por que creo que hoy comenzaré, adios! Luego tocó la puerta de la oficina principal y le dijo a Clarice: -¡De acuerdo! Por dónde empiezo? Con ojos desdeñosos y sin mucho interés Clarice respondió: -¡Una semana de prueba y luego querrás renunciar! Cómo quería demostrarle que la decoración era lo suyo se esforzó en hacer todo lo que se le pedirá de manera rápida y perfecta, no sintió cuando pasó la semana, ya en el último día de su prueba en la tarde fue llamada por la jefa quien le dijo: -¡La familia de H y G decoraciones te da la bienvenida al ser la nueva contratación! felicidades! Bea! Ella estaba feliz no podía negarlo y ya sabía que el puesto sería todo suyo. Unos días después: -¡No llos encuentro! ¡Ya los tenía listo para la presentación! -¡Donde están? Oh ¿Bea que hiciste? Su cara reflejaba una gran desesperación ya que no encontraba por ningún lado de su escritorio los informes que daría en la reunión, luego recordó que los dejó en casa. -¡Llamaré a Víctor y le diré que me los traiga, espero y no haya salido!- Para su buena fortuna el no tenía planes para salir, llevada días en casa luego de ser despedido injustamente del hotel, al parecer lo incriminaron en la pérdida de unos archivos importantes. Contestó el teléfono y al escuchar lo sucedido en el trabajo de su esposa corrió rápidamente a la empresa . -¡Traigo estos informes para la señorita Bea Flou! -le dijo a los encargados de vigilancia . -¡ Si ya nos indicaron que debemos dejarlo pasar! -respondió un guardia. Luego Víctor subió al ascensor buscado el piso número 32 el cual era donde laboraba su prometida. Llegó al piso salió del ascensor y vio una sala llena de chicas en sus escritorios ocupadas en su trabajo pero al ver que el camino en el pasillo adelante de ellas lo vieron y se asustaron: Un hombre, si es un hombre, no creo que a la jefa le vaya a agradar esto. Hola! Busco a Bea Flou vengo a dejar estos informes soy su prometido le dijo a unas de las secretarias, ella lo miró y le dijo: no debe estar en este piso, aquí se prohíbe la entrada a los hombres! El sonrió, y pensó que lo que dijo ella era para jugarle una broma y no le creyó
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
tres desamores una ciudad

Populares

Populares

close 0/500