El Amor Verdadero

Capítulo XXVI
-Evan, por fin llegas... -Anthony, dijiste que era importante ¿verdad?  -Importante para ti, claro... ¿investigaste a Edwin Taylor? -Si, lo hice... el desgraciado no tiene ninguna mancha en su historial... -Que mal... -¿Qué pasa? ¿Averiguaste algo?  -Sabes que soy una persona muy observadora y ayer que estuvimos en el museo, me encontré con Edwin Taylor... la manera en la que habla y mira a Lena, es como si hubiera encontrado una reliquia perdida... -Lena es muy interesante y es hermosa, no me sorprendería que esté interesado en ella... -Deberías hacer algo, si no eres claro con Lena, al final alguien más se quedará con ella... sabes el tipo de persona que es Taylor porque lo investigaste, también sabes que es el tipo perfecto para cualquier mujer, no te digo que arruines la vida de Taylor, simplemente arregla la tuya junto a Lena, no hay mejor opción... ahora me voy, estoy ocupado... -Muy bien, gracias por el consejo Anthony, eres un buen amigo después de todo... -Callate, no hago esto por ti... -Si, lo que tú digas... nos vemos luego... (Unos momentos después) -Lena, ¿estás aquí?  -Evan... ¿por qué estás en casa tan temprano? ¿No tienes que estar trabajando? Anthony te va a regañar otra vez... -Bueno, pensé que tal vez me extrañabas así que vine, ¿te molesta?  -No puedo prohibirte venir a tu casa... y no te extrañaba... -Auch, hieres mi corazón con tus frías palabras Lena... -No seas exagerado Evan...  -Bueno, vine porque recordé algo importante... -Entonces ¿no venías por mi?  -No pongas cara de cachorro regañado...  -¿Yo cuando hice esa cara? ¡Hmph! -Si vine por ti chiquilla, no tengo mucho trabajo... así que vamos afuera... -Esta bien... espero que de verdad no tengas trabajo que hacer, eres el presidente de una compañía enorme y aún así te queda mucho tiempo libre, sospechoso... -No hay problema, soy el presidente, pero también tengo derecho a tomar descansos... -Si tu lo dices... hace un buen tiempo hoy... -Si, es el tiempo perfecto para que aprendas a nadar... -Creo que s... ¡espera! ¿Qué?  -Te enseñaré a nadar... ¿algún problema?  -Pero no estoy lista... Tengo que preparar mi corazón... -¿Preparar tu corazón? No es para tanto... solo es agua, ahora yo estaré contigo así que no hay problema... -*Es por ti que tengo que preparar mi corazón, idiota, hasta ahora he evitado el contacto físico con Evan lo más posible*  -No te quedes ahí, vamos... entra al agua... -No puedo... esta muy profundo... -Si no entras, te voy a empujar... -No harías eso... -¿Ah no? //Evan empujó a Lena al agua y luego él se lanzó para ayudarla a flotar// -¡Puaj! ¡¡Evan!! ¡Te odio! ¿Cómo pudiste?  -Tienes que superar tu miedo Lena, ¿qué va pasar si un día te metes al agua y no estoy?  -Pero no tenías que hacer eso, eres un monstruo... -Bien, este monstruo se preocupa mucho por ti y ahora te enseñará a nadar... (Unas horas más tarde) .Muy bien Lena, solo un poco más, ven a mi... -Estoy cansada... -Vamos, no te quejes... has llegado muy lejos, solo avanza... -*Yo puedo, solo tengo que llegar a Evan* //Lena nado con todas sus fuerzas hasta que llegó donde Evan, tirándose a sus brazos totalmente cansada// .¡¡Si!! ¡Lo hice!  -Felicidades señorita Lena, ahora sabe nadar jaja //Evan veía los ojos de Lena y luego sus labios... sus corazones comenzaron a latir rápidamente y sus rostros se acercaban lentamente, de pronto Lena estornudó//  -Parece... que hemos estado demasiado tiempo en el agua, es hora de salir, Evan... -Si, tienes razón... -Gracias por enseñarme, eres un gran maestro Evan y perdón por decirte que eras un monstruo... -También dijiste que me odiabas... -Yo no te odio jaja eso fue porque estaba enojada... -Si, no soportaría que me odiaras... -Eso nunca va pasar... (Unos minutos después)  -*Rayos, ¿este no será el momento perfecto para decirle a Lena lo que siento? Se lo diré ahora mismo* .¡Lena! Tengo algo que decirte... -¿Porque estas tan serio?  -Escuchame ¿si?  -Esta bien *¿Qué le pasa?*  -Mira, desde hace mucho tiempo que yo he sentido algo por una persona... -¿Que? *¿Me está diciendo que le gusta alguien más? ¿Acaso piensa separarse de mi?* -No lo tenía claro, pero conforme pasa el tiempo... me doy cuenta de que este sentimiento crece cada vez más y siento que pierdo mis fuerzas cuando pienso en separarme de esa persona... -No... No es necesario que me digas esto Evan... -Tengo que decirlo, hace mucho tiempo que lo tengo dentro y ahora tengo que sacarlo, así que escúchame... Lena... yo...
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500