US - ZAJ

Capítulo tres
Al llegar Alejandro y su novia Ruby, vieron como iban bajando a Alondra a Michel y a Alexis de las ambulancias, Alejandro bajo de la camioneta y Ruby también, en cuánto bajó Ruby se sintió mareada y cerró la puerta lentamente, Alejandro la miró cerro la puerta rápido y se acercó a ella - ¿estás bien amor? - Claro.. - ¿segura? - pregunto preocupado - ¿Sabes que doy todo por ti? ¿Cierto? - Sí - Entonces no habría razón para mentirte - respiro - caminemos - se adelantó y Alejandro corrió hacia ella para detenerla - ¿Sabes?, No me importa lo mucho que te quiero - Eso espero, ahora vamos Chris Pratt llegó corriendo preguntando si había llegado una señora de cabello negro con un niño pequeño inconsciente pero no le daban respuesta, Chris estaba furioso y no sabía que hacer Por otro lado mientras revisaban al niño.. - ¿Trataste de echizarme? - le pregunto Zachary a María - Sí, lo siento, pero necesitaba ayuda - ¿Eres una bruja? - ¿No se lo dirás a nadie verdad? - Claro que no - ¿Y cómo sabes acerca de esto? - Porque aborrezco a toda bruja - No me puedes aborrecer a mí, no me conoces todavía - ¿Acaso ese no es tu marido? - Sí- volteo a verlo- tengo que ir con él - Adelante - María se acercó a Chris - Amor - ¿Porqué no me dijiste que vendrías?- pregunto molesto - No pensé en eso, me importa más mi niño - Yo soy tu marido, debí de acompañarte yo - Amor tranquilo - ¿Dónde está mi hijo? - subía cada vez más el tono de su volumen - Yo te llevo, vamos - caminaron cerca de Zachary el cual solo se les quedó viendo - Aquí esta - miro al niño en la cama - ¿Qué tiene? - Tendrá que tomar reposo, al parecer estoy perdiendo mi magia - Chris volteo a verla - Yo pensé que ya la habías perdido - Lo bueno es que el niño está bastante bien - Pero tú no, ahora eres insignificante - ¿Qué te pasa? - le pregunto molesta - ¿Porque me hablas así? - le pregunto dolida - Yo solo te voy a dar una orden, pobre de ti si te veo hablando con ese fulano, eres mía, aunque ya no sirvas pero lo sigues siendo ¿te quedo claro? - Tú no puedes darme órdenes - Chris la empujó hacia la puerta - Yo soy el hombre de la casa, yo ordeno lo que quiera, ¿te quedo claro? - se lo dijo después de tomarla del cuello - Sí, sí - la soltó - Y pobre de ti si divulgas nuestro matrimonio, no me querrás perder - Claro que no amor, está bien, lo que tú digas Alejandro camina con Ruby hacia los dormitorios de las personas que siguieron - Amor creo que deberías de marcarle a tus profesores para comentarles de que vengan, aquí puedes encontrar lo que estás buscando - Tienes razón bebé, ¿Crees que te puedas hacer cargo de eso?, quiero saber como están los demás - Claro ¿qué me ganaré esta vez? - ¿me sobornaras?- le dijo dándole un beso en la frente - Quiero ir al mar - Llevamos al mar a los alumnos, sirve que tu y yo disfrutamos ahí - Siii - Ruby tenía un plan muy específico, pues no podía marcharse dejando solo a Alejandro Jonny Depp se estaba duchando con su mujer - ¡Quién fuera zapatero para trabajar ese cuero! - le susurró a su mujer - Lamentablemente tú, pero no sabes hacerlo bien y mejor me salgo ya, que me comienzo a saquear - en eso le marcaron a Jonny Depp - Si es la perrera les llevas a la perra de tu hija - Es nuestra Amber, es nuestra hija - Amber se burló de él y se salió buscando ropa - ¿Sí? ¿Diga? - Hola Jonny- dijo Ruby sonriente - Oh Hola Ruby - Mi amorcito necesita que vengas, estamos buscando a tres personas y de esta forma, buscarían una cada uno, a Zachary ya le marqué y esta aquí en el hospital, solo faltas tú - Ahm ¿me podrás enviar la localización? - Claro - Okey, solo me cambio y voy para allá- Ruby se río imaginándose una escena sexual en su mente de Amber y Jonny - Esta bien, acá te esperamos - después de colgar Zachary se acercó a Ruby - ¿Y que se supone que haré? - Buscar a una persona en este hospital y citarla aquí a las 6 - Perfecto, bueno, iré a hacerlo - Claro, gracias- Ruby se sentó en los sillones esperando a Alejandro y viendo como se iba Zachary Alondra despertó y lo primero que miro fue a Alejandro - ¿Cómo estás? - Bien, bien, ¿dónde está mi hermano? - No lo sé - ¡¿No lo sabe?! ¡Que doctor tan idiota?! - Yo no soy tu doctor - Entonces quítate - lo empujo y salió a buscar a su hermano - Fui yo quien te salvo - Pues nadie te lo pidió - ¿Tan mal agradecida eres? - Alondra salió y enfrente estaba el cuarto de su hermano el cual todavía no despertaba, se le acercó - Oye, oye, no me puedes dejar, tienes que luchar, tienes que reponerte, eres lo que más amo, no me dejes - Yo podría pagar todo lo que tu hermano necesite- dijo Alejandro después de entrar - Eso es absurdo ¿Porqué lo harías? - Porque tu me dejarías hacer prácticas contigo - ¿Prácticas? - Sí y analisarte - ¿Qué? ¿Estas loco? - Soy un sicólogo que está buscando una persona para analizar, si tú me lo permites puedo ofrecerte esa paga - Alondra se limpió una lágrima que brotaba de sus ojos, volteo a mirar a su hermano - Esta bien - Te miro a las siete en la salida- se retiró
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
US - ZAJ

Populares

Populares

close 0/500