Contra los Dioses

La prueba de Xiao Yulong
Xiao Che y Xia Qingyue estaban terminando su desayuno cuando Xiao Lie regresó apresuradamente. La pesada seriedad en su mirada no tenía precedentes. Aun podía verse el shock en su rostro, que no se había disipado por completo. "Abuelo, ¿qué ha pasado?", Xiao Che se levantó y preguntó. "Un evento importante. Para el Clan Xiao, este es un asunto de gran magnitud", dijo Xiao Lie, pero su ceño fruncido se relajó y agregó, "Pero, no debería tener mucho que ver con nosotros". "¿Un asunto de gran magnitud? ¿De qué se trata?", Xiao Che estaba aún más sorprendido. "Es la Secta Xiao". "¿La Secta Xiao?". Esta vez, no sólo Xiao Che, sino que también Xia Qingyue levantó una ceja. "Hace una media hora, el maestro del clan recibió una carta de la Secta Xiao. La carta decía que la Secta Xiao enviará un grupo de personas aquí pronto. No sólo eso, sino que el líder de ese grupo será el hijo del actual maestro de la Secta Xiao, ¡el hijo menor de Xiao Juetian!", Xiao Lie dijo lentamente. “…”. Esta noticia dejo a Xiao Che sin palabras por un momento, hasta que finalmente dijo, "Si eso es cierto, entonces algo no tiene sentido. Aun cuando nuestro Clan Xiao surgió de la Secta Xiao hace ciento sesenta años, la Secta Xiao siempre nos ha tratado con desprecio. Han pasado más de cien años desde que cortaron lazos con nosotros, no podría haber nadie en la Secta Xiao que se preocupara por nuestro pequeño Clan Xiao. ¿Por qué de repente enviarían gente aquí? Tampoco creo que estén tramando algo en nuestra contra... una secta tan poderosa, ¿por qué tendrían que tramar algo contra nosotros? Pero pensar que nos están concediendo un favor, es incluso menos probable". Xiao Lie sacudió la cabeza y dijo, "Por supuesto que hay una razón. El ancestro fundador de nuestro Clan Xiao, Xiao Bieli, fue expulsado en secreto de la Secta Xiao porque su talento era demasiado pobre, pero su padre era, en ese momento, uno de los Ancianos de la Secta Xiao, Xiao Zheng. No hace mucho tiempo, Xiao Zheng murió. En el año anterior a su muerte, sus pensamientos ya no eran de perseguir el poder y la fama, sino más bien de que todavía tenía a Xiao Bieli como hijo. Después de cien años sin contacto, su corazón estaba avergonzado. Por eso dejó atrás un último deseo, esperando que la Secta Xiao pudiera, tras su muerte, encontrar a los descendientes de Xiao Bieli y seleccionar al candidato más talentoso de las jóvenes generaciones para llevárselo a la Secta Xiao y entrenarlo. Esto también serviría como una disculpa por el desprecio y la expulsión que había sufrido Xiao Bieli". Una persona ordinaria no puede vivir más de cien años. Pero cuando la fuerza profunda de uno llega a cierto punto, vivir unos cientos de años no está fuera de la cuestión. Se dice que una vez que uno llega al Reino Profundo Emperador, su esperanza de vida se extiende por cientos de años. Después de escuchar las palabras de Xiao Lie, Xiao Che primero reflexionó y luego se sintió aliviado. No era de extrañar que la Secta Xiao de repente enviara voluntariamente gente a visitar al Clan Xiao. Parecía que el difunto Xiao Zheng todavía tenía algún estatus entre la Secta Xiao, así que la Secta Xiao honró su último deseo. También se dio cuenta de por qué Xiao Lie dijo que esto no tenía nada que ver con ellos. "Seleccionar al candidato más talentoso de las jóvenes generaciones para llevárselo a la Secta Xiao y entrenarlo". No había manera de que este candidato más talentoso tuviera alguna relación con Xiao Che. Sin embargo, uno podía imaginar cuales serían los pensamientos internos de los otros Ancianos después de escuchar esta noticia. ¿Para ser llevado de vuelta a la Secta Xiao y ser entrenado? ¿Qué clase de idea era esa? ¡Si alguno de sus hijos o nietos fuera recogido y llevado de vuelta a la Secta Xiao, entonces sería como una lombriz de tierra que se eleva del barro para convertirse en un dragón dorado que flota entre las nubes durante la noche! Todos sus parientes alzarían el vuelo detrás de ellos. Serían capaces de caminar arrogantemente sin temor a las consecuencias no sólo entre el Clan Xiao, sino entre toda la Ciudad de las Nubes Flotantes. Cualquiera que se atreviese a desafiarlos, con tan solo decir las dos palabras, "Secta Xiao", incluso el gobernador de la ciudad no se atrevería a contestar. La expresión de Xiao Lie parecía haberse apaciguado, pero la decepción que ocultaba con gran esfuerzo no podía escapar de los ojos de Xiao Che. Dentro del Clan Xiao, no había nadie que no tuviera el deseo de ir a la Secta Xiao, incluso Xiao Lie. Y con la pronta visita de la Secta Xiao, esta era sin duda la mejor oportunidad para acercarse a ellos, porque ahora era cuando podían interactuar directamente con la gente de la Secta Xiao. Los otros miembros del Clan Xiao poseían ahora esa pizca de esperanza. Pero Xiao Lie era el único que no se atrevió a tener esperanza, porque no había manera de que Xiao Che fuera la persona que la Secta Xiao eligiera. Xiao Che abrió la boca para decir algo que consolara a su abuelo, pero después de reflexionar durante un momento, no se le ocurrió una sola palabra que decir. La condición de sus venas profundas era claramente conocida. Incluso si decía algo agradable para los oídos, ¿de qué serviría? "Que esto no tenga nada que ver con nosotros, también puede ser algo bueno. La Secta Xiao es tan grande como el cielo. Incluso si fuéramos allí, estaríamos entre las personas de menor rango. ¿Cómo se puede comparar con vivir libre y pacíficamente en la cima de la Ciudad de las Nubes Flotantes?". Xiao Lie se rió ligeramente, sentándose a la mesa, "Ven, acompaña a tu abuelo a terminar el desayuno". .............................. Al salir al patio de Xiao Lie, Xiao Che sintió repentinamente que la atmósfera de todo el Clan Xiao había cambiado significativamente. Normalmente, a esta hora, ya habría bastantes personas haciendo su entrenamiento matutino. Sin embargo, ahora, sólo podía ver unas pocas siluetas dispersas, la mayoría de ellas apresuradas y con las caras llenas de emoción. "Parece que todo el mundo piensa que puede escalar la alta rama que es la Secta Xiao, pero ¿es realmente bueno llegar a los cielos en un solo paso? Ni siquiera están pensando en el hecho de que aunque entraran en la Secta Xiao, probablemente se convertirían en un peón de poca monta", Xiao Che dijo cínicamente. "¿Celoso?", Xia Qingyue preguntó inexpresivamente. "¡Claro que no!". Tan pronto como dijo eso, Xiao Che se dio cuenta de que Xia Qingyue, que estaba a su lado, era una discípula del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, y de ninguna manera inferior a la Secta Xiao. Luego hizo una mueca con sus labios y dijo, "No eres igual que ellos... Olvídalo, haz como si no hubiera dicho nada". Xia Qingyue ya no le prestó atención y dio un paso al frente. Aunque fue un paso muy lento, su cuerpo se alejó la distancia de siete u ocho anchos de cuerpo. Otro paso, y ella se alejó aún más de Xiao Che, dejándolo atrás. Los pasos de Xiao Che se detuvieron, enfocándose completamente en los elegantes pasos de Xia Qingyue, que eran como los de un fantasma. Entonces murmuró, "¿Acaso estos son los legendarios 'Pasos de baile de la nieve congelada' del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo? La fuerza profunda de esta mujer definitivamente está más allá del décimo nivel del Reino Profundo Elemental". "¡Oh! ¡Pero si es el hermano Xiao Che!". Una voz vino de la derecha, Xiao Che giró la cabeza y vio a Xiao Yang caminando hacia él. Xiao Yang normalmente lo miraba de una forma altiva y con desprecio, sin mencionar que jamás se había preocupado en dirigirle la palabra. Que tomara la iniciativa de saludarlo fue definitivamente algo sin precedentes. "Hermano Xiao Yang. Te has levantado temprano", Xiao Che se giró hacia él y lo saludó amablemente. "Qué coincidencia, estaba a punto de ir a buscarte a tu patio, no esperaba encontrarte aquí”, Xiao Yang se acercó y sonrió. "¿El hermano Xiao Yang quería decirme algo?", preguntó Xiao Che, con la cara llena de asombro. "Hmm", Xiao Yang asintió, "En realidad es el hermano mayor Yulong quien me hizo venir a llamarte. Dijo que eres el más joven de nosotros, pero el primero en casarse. Como tu hermano de clan, quería hacerte una pequeña celebración. Además, había demasiada gente en el banquete de anoche, así que fue difícil disfrutar del vino. Podríamos aprovechar esta mañana para tomar una copa y almorzar temprano juntos, ¿qué te parece? ¿Tienes tiempo?". Invitándolo a beber tan temprano en la mañana, parece que Xiao Yulong no tenía mucha paciencia después de todo. Xiao Che se burló por dentro. Era perfectamente consciente de la razón por la que Xiao Yulong lo estaba invitando. En ese momento, Xiao Che reveló una expresión abrumada en su cara, y respondió con entusiasmo, "¿Es realmente el hermano Yulong quien me llama? ¡Claro que sí! ¡Por supuesto que hay tiempo! Ya que es el hermano Yulong quien me llama, ¿cómo no voy a tener tiempo? Entonces... ¿nos vamos ahora?". La expresión de Xiao Che causó que Xiao Yang se burlara secretamente con desdén. Asintió con la cabeza y dijo, "Por supuesto, vamos". El patio de Xiao Yulong era al menos cuatro o cinco veces más grande que el de Xiao Che. No sólo era abrumadoramente lujoso, sino que también tenía una sirvienta dedicada. Ligeramente al norte del centro del patio había un pabellón cuadrado, la mesa del interior estaba llena de comida y vino. Xiao Yulong levantó una copa de vino con una cálida sonrisa en su rostro, "Hermano menor Xiao Che, te casaste con la joya número uno de toda la Ciudad de las Nubes Flotantes, una vez más, te felicito. Como tu hermano mayor, tendré que esforzarme más a partir de ahora". "Gracias, hermano Yulong". Xiao Che también se apresuró a levantar su copa de vino, su cara se enrojeció de emoción, "En realidad... mi matrimonio no es de importancia en este momento. En cambio, yo debería ser quien felicitara al hermano Yulong". "¿Oh?". Xiao Yulong parecía desconcertado y sonrió, "¿Felicitarme? No lo entiendo". Xiao Che respondió con una cara seria, "¿No sabe el hermano Yulong del grupo que viene de la Secta Xiao para seleccionar a uno de los jóvenes más talentosos de nuestro Clan para llevárselo? Entre las jóvenes generaciones de nuestro Clan Xiao, en cuanto a talento, posición, apariencia y carácter, ¿quién podría compararse con el hermano Yulong? Por eso, la Secta Xiao definitivamente elegirá al hermano Yulong. Esto es una gran noticia y debo felicitarte". "¡Correcto! ¡Así es, el que será seleccionado para ir a la Secta Xiao definitivamente será el hermano mayor Yulong! Con el hermano mayor aquí, los demás ni siquiera deberían pensar en ello", dijo Xiao Yang rápidamente. Su aptitud dentro del Clan Xiao era tan sólo moderada. En este asunto, conociendo sus posibilidades, no se atrevió a tener ninguna esperanza de ser seleccionado. La persona con mejores posibilidades en el Clan Xiao no era otra que Xiao Yulong. Y ya que había pasado los últimos años siguiendo a Xiao Yulong, si Xiao Yulong entraba en la Secta Xiao, él también saldría beneficiado. De hecho, en ese momento, empezó a sentir que todos esos años de adulación a Xiao Yulong habían sido la decisión correcta. Xiao Yulong, sin embargo, sacudió la cabeza y dijo con una expresión modesta, "Ustedes me elogian demasiado. Nuestro Clan Xiao tiene muchos hermanos y hermanas excepcionales. Aunque puedo ser considerado el mejor en cuanto a fuerza profunda se refiere, no puedo decir lo mismo cuando se trata de mis calificaciones. Aun así, haré lo mejor posible. Ven, hermano Xiao Che, un brindis por la felicidad del día de ayer". Aunque sus palabras fueron muy despreocupadas, en las profundidades de los ojos de Xiao Yulong se escondía una ambición ardiente más grande que la de cualquier otro. Después de beber una copa de vino, la cara de Xiao Che se sonrojó. En ese momento, Xiao Yang se acercó a él y le preguntó con una pícara sonrisa en su rostro, "Hermano Xiao Che, la mujer con la que te casaste ayer es realmente la mujer más hermosa de nuestra Ciudad de las Nubes Flotantes. Tu suerte con las mujeres es la envidia de todos tus hermanos. El sabor de la cámara nupcial de anoche... je, je, debe haber sido sumamente placentero, ¿verdad?". Xiao Yulong levantó su copa de vino, con una expresión sonriente en su rostro, pero su mirada estaba fija en el rostro y los ojos de Xiao Che, preparado para ver qué expresión revelaría. Sin embargo, tan pronto como Xiao Yang terminó su pregunta, los ojos de Xiao Che brillaron intensamente y su rostro reveló una sonrisa lujuriosa comprensible para cualquier hombre. Inclinó su cabeza hacia Xiao Yang y sonriendo dijo en voz baja, "Así es, je, je, je, je... Hermano Xiao Yang, te lo diré, todas las mujeres son iguales. Xia Qingyue normalmente parece un pavo real orgulloso, pero en la cama, es una absoluta zorra. Ah, sus gemidos, su sabor, ¡definitivamente fue sumamente placentero! Je, je, je, je...". Xiao Che entrecerró los ojos mientras hablaba, sonrojado por la charla y el alcohol. En ese momento se escuchó un sonido como si un vidrio se rompiera. La copa de vino en la mano de Xiao Yulong fue aplastada en pedazos, esparciéndose por toda la mesa.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Contra los Dioses

Populares

Populares

close 0/500