Tierra de Mercenarios

V1C18 - Misión de Rango SS
—Oh — suspiró Amy —. Daqingshan, ¿sabes? Qué doloroso es cuando no tienes dinero. Mientras hablaba, Amy extendió su mano derecha hacia su compañero, frotándose el dedo índice con el pulgar. —¿Qué estás haciendo? — preguntó Daqingshan, extrañado. —Idiota, dame algo de dinero — replicó Amy — ¿Para qué te dejas tanta plata? ¿Vas a casarte con alguna mujer? El discípulo del pillo Chi Hanfeng parecía ser un claro dejemplo de que la manzana nunca cae lejos del árbol, ya que descaradamente les pedía dinero a sus amigos. —Oh, bueno, junto con lo que te di hoy tengo un total de ocho monedas de oro — dijo el chico, sacando los objetos brillantes de debajo de su cama —. Te las doy. Según futuras investigaciones, así fue como empezó a difundirse la postura de los dedos de las personas descaradas que pedían dinero a otras personas. … Temprano en la mañana, tanto Amy como Daqingshan se habían levantado a primera hora. Éste último se había llevado a pasear a Lu’er, aunque realmente, ese paseo se trataba de una especie de entrenamiento que Chi Hanfeng le había dejado antes de irse: —Debemos continuar abusando de… digo, digo, continuar entrenando a Lu’er todos los días, para que de esa forma pueda crecer lo antes posible. El caballero había organizado los ejercicios matutinos de la siguiente manera: -Saltar diez veces desde una altura de más de cuarenta metros. -Saltar cincuenta veces en el lugar. -Agitar las alas cien veces. -Recorrer cien kilómetros. Por su parte, las clases matutinas de Amy consistían en practicar su comunicación con los elfos mágicos. Aquellas criaturas eran muy extrañas, les gustaba refrescarse ante el sol naciente, por lo que la mayoría de sus actividades diarias eran a primera hora del día. De forma especial, los elfos con los que Amy había estado practicando eran bastante peculiares, pues se levantan aún más temprano de lo habitual. Con el fin de mejorar sus niveles de mercenario lo antes posible, después del desayuno, Amy y Daqingshan llegaron temprano a la puerta del Gremio de Mercenarios, esperando a ver si habían llegado tareas nuevas. Aquel día resultó bastante extraño, pues había mucha gente alrededor de la puerta del gremio mirando algo en la pizarra de misiones. Todo ello era muy poco común, ya que generalmente tan solo un puñado de mercenarios se acercaba a la tabla para ver si había alguna misión disponible o no, y, a continuación, se iban a tomarla o rechazarla. Esto provocaba que el lugar casi siempre se encontrara vacío, con tan solo algunas personas que se dedicaban a limpiar el suelo. Amy y Daqingshan rodearon a la multitud, mientras observaban como se hallaba un trozo de papel pegado en el pizarrón. Era un papel de un color bermellón, en el que se dibujaba con un bolígrafo mágico las siguientes siglas en colores dorados: SS. ¡Una misión SS! Amy había estado charlando con otros compañeros mercenarios cuando tomaba el transporte público – un trineo gigante – y se había enterado de la situación actual de los rangos y equipos mercenarios. Actualmente, los equipos mercenarios se dividían en ocho niveles: S, A, B, C, D, E, F y G; los rangos de mercenarios individuales también compartían dicha clasificación. Los niveles E, F y G eran mercenarios y grupos de bajo nivel; la mayoría de ellos realizaban trabajos basura, y los ingresos eran muy pequeños. Para esos mercenarios no resultaba fácil dividir las ganancias de veinte monedas de oro por año, por lo que era la clase de mercenarios con la mayor tasa de mortalidad. Los niveles C y D eran mercenarios de nivel medio; crear tu propia organización de mercenarios es considerado algo ideal para esos rangos. Generalmente, los mercenarios de esos niveles ya poseerían un apodo destacado. En estas áreas, las actividades podían ya considerarse tareas más complicadas y enriquecedoras. Además que ya recibían ciertos apoyos por parte de otras organizaciones, como por ejemplo alojamiento, comida y refugios en tiempos de crisis. La clase B de los mercenarios eran ya considerados de alto nivel; aunque el rango alto de mercenarios solo estuviera compuesto por la clase B, lo cierto era que estos eran la mayoría dentro del oficio, llegando a ser un 50% del total de mercenarios. De este rango hacia arriba, los mercenarios y grupos de mercenarios ya poseían la fuerza suficiente para entrar en el ranking top cien de dicho trabajo. Los grados S y A son considerados súper mercenarios; solo hay cinco organizaciones mercenarias de estos niveles en los cuatro continentes. Se dice que estas organizaciones están respaldadas por el estado y que dominan en las cuatro direcciones. Lo particularmente interesante es que los nombres de estos grupos poseen colores muy diferentes entre sí, debido a que están ubicados en distintos países; también poseen sus propias bestias espirituales y caballeros únicos. Si sumamos todo eso, los nombres de estos cinco grupos están compuestos por colores, más los nombres de las bestias espirituales y una característica distintiva de sus naciones. El grupo mercenario de clase A perteneciente al Continente Helado se hace llamar como Los Lobos Grises. Su sede se encuentra en la importante ciudad que se encuentra en el cruce del Reino Hami y el reino Norhami: Valle Congelado. Todo el grupo de mercenarios tienen en su poder a más de dos mil lobos de nieve, quienes son los más adecuados para luchar en dicho continente; veinticinco de ellos son Eudemons. El regimiento mercenario de nivel A, que pertenece al continente de Eminor, es llamado como Mercenarios Terradragón. Tienen su sede en la ciudad fronteriza del Imperio Amy y la Sagrada Iglesia: Fuertelucha. Dicho grupo es sin duda el más poderoso de todos los grupos mercenarios del continente. Tienen mil quinientos dragones terrestres con un poder de ataque extremadamente poderoso, de los cuales más de treinta son Eudemons; además que poseen Caballeros Eudemon de otros tipos, como los lagartos de arena. Otro grupo mercenario de nivel A del continente de Eminor es conocido como La Caballería Sangrienta, cuya sede se encuentra en el interior de las Planicies Cantoflor, cerca de la Sagrada Iglesia, en una ciudad llamada Ulu. Posee la escala más grande de los regimientos mercenarios, con tres mil equipos de caballería ligera y la misma cantidad en caballería pesada, así como un número considerable de Caballeros de dragones terrestres. Dentro del continente Lanfascista se encuentra un grupo mercenario de clase A llamados los Cocodrilos Negros. Es el grupo que posee los números más pequeños de los mercenarios principales -con alrededor de mil personas-, pero cuya montura de cocodrilos del pantano les otorgan un increíble poder de ataque en dicha área. Y por último, pero no menos importante, se encuentra por supuesto la más legendaria organización mercenaria, la única de nivel S en todo el mundo: Los Dragones Dorados. El grupo consta de tan solo tres personas, dos Monstadragones y un Mago Dragón. Esta organización mercenaria tiene una historia muy larga, casi tanto como la suma de los otros cuatro grupos mercenarios de nivel A. Según algunos ancianos de la tribu élfica, este grupo de mercenarios se había establecido en el Imperio Amy por descendientes de una antigua y olvidada familia real pertenecientes a un ancestral imperio. La sangre real de aquella familia perdida aún corre por las venas de estos sujetos, quienes pueden lidiar con un invencible dragón dorado. En los últimos quinientos años, esta organización ha estado muy interesada en las tareas de exploración. Parece ser que han estado buscando artefactos antiguos. Tras recordar todo aquello, Amy notó que no había ningún mercenario o grupo que tuviera el rango SS, solicitado por el aviso. Si efectivamente nadie era capaz de asumir dicha tarea, ¿cómo es que el aviso estaba completamente rodeado de personas interesadas en ella? Amy se acercó junto a su amigo para poder leer mejor lo que decía en el aviso. Nivel: SS. Tarea: rodear y suprimir monstruos subterráneos. Ubicación: Bosque de Hielo. Bono del Reino Hami: 10.000 monedas de oro. Bono del Reino Norhami: 3.000 monedas de oro + oportunidad de firmar misiones con los Elfos Altos del Hielo. Descripción: Ha habido repetidos incidentes de monstruos que lastiman a personas cerca del lado este del Bosque de Hielo. No solo han atacado a Humanos, sino que también a Hamis. A este monstruo le gusta comerse los sesos de los Lobos de Nieve. En el último año, hubo al más de trescientos lobos asesinados, por lo que el Reino Hami y el Reino Norhami enviaron ejércitos enteros para poder rodear y reprimir, pero, los astutos monstruos son conscientes de las tácticas y nunca atacan a un ejército de más de diez personas. Condiciones de éxito: matar o atrapar monstruos vivos. Comentarios de la Unión Mercenaria: Estimados colegas, lamentamos mucho decirles que las quince organizaciones mercenarias que han sido enviadas antes a la misión han fracasado y han terminado en situaciones extremadamente miserables, incluido el grupo élite de Caballeros Eudemon enviados por el grupo mercenario Los Lobos Grises. De acuerdo con el nivel de clasificación de la tarea por parte del sindicato mercenario, esta misión ha pasado de ser de rango BB al rango SS. Nos da mucha vergüenza descubrir que actualmente no existe un grupo mercenario apto para esta tarea, por lo que dejaremos esta misión como ABIERTA, es decir, cualquier grupo mercenario, del rango que sea, puede realizarla. No importa quién sea el que lo completa, sobre la base de la bonificación de tarea original, la Unión Mercenaria agrega 5.000 monedas de oro como recompensa especial. —¡Genial, dieciocho mil monedas de oro, mucho dinero! — exclamó Amy mientras posaba su mano en el hombro de Daqingshan — ¡Tomaremos esta tarea! Se dirigió velozmente hacia donde estaba el viejo empleado del gremio, sentado tras el mostrador. —Oh, genial, otro que se anota para morir — suspiró el anciano, sacudiendo la cabeza mientras hojeaba un cuaderno —. Hoy es trece… trece es un número desafortunado. ¿Quieres hacer un testamento? —Descuide, señor — dijo Amy, palmeando su pecho —, soy un espadachín y un mago, mi amigo es un Montadragones, ¡no hay misión que no podamos completar! —Bueno, esta tarea no está limitada — agregó el viejo —. De todos modos, buena suerte. Esa misma tarde, Amy y Daqingshan partieron rumbo a su misión. Dado a que esta vez era una muy peligrosa, a Daqingshan le preocupaba que fuera arriesgado para Lu’er, por lo que preparó un montón de lagartijas para él y lo encerró dentro de una casa pequeña. El Bosque de Hielo estaba muy cerca del Bar del Árbol, solo se necesitaban dos días para llegar caminando. El Continente Helado en pleno verano es muy adecuado para esto; Amy suspiró mientras caminaba. Le divertía pensar en que hacía un tan buen día que era ideal para montar un caballo y hacerse el príncipe azul, rescatando y protegiendo a una indefensa dama.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Tierra de Mercenarios

Populares

Populares

close 0/500