Especialista en Fortalecimiento de Objetos

¡Destruido otra vez!
En los días siguientes, Bai Yunfei entrenó casi tan duro como lo haría en una ‘sesión a puerta cerrada’. Estaba casi todo el tiempo practicando el método para controlar aquellos ‘básicos’ puntos de acupuntura. Y por la noche, su tiempo tampoco era desperdiciado. En lugar de dormir, se la pasaba aumentando su Fuerza de Alma.  Debido a que Bai Yunfei invertía la mayor parte del día instruyéndose en los puntos de acupuntura, básicamente no tuvo tiempo para cultivar su Fuerza de Alma anteriormente. ¡Sin embargo, él tenía su propio método para volverse más fuerte con gran facilidad! Este método consista en, naturalmente, utilizar la Técnica de Fortalecimiento de Objetos.  Ahora que se encontraba en aquella aldea, cerca de Li Chengfeng, ya no tendría que preocuparse por el peligro de caer inconsciente al gastar su Fuerza de Alma. Por lo que cada noche, utilizaba la técnica de Fortalecimiento con la intención de agotar su Fuerza de Alma. Al día siguiente, cuando recobraba el conocimiento, su Fuerza de Alma ya habría aumentado. Esto le era muy conveniente. El único problema, no obstante, era que los numerosos artículos almacenados en su anillo interdimensional se consumieron casi por completo en tan solo unos pocos días. Casi todos los objetos ordinarios se destruyeron antes que pudieran llegar a mejorarlos a +10, convirtiéndose en un montón de chatarra, como si hubieran estado deteriorándose durante muchos años. Más tarde, Bai Yunfei no tuvo más remedio que cambiar sus métodos de entrenamiento. Antes de irse a dormir, comenzó a practicar el control corporal o las técnicas de alma para gastar la mayor cantidad de su Fuerza de Alma. Luego utilizaba la Técnica de Fortalecimiento para drenar lo que le quedaba de energías.  Debido a este hecho, cada noche él ‘saltaba’ como loco antes de irse a la cama. Los aldeanos que no sabían lo que estaba sucediendo, incluso llegaron a pensar que tenía demasiada energía de sobra y una bienintencionada anciana incluso sugirió que le presentaran a una chica… Pero, el resultado de aquel ‘arduo entrenamiento’ fue que, después de siete días, logró el control básico de varios de los puntos de acupuntura en sus brazos y hasta pudo utilizar el Puño de los Nueve Pilares sin sufrir demasiado por los efectos secundarios.  Finalmente, había conseguido su primer objetivo. A continuación, tendría que entrenar los puntos de acupuntura en sus piernas y luego empezar a practicar los Pasos Superpuestos. Su Fuerza de Alma aumentaba en veinte puntos diariamente. Después de doces días de entrenamiento, alcanzó el reino de Guerrero de Alma.  En los primeros cinco, que fue también el tiempo que le llevó trasladarse de la ciudad Roca Caída a la aldea, sólo utilizó el Arte del Cultivo de Alma para mejorar su Fuerza de Alma.  Posteriormente en los últimos siete días, el valor numérico de su Fuerza de Alma era de unos 1500 puntos. Bai Yunfei adivinó que el requisito para llegar a la etapa Intermedia del reino Guerrero de Alma debía ser de unos 1600 puntos aproximadamente. En otras palabras, le tomaría solo unos pocos días más llegar a la etapa intermedia. En términos de objetos, aunque las posibilidades de Fortalecimientos exitosos fueron extremadamente bajos. Tras muchos intentos, terminó con más de diez objetos en nivel +10, como sables, espadas y otros. Quizás inspirado por Bai Yunfei, el entrenamiento de Li Chengfeng también fue muy duro. Incluso comenzó a pasar menos tiempo con su esposa Ling’er. Sin embargo, ella era una buena mujer, por lo no se quejó en lo absoluto. Ella también se encontraba sinceramente feliz al ver aquella alegre expresión que tenía su esposo cuando entrenaba junto a Bai Yunfei. Desde el momento de la llegada de Bai Yunfei, Li Chengfeng ya había alcanzado el reino de Personificación de Alma desde hacía un tiempo.  Recientemente, estuvo practicando el método de control de la sangre y huesos, y el Arte de Olas Superpuestas que acababa de obtener, todo mientras incrementaba su Fuerza de Alma a través del cultivo. Aun así, después de los dos primeros días, logró romper a través de la etapa intermedia de Personificación de Alma rápidamente. Su poder fue incrementándose constantemente. Este hecho hizo incluso que Bai Yunfei se preguntara si Li Chengfeng también podría poseer alguna clase de atajo capaz de mejorar su Fuerza de Alma como la Técnica de Fortalecimiento de Objetos… Un día, por la tarde, Bai Yunfei se adentró solo en un bosque de la montaña que se encontraba detrás de la aldea. Encontró un punto aislado y se sentó con las piernas cruzadas. Ahora tenía algo importante que comprobar, que consistía en fortalecer sus herramientas, pero no se trataba de fortalecerlas como normalmente lo hacía, ¡sino hacerlo con la intención de superar el límite de +10 al cual estaba acostumbrado! Todo este tiempo, Bai Yunfei consideró +10 como la máxima mejora de los Fortalecimientos. Ahora que ya tenía unos cuantos objetos previamente establecidos en ese número, decidió Fortalecerlos hasta un nivel más alto para reunir más información sobre la propia habilidad en sí. De todas formas, éstos eran todos artículos ordinarios, por lo que incluso si se terminaban destruyendo, él no se sentiría demasiado apenado por ello. Dando un suave respiro, giró su muñeca. Una daga apareció en su mano. "Empecemos con una daga +9… Fortalecer". ‘Fortalecimiento Exitoso’. ‘Grado de Objeto: Ordinario’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +10’. La información que repentinamente apareció en su mente dejó satisfecho a Bai Yunfei. "Tuve suerte. El primer Fortalecimiento fue exitoso. Entonces, vamos a seguir con el segundo… Fortalecer". ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto Destruido’. Al ver como la daga en su mano se convirtió instantáneamente en chatarra inservible, Bai Yunfei no pudo evitar decepcionarse un poco. "Como era de esperar, no es tan fácil tener éxito…" Sacó otra daga de nivel +10. "Fortalecer". ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto destruido’. Extrajo otra daga de nivel +10. ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto destruido’. Otra… "Fortalecer". ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto destruido’. Y otra… "Fortalecer". ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto destruido’. "¡Oh, vamos! Esta vez tendré éxito. ¡Fortaleceré las dagas Hielo Plateado!", se dijo, llevado por un repentino ataque de rabia. Después de media hora, ya había una gran pila de chatarra delante de Bai Yunfei. Él se encontraba rechinando fuertemente los dientes mientras observaba un sable de un metro de largo en su mano con una expresión llena de ira. ‘Grado de Objeto: Ordinario’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +11’. ‘Ataque: 31’. ‘Ataque Adicional: 56’. ‘Efecto adicional de +10: Recibir ataques tiene una probabilidad del 3% de realizar un contraataque inmediato’. ‘Requisitos de Fortalecimiento: 30 puntos de alma’. Aquel sable no era otro que el que había utilizado en su batalla contra el maestro de salón Zhong. Todavía tenía algunas abolladuras en el borde de la hoja y un profundo agujero causado por la Espina de Hielo. Luego de mirar el arma durante unos minutos, Bai Yunfei finalmente no pudo contener su irá. Levantándose abruptamente estrelló el sable contra el suelo y gritó: "¡Qué demonios! ¿Hay alguna clase de error en esto? ¡Cinco objetos Ordinarios del nivel +10 y las dos dagas Hielo Plateado terminaron explotando! ¡Se trataban de un magnifico juego de Objetos de Alma! ¡De alma, maldita sea! ¡Ambas se destruyeron! ¿Y la única cosa que tuvo éxito fue este sable mierda? ¡Maldición! ¡Maldición!" Cuanto más lo pensaba Bai Yunfei, más agitado y enojado se sentía. Levantando el sable, rugió con profunda voz: "¡Fortalecer!" ‘Fortalecimiento Fallido’. ‘Objeto destruido’. Tras un ligero estallido, abrió su mano; el sable largo, convertido en un montón de basura, cayó al piso. La expresión de Bai Yunfei se endureció y luego se hizo aún más grotesca; sus ojos casi se llenaron de sangre.  Con un movimiento de su muñeca, la Espina de Hielo apareció repentinamente en su mano. "Yo, yo…" Debido a que apretaba la Espina de Hielo con demasiada fuerza, los nudillos se le volvieron blancos y las varias venas azules se le veían sobresaliendo del brazo. Todo su cuerpo temblaba levemente. La expresión de Bai Yunfei cambió repetidas veces. Luego de luchar durante más de diez minutos consigo mismo, finalmente fue capaz de suprimir el impulso de destruirlo todo. Se desplomó desanimadamente en el suelo, apartó la Espina de Hielo y luego miró la pila de chatarra que tenía frente a él, perdido en sus pensamientos. Al cabo de un largo rato, pareciendo haber pensado en algo, giro su muñeca y un objeto apareció en su mano. Era anguloso, deslumbrantemente rojo y escalofriantemente frío. ¡Un simple ladrillo! Bai Yunfei sentía un afecto especial por los ladrillos. Después de todo, fue debido a que accidentalmente fortaleció uno a +10 que pudo ser capaz de derrotar a Huargo en la arena de combates, sobreviviendo así al evento.  Por lo tanto, lo guardó en el anillo interdimensional. Aunque no fuera aquel mismo ladrillo exactamente, podría considerarse como un objeto conmemorativo, un recuerdo. "Ja…" Bai Yunfei se burló de sí mismo. Ligeramente sacudió la cabeza. Se dijo en su mente: "Fortalecer…" ‘Fortalecimiento Exitoso’. "Eh…" Se quedó atónito por unos momentos, pero no le prestó mucha atención a aquel repentino golpe de suerte.  Siguió pensando de manera frustrada: "Fortalecer". ‘Fortalecimiento Exitoso’. "¿Pero qué…? ¡De Nuevo! ¡Fortalecer!", rugió Bai Yunfei con el rostro pálido. ‘Fortalecimiento Exitoso’. Después de estar estupefacto durante medio minuto, Bai Yunfei actuó igual que antes. Se levantó abruptamente del suelo, tiró el ladrillo violentamente, lo golpeó con el pie y gritó maldiciendo: "¡Esto debe ser una maldita broma!"
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500