Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Reencontrándose con Li Chengfeng
A la mañana siguiente… Bai Yunfei, que había estado practicando toda la noche, despertó lentamente y, en ese instante, parecía haber un destello de luz en sus ojos. Luego, volvió a la normalidad, como si nada hubiera cambiado. Pero la expresión de su mirada se notaba más clara. "Es increíble, solo con el control inicial del punto de acupuntura de 'Ojos Brillantes', mi vista es mucho mejor que antes. No sólo puedo ver más lejos, sino también con mayor claridad", pensó Bai Yunfei mientras observaba a su alrededor. "Ahora me concentraré en comprender esos puntos básicos de acupuntura en los brazos. Según los efectos descritos en ese pergamino, si puedo manipularlos, debería ser capaz de usar el ‘Puño de los Nueve Pilares’ el segundo nivel del Arte de Olas Superpuestas con mayor facilidad". De hecho, Bai Yunfei ya era capaz de usar la el Puño de los Nueve Pilares cuando estuvo en la etapa Tardía de Personificación de Alma, pero el costo era demasiado grande. Con usarlo una vez, no pudo mover su brazo por medio día y sintió un dolor muscular insoportable, por lo que sólo empleó el Puño de Los Tres Pilares en combates posteriores. "Si puedo usar hábilmente el Puño de los Nueve Pilares, seré mucho más fuerte. Incluso podría intentar las Nueve Estocadas... Cada golpe podría activar el efecto explosivo de la Lanza Punta de Fuego. Y entonces…" Bai Yunfei no pudo evitar fantasear con el momento. Despidiéndose de la humilde familia, continuó su viaje a la casa de Li Chengfeng. Durante el camino siguió entrenando. Luego de unos cuantos desvíos, finalmente llegó a la aldea de Li Chengfeng en la tarde del quinto día. Naturalmente, Li Chengfeng estaba muy feliz de ver a Bai Yunfei de nuevo, y el resto de la gente estaba particularmente entusiasmada con la llegada de su ‘benefactor’. En toda la aldea celebraban como si estuvieran en un festival, realizando un ‘banquete de bienvenida’ para él. Bai Yunfei se sintió un poco avergonzado por ese trato tan particular. Por la noche, las personas se hallaban más tranquilas. La mayoría apagó las antorchas y se fueron a dormir. En una pequeña colina en las afueras de la aldea, Bai Yunfei y Li Chengfeng estaban sentados con las piernas cruzadas. "No hace mucho, varios grupos de personas aparecieron de repente por aquí, buscando información sobre la Fortaleza Bosque Negro. Gracias a que les había dado instrucciones a los aldeanos, se las arreglaron bien con ese asunto. Además, también escondí a los caballos en un lugar oculto en la parte posterior de la montaña hace mucho tiempo. Por fortuna, esas personas no pensaron que una aldea como la nuestra tendría algo que ver con el asunto de los bandidos, así que casualmente hicieron algunas preguntas y se fueron..." Li Chengfeng miró las pocas luces aun resplandeciendo no muy lejos, y lentamente contó todo lo sucedido en los últimos días. Bai Yunfei asintió con la cabeza y dijo: "Bueno, es lo mejor. Nunca les dejes saber que tuvimos algo que ver con la destrucción de la Fortaleza, de lo contrario, la aldea estará en grave peligro. Pero no creo que presten más atención a este lugar, después de todo, nadie sospecharía nada de un sitio con tan pequeño". Luego giró su mano derecha; tres pergaminos aparecieron y se los entregó a Li Chengfeng, diciendo: "Has alcanzado la etapa de Personificación de Alma. A partir de mañana, puedes entrenar la manipulación de la sangre y los huesos que ese nuevo nivel te ofrece. También hay técnicas del alma dentro de estos pergaminos. Puedes ponerlas en práctica. El último requiere que entres primero en el nivel de Guerrero de Alma; ese déjalo para el final". "¿Eh? ¿Está bien que me los des?" Preguntó Li Chengfeng con algunas dudas. "No te preocupes. Recuerdo el contenido de todos. No los necesitaré. Me quedaré en la aldea por un tiempo y me iré una vez que sea competente en el control de los puntos de acupuntura. Mientras tanto, puedes hacerme cualquier pregunta que tengas sobre el entrenamiento", dijo Bai Yunfei sonriendo. Con un movimiento de la muñeca de Li Chengfeng, los tres pergaminos desaparecieron, almacenándose en el anillo interdimensional en un dedo. Era el anillo del jefe de la Fortaleza Bosque Negro, Han Xiao. "Por cierto, ¿terminaste ese asunto que tenías pendiente en la Ciudad Roca Caída?", preguntó Li Chengfeng. Bai Yunfei asintió y dijo: "Ahora que está hecho, ya no voy a volver allí. Dejaré la Provincia Nubeazul por un tiempo. Viajaré a la Provincia de Pinchuang. Hay una secta de cultivadores de alma allí. Se llama la secta de la Alquimia. Quiero volverme un discípulo". "Es una buena idea irse. Eres igual a una ‘nuble blanca’, a la deriva en el cielo. Este tipo de lugares pequeños no podrían retenerte, ¿verdad?" Li Chengfeng rio, como si bromeara. Luego continuó: "Desafortunadamente, yo todavía soy muy débil. De lo contrario, realmente me hubiese gustado ir contigo..." "Oh, vamos…" Bai Yunfei rio también y lo regañó. "Apenas ha pasado un tiempo desde que formaste tu propia familia, ¿y ya estás pensando en el vasto mundo de afuera? ¿Quieres renunciar a tu preciosa Ling'er? Si te atreves a arrastrar a tu familia en esto, ni siquiera yo estaré de acuerdo. ¿Estás seguro que puedes protegerla?" "Uh... No hablaba enserio". Li Chengfeng se rascó la cabeza torpemente. "Naturalmente, entiendo la situación. No te preocupes. No pienso marcharme hasta alcanzar la etapa de Guerrero de Alma como hiciste tú". "Sin embargo, ya que tengo tanto poder ahora, también es imposible para mí quedarme en esta pequeña aldea por el resto de mi vida. Tarde o temprano saldré a explorar el mundo. Y puede que podamos encontrarnos de nuevo en ese entonces, ¿verdad?" Li Chengfeng miró las estrellas en el alto cielo, hablando con cierto anhelo en su voz. "¿Qué pregunta es esa? Definitivamente nos encontraremos de nuevo, y cuando lo hagamos, ¡espero que te hayas vuelto mucho más fuerte!" Bai Yunfei sonrió. "Solo estoy un paso más adelante. Cuando llegue el momento, puedes ir a la secta Alquimia a buscarme. O si te unes a otra secta y te haces de un nombre, entonces seré yo quien te busque a ti. Recientemente, he aprendido un poco sobre esas sectas de alrededor del mundo. Te hablaré de estas para que tengas un poco más de conocimiento en el futuro". Bai Yunfei le dijo cuidadosamente a Li Chengfeng lo que sabía, sobre las diez sectas. Luego continuó: "No sé mucho sobre el rango de Espíritu de Alma que sigue después de Guerrero de Alma. Sólo soy consciente que en ese nivel, puedes obtener el poder para manipular los elementos naturales. Parece que es necesario elegir el tipo de elemento que deseas controlar cuando rompes en ese rango, lo que a su vez está relacionado con el atributo de tu alma, tu esencia. En resumen, si llegas a la etapa Tardía de Guerrero de Alma, es mejor elegir una secta y contar con un maestro que pueda guiarte. Si caes en la oscuridad por cuenta propia, fácilmente generarías muchos problemas". Li Chengfeng estaba un poco aturdido, y sólo después de un tiempo murmuró: "El mundo exterior… ¡Es demasiado emocionante! ¡Debo entrenarme rápidamente y después descubrir todos los secretos que esconde!" "¡Eh! ¿Acaso escuchaste algo de lo que dije?" "Fuerte y claro. Tranquilo, tendré cuidado..." Y así, Bai Yunfei se estableció en la aldea por unos días. Pero, no llegó a disfrutar mucho de esta vida pacífica. Dentro de poco tendría que marcharse; abandonar este tranquilo y agradable lugar; abandonar la Provincia Nubeazul. Sus objetivos se enfocaban en entrenar, entrenar, y volver a entrenar; dominar el método de manipulación de los puntos de acupuntura; llegar a dominar las técnicas del alma. Y hacer todo lo que pudiera para mejorar su fuerza con el fin de hacerle frente a la persecución que en cualquier momento caería sobre él.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500