Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Las sectas del Continente Alma Celestial
La sonrisa de Qiu Liliu fue desapareciendo, y sus cejas se fruncieron levemente. "¿Qué? ¿Ese hombre era el joven maestro de la familia Zhang? Este suceso va a ser un poco problemático... Pero no hice nada. ¿Y qué si ese jefe de la familia Zhang, Zhang Zhenshan, nos encuentra? ¿Qué tiene de especial su secta Glacial? ¡Nuestra secta del Sauce Verde no tendrá miedo alguno de ellos!" Al principio, Qiu Luliu solo frunció el ceño. Luego de pensar durante un tiempo, dijo con despreocupadamente: "Además, Zhang Yang quería violar a mi hermana menor. Por suerte ahora está sana y salva. ¡De lo contrario, incluso si tú no lo hubieras matado, yo misma me hubiera encargado de hacerlo! Bien, hablando de eso, yo aún no te he agradecido por salvar a mi hermana menor. Había gastado mucho tiempo buscando alguna pista de su paradero. Si no hubieras aparecido entonces, solo los cielos saben que le hubiese sucedido hasta mi llegada". Pareciendo no preocuparse por la familia Zhang o por la secta Glacial en lo más mínimo, ella cambio el tema casualmente y comenzó a agradecer a Bai Yunfei. "Desde que has dejado eso claro, yo no le mencionaré de nuevo. Tampoco tienes porque agradecerme. En un principio, yo había ido allí específicamente para salvar a tu hermana menor, pero luego de saber que Zhang Yang estaría en aquel lugar, solo pensé en cobrar mi venganza. Por esa razón, no puedo aceptar tu gratitud", dijo Bai Yunfei, negando con la cabeza. "Eso… no es cierto. Si no fuese por tu repentina aparición, aquella mala persona hubiera sido capaz de subir las escaleras mientras que mi hermana mayor hubiese llegado media hora tarde. Si no fuese por ti, yo habría sido… Yo, yo te estoy muy agradecida por haberme salvado…" Una tímida voz provino detrás de Qiu Luliu. Era la joven muchacha llamada Chu Yuhe. Pareciendo haber reunido el suficiente coraje, ella se inclinó y saludó a Bai Yunfei. Su voz era melodiosa y refrescante. Tenía dieciséis años, medía 1,65 metros de altura y estaba vestida con brillantes ropas verdes. Su largo y hermoso cabello colgaba a ambos lados de su rostro, cubriéndolo un poco. Su tez era ligeramente roja. Miraba tímidamente a Bai Yunfei con sus grandes ojos, luciendo muy hermosa. "Uh… Señorita, no hay ninguna necesidad de agradecerme. Maté a Zhang Yang solo por venganza. A pesar que te salve, fue meramente accidental… Er, lo que quiero decir es que estoy honrado de haber sido capaz de salvarte accidentalmente", dijo Bai Yunfei mientras agitaba suavemente su mano. Se había sentido un poco incómodo al ser observado por aquellos tímidos ojos. "Pfff…" Chu Yuhe no pudo evitar soltar una pequeña risa al escucharlo hablar incoherentemente y verlo agitar su mano mientras sonreía, avergonzado. Luego inmediatamente cubrió su boca y se escondió detrás de Qiu Luliu nuevamente de una manera un tanto apenada, con su pequeño rostro totalmente rojo. Qiu Luliu tampoco pudo evitar reírse, diciendo "Ja, ja… No esperaba que fueras una persona tan normal". "Eh…" Bai Yunfei se avergonzó un poco ante aquellas palabras. De hecho, cuando Chu Yuhe le agradeció, la idea de ‘ella otorgándole su cuerpo para devolverle el favor’ apareció repentinamente en su mente, sorprendiéndolo incluso a él mismo. Él no sabía porque había tenido tan ‘inmoral’ pensamiento. Fue a causa de su conciencia culpable que habló incoherentemente. Bai Yunfei tosió un par de veces para aliviar aquella incomoda atmósfera y dijo con una expresión seria: “Tengo un par de preguntas que hacerle, señorita Qiu. Espero que pueda responderme”. "¿Oh? ¿Qué es lo que quieres preguntarme? Adelante. Quieres saber la edad de mi hermana menor y si está casada, ¿verdad? ", aludió en broma Qiu Luliu, con una sonrisa. "Hermana mayor, tú…" Detrás de ella, Chu Yue inmediatamente tiró de su manga de una manera muy dulce en señal de protesta. "Eh…, señorita Qiu Liliu, quiero preguntarle acerca de la secta Alquimia. ¿Qué tipo de secta es? Y ¿dónde está ubicada?" "¿Oh? ¿Entonces no perteneces a la secta Alquimia? Además, ¿ni siquiera sabes acerca de estas cosas?" Dejando de bromear con él, Qiu Luliu le preguntó dudosamente. "No soy un discípulo de ninguna secta. Me encontré con un anciano de la secta Fortuna Celestial y recibí de él una técnica para cultivar mi alma. Pero no me he unido a ninguna secta aún", explicó Bai Yunfei. "¿Qué? ¿La secta Fortuna Celestial?", gritó suavemente Qiu Luliu. Aquella expresión de duda en su rostro cambió abruptamente a una de sorpresa. "¿Qué? ¿Es muy conocida la secta Fortuna Celestial?" Esta vez fue Bai Yunfei quien preguntó, dudoso. "¿Muy conocida? No sólo ‘muy’ conocida. Creo que eres uno de los pocos cultivadores de almas en todo el continente del Alma Celestial que no conocen sobre la secta Fortuna Celestial". Viendo aquella expresión interrogativa en el rostro de Bai Yunfei, Qiu Luliu continuó de una manera algo frustrada: "La secta Fortuna Celestial no es una de las diez mejores sectas en el mundo, pero está casi a la par con ellas en estatus. La secta Fortuna Celestial cree en el destino y presta especial atención en seguir la voluntad de los cielos. Su técnica de cultivo es extremadamente especial. Según las leyendas, los discípulos de esta secta usan su alma para sentir la voluntad de los cielos y emplean sus ‘almas del destino’ para descubrir el camino del mismo, pudiendo así conocer el pasado y hasta predecir el futuro. Muchas sectas en el continente consideran un honor recibir las instrucciones de la secta Fortuna Celestial. Cada vez que se encuentran con una catástrofe, todos esperan obtener sus instrucciones. Además, cada secta ayudada por la secta Fortuna Celestial, ha podido ser capaz de evadir los peligros. Sólo que, depende únicamente de la palabra del ‘destino’ en el que creen, el si ofrecen o no su ayuda. No se puede forzar esa situación. También, parece que la secta Fortuna Celestial nunca ha tomado parte en las luchas de poder y permanece en aislamiento, por lo que es bastante misteriosa. La ubicación de la secta es conocida solo por algunas pocas personas. Cada discípulo que nace y se entrena en la secta Fortuna Celestial es deseado y cortejado por las principales potencias del mundo". Bai Yunfei estaba absorto, escuchando sus palabras. No esperaba que la secta Fortuna Celestial una organización tan formidable. "Ya que te enseñó un anciano de la secta Fortuna Celestial, ¿aprendiste aquel método secreto para poder observar el futuro?", preguntó Qiu Luliu, mirando a Bai Yunfei con los ojos brillantes. "Eh… Lamento tener que decepcionarte, señorita. Aquel anciano sólo me enseñó la técnica más básica de cultivar el alma. Me entregó este anillo interdimensional y algunos artículos de alma. No me enseño esa técnica secreta de la que hablas". "Oh, ya veo…", dijo Qiu Luliu con cierta decepción. "Es verdad. ¿Cómo le enseñaría la técnica secreta de la secta Fortuna Celestial a un forastero? Creo que es posible que ese anciano haya viajado al darse cuenta que tú y él estaban destinados a encontrarse, así que convenientemente le dio la oportunidad de cambiar su vida. Este tipo de situación ya ha sucedido antes con frecuencia en el continente Alma Celestial". "¿Fue porque estamos destinados a encontrarnos?" Bai Yunfei recordó lo que el anciano de la secta Fortuna Celestial le había dicho. No pudo evitar forzar una sonrisa, ya que ahora sabía que estaba en deuda con ese grupo. "¿La secta Alquimia es una de las diez mejores sectas del mundo que habías mencionado antes? ¿Cuáles son las diez mejores sectas? Y, por favor explícame en detalle la situación de la secta Alquimia, señorita Qiu". Continúo preguntando Bai Yunfei luego de haber estado reflexionando por un tiempo. "¿Realmente no sabes nada al respecto?" Qiu Luliu sacudió la cabeza con impotencia y comenzó a explicarle como si le estuviera enseñando a un niño pequeño: "Las diez mejores sectas del mundo son la secta Alma Celestial, la secta Alquimia, la secta Refinación del Alma, la secta Domadores de Bestias, la secta Viento y Trueno, y la secta Cinco Elementos. La secta Cinco Elementos no está conformada por una sola. En realidad se conforma de otras cinco: las sectas Metal, Madera, Agua, Fuego y Tierra. A partir del reino Espíritu de Alma, puedes controlar los elementos naturales fácilmente. La mayoría de los cultivadores de alma están relacionados con uno de los cinco elementos. Por lo tanto, estas cinco sectas han prosperado mucho en términos de discípulos. Por supuesto, las otras cinco sectas tienen muchos también. De hecho, cuando se trata de poder, estas cinco sectas no son tan poderosas como las otras por separado, e incluso son sólo ligeramente más fuertes que las que no están clasificadas entre las diez mejores, pero que están cerca de estarlo. Sin embargo, los cinco elementos se refuerzan mutuamente y han estado aliadas desde el comienzo de la secta Cinco Elementos. Es por esto que se enumeran entre las diez mejores. Por supuesto, también se podría considerar a estas cinco sectas como una sola, pero entonces la clasificación se convertiría en ‘las seis mejores sectas’ en lugar de ‘las diez mejores sectas’. La secta Viento y Trueno es una que enseña principalmente técnicas relacionadas con el viento y el trueno para el cultivo del alma. Siempre ha estado en desacuerdo con la secta Cinco Elementos. Combatió contra la secta Agua una vez, y cuando estaba ganando, las otras cuatro sectas de elementos vinieron a apoyar a la secta Agua y terminaron dañando en gran medida a la secta Viento y Trueno. Hay disputas desde entonces y los discípulos de ambos lados luchan a menudo tan pronto como se ven". "La secta Domadores de Bestias es una secta muy especial. Sus discípulos casi nunca usan sus propios cuerpos para luchar. En cambio, se centran principalmente en el control de las bestias de alma. A diferencia de los otros cultivadores de almas, que pueden formar un vínculo espiritual con sólo una bestia de alma, parecen ser capaces de controlar varias directamente utilizando una técnica secreta, manejándolas como títeres. Por lo tanto, esta secta es el archienemigo de todas las bestias de alma. Se rumorea que una vez hubo una bestia de alma del nivel 8 en las profundidades del Bosque de las Bestias de Alma, la cual lideró un ejército de bestias de alma y atacó las puertas de aquella secta, con la intención de rescatar a todas las criaturas esclavizadas por la secta Domadores de Bestias. Pero tuvieron que luchar contra las mismas bestias de alma que estaban siendo controladas. Según la leyenda, la secta Domadores de Bestias incluso liberó una a bestia de alma del nivel 8 como su títere en esta batalla. Al final, ambas partes sufrieron grandes pérdidas; no conozco todos los detalles…" "La secta Refinación de Alma no perfecciona sus propias almas, ¡sino las de otras personas! ¡Si la secta Domadores de Bestias es el archienemigo de todas las bestias de alma, entonces la secta Refinación de Alma es el archienemigo de casi todos los cultivadores de alma! Todos los discípulos de esta secta son muy perversos y malvados. Su técnica de cultivo es extremadamente extraña. Ellos absorben las almas de otras personas para fortalecerse. ¡Los discípulos más poderosos entre ellos pueden incluso refinar las almas de otras personas, absorbiendo la Fuerza de Alma! Aunque es la más fuerte en el mundo de los cultivadores y todo se habla con poder, ¡la secta Refinación de Alma es públicamente considerada como una fuerza maligna que todas las demás sectas deben extinguir de la faz de la tierra! La secta Alma Celestial tiene el mismo nombre que el imperio. La única razón para ello, es que la secta Alma Celestial es una secta controlada por el clan del Imperio Alma Celestial. Como una secta construida con los recursos de un imperio, es digna de ser la más poderosa del continente. Sus discípulos son muy capaces y nunca dejan de surgir nuevos talentos de ella. Es también la secta ideal a los ojos de la mayoría de los cultivadores de alma comunes. El líder de la secta Alma Celestial es el actual emperador, el emperador Wu Hong, y más de la mitad de los vasallos en las cincuenta y seis provincias que conforman el imperio provienen de aquella secta. Se puede decir que la secta Alma Celestial es la protectora del imperio. Apenas participa en luchas de las otras sectas por el poder, pero de todas formas, controla y equilibra todo el tiempo los poderes en el mundo. Además de la sabiduría política y el manejo de sucesivos emperadores, la prosperidad de dos mil años del imperio debe ser atribuida en parte a la secta Alma Celestial". "¿Prosperidad y sabiduría política?" Bai Yunfei curvó de manera imperceptible las comisuras de su boca hacia abajo. “Esto sólo es cierto en el caso de los que son ricos y viven vidas felices. Eso no es más que mera una ilusión. Sólo unas pocas personas saben acerca de la oscuridad en el fondo de la sociedad y las dolorosas luchas de esas personas ‘humildes’…" Con su modo de maestra activado, Qiu Luliu parecía sentirse cada vez más emocionada mientras hablaba, preguntándose si se debía a la forma en que Bai Yunfei la escuchaba con seriedad, como si fuera un niño obediente. Se cubrió la boca y soltó una pequeña risa. Luego, continuó: "A continuación, voy a explicarte la situación de la secta Alquimia, que es sobre la que más quieres saber…"
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500