Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Objetivo: Asesinar al sublíder
La expresión de Bai Yunfei cambió abruptamente. No había esperado la existencia de estas personas en la fortaleza. Sin embargo, tampoco lo encontró extraño. Había varios cientos de bandidos en toda la fortaleza. Esos feroces y violentos bandidos no siempre podrían lavar su propia ropa y cocinar su propia comida, por lo tanto, no era de extrañar ver a mujeres secuestradas en la fortaleza haciendo las tareas domésticas. Sólo había pasado por alto este problema todo el tiempo. Ahora que pensaba en ello, esta debía ser la razón por la que el grupo de bandidos, los cuales había enfrentado en el pasado, habían secuestrado a las mujeres antes de destruir a las aldeas. Bai Yunfei estimó el tiempo por unos momentos y dijo: “No te preocupes. Ahora que lo sé, definitivamente voy a rescatarlas a todas. Por ahora, llévame a donde están encerradas. Tengo que aprender un poco acerca de la situación”. Guiado por la mujer de mediana edad, Bai Yunfei llegó a un edificio en ruinas, el cual parecía una prisión. Inesperadamente, no había guardias en la entrada, y la puerta parecía estar sin cerradura. Incluso antes de estar demasiado cerca de aquel edificio, Bai Yunfei podía oír las risas lascivas de varios hombres y los sonidos de mujeres suplicantes procedentes del interior. La expresión de Bai Yunfei cambió abruptamente, pero la mujer de mediana edad parecía estar acostumbrada a este tipo de situación, la angustia se hizo presente en sus ojos: “Han venido de nuevo. Recientemente, estos bandidos han estado aterrados durante todo el día. No hay ningún lugar en donde puedan desahogarse, por lo que han expresado su frustración en ellas, torturándolas el doble de lo que normalmente las torturaban…”. “¿Esto sucedió… por mi culpa? Por que presioné demasiado a estos bandidos. ¿Las han torturado el doble?” Bai Yunfei estuvo en trance por unos momentos. Había una sensación indescriptible en su corazón. Levantando la cabeza abruptamente, su figura se volvió borrosa mientras se precipitaba velozmente al interior del edificio. En el momento en el cual irrumpió en el edificio, observo claramente la situación en el interior. El lugar se dividía en cinco celdas idénticas. En cada celda, había alrededor de diez mujeres acurrucadas en las esquinas, abrazándose mientras temblaban de miedo. En la celda más cercana a Bai Yunfei, seis bandidos con repulsivos cuerpos desnudos se reunían en torno a varias mujeres jóvenes, desgarrando sus ya destrozadas ropas. Al estar de espaldas a la puerta, los bandidos ni siquiera se percataron que alguien había irrumpido en el edificio. La expresión de Bai Yunfei se había retorcido, la furia parecía desbordarse por sus ojos. En tan solo un instante, cargó hacia la espalda de un bandido y lo apuñaló sin vacilación en el corazón con la Espina Glacial. Para evitar aterrar a las mujeres presentes, Bai Yunfei no mató a los seis bandidos de una forma demasiado sangrienta. Todos los bandidos, casi en un abrir y cerrar de ojos, murieron a causa de una puñalada al corazón. Las mujeres parecieron estar aturdidas por aquel repentino suceso. Todas miraron a Bai Yunfei con las bocas abiertas por la estupefacción. En aquel momento, la mujer de mediana edad también entró al edificio. Al ver como Bai Yunfei tiraba los cuerpos de aquellos bandidos en una pila como si se tratase de basura, la mujer tembló ligeramente, pero se recuperó rápidamente. Caminando apresuradamente hasta el lado de Bai Yunfei, dijo en voz baja a las mujeres: “¡Todas ustedes, no hagan ruido! ¡No tengan miedo! ¡Esta persona ha venido aquí para rescatarnos!” Ella parecía ser bastante influyente entre estas mujeres. Al menos lo que había dicho las hizo relajarse un poco. Luego de comprender la situación, incluso comenzaron a discutir entre sí en voz baja con un poco entusiasmo, mirando de vez en cuando a Bai Yunfei con ojos esperanzado y aterrados, simultáneamente. Diez minutos más tarde, después de haberse vestido con las ropas de uno de los bandidos que asesino, Bai Yunfei se acercó a la puerta de salida y le dijo a la mujer de mediana edad: “Escóndanse aquí, cierren la puerta. A menos que yo regrese, no la abran, no importa qué. ¿Entendido?” Observando la posición de la luna, él estimo el tiempo nuevamente. Ocultando su cuerpo bajo las sombras de las casas, rápidamente se dirigió hacia el patio de la casa en donde se encontraba el sublíder según le había informado la mujer de mediana edad. Yang Tiang estaba sentado con las piernas cruzadas en su cama, canalizando su Fuerza de Alma mientras ajustaba su condición, preparándose para la exploración de esta noche. Pero había algo inquietante que lo hacía sentir cada vez más incómodo. De repente, fuertes ráfagas de sonidos llegaron a la habitación, vagamente conteniendo una oleada tras otra de gritos de batalla: “¡Sublíder! ¡Esto es malo! ¡El enemigo nos está atacando de nuevo!” Un grito resonó urgente desde el exterior de la puerta. El corazón de Yang Tiang se conmocionó. Inmediatamente tomó el gran sable a su lado y rápidamente salió de la habitación. Abriendo la puerta, el hombre que le acababa de informar sobre la situación actual estaba de pie a un costado con la cabeza agachada. Yang Tiang no se preocupó por él. Inmediatamente se dio vuelta para ir hacia el salón de la fortaleza, mientras al mismo tiempo, le daba una orden a aquel hombre: “¡Dile a todos que se preparen para la batalla! Zhai y yo…”. Antes de que pudiera terminar de hablar, sintió repentinamente un escalofrío en la espalda, sus pelos se erizaron. El miedo a la muerte se precipitó en su mente. Al no tener tiempo para pensar detenidamente, se dio rápidamente la vuelta y levantó su gran sable hasta la altura de su pecho. Al mismo tiempo, lanzó una patada con su pierna derecha, derribando a la persona que lo estaba atacando desde atrás. Luego de dar unos pocos pasos hacia atrás, sintió un escalofrío en el área del corazón. Cuando bajó la cabeza para echar un vistazo, se horrorizo al descubrir que había un agujero en el grueso cuerpo de aquel largo sable en sus manos. ¡Un agujero de media pulgada de profundidad también había sido perforado en su pecho, casi arrebatándole la vida! Aprovechando la oportunidad creada por la confusión que Li Chengfeng había causado al lanzar un ataque a la parte inferior de la montaña, provocando todo un caos, Bai Yunfei se había hecho pasar por un mensajero para atacar por sorpresa al enemigo. Pero, inesperadamente, el enemigo le había evadido aquel ataque mortal. Yang Tiang sintió el estallido de frío procedente de su herida. Cuando levantó la cabeza y vio la pequeña y brillante espina en la mano de Bai Yunfei, gritó en estado de shock: “¡Artículo de Alma! Tú eres…” ¡Nadie debería decir tantas tonterías en una pelea! “¡Debo terminar esta lucha rápidamente! ¡Si ese líder logra llegar aquí a tiempo, voy a estar en graves problemas!” Habiendo retrocedido por la patada que le asestó su oponente, Bai Yunfei parecía un poco decepcionado, pero no se detuvo ni siquiera un momento. Con un movimiento de su muñeca, la Espina Glacial desapareció y la Lanza con Punta de Fuego carmesí apareció en su mano. Él la empujó hacia adelante, intentando apuñalar directamente a Yang Tiang. “¿Un anillo espacial? ¡Eres tú!” Yang Tiang se horrorizo aún más cuando vio aquella poderosa lanza carmesí aparecer en las manos de Bai Yunfei. Sin atreverse a bloquear aquel ataque, se inclinó hacia un lado y evadió la puñalada por poco. Después de todo, él era un cultivador de almas con mucha experiencia en combate, por lo que había recuperado la compostura casi al instante. Al menos, eso era lo que parecía desde el exterior. Mientras esquivaba y evitaba la lanza, su mente se hallaba en un tren de pensamientos: “¡Inesperadamente, él ha logrado infiltrarse en la fortaleza! Pero es sólo una Personificación de Alma en la etapa Intermedia. A pesar de que tiene un Arma de Alma extremadamente poderosa en sus manos, si lo puedo retener hasta que llegue el Jefe… ¡Definitivamente lo venceremos!” Después de recuperar su espíritu de lucha, Yang Tian también recuperó gradualmente su estado e incluso comenzó a contraatacar. Ellos dos eran comparables en el poder de ataque, por lo que se enfrascaron en una difícil pelea bajo los destellos y las sombras de las armas. Un grupo de bandidos habían llegado aquí luego de escuchar los fuertes sonidos de la lucha y se reunieron fuera de la puerta, pero no se atrevieron a intervenir. A medida que la lucha continuaba, Bai Yunfei parecía más y más ansioso por terminar el combate. Cuanto más tiempo pasaba combatiendo, su expresión también se volvía cada vez más desagradable. Sin embargo, Yang Tian estaba excitado por dentro y parecía hacerse más audaz mientras el combate progresaba. Con un destello de determinación en sus ojos, Bai Yunfei cambió repentinamente la forma en que luchaba. Inesperadamente, renunció a la defensa de la mayor parte de su cuerpo para comenzar a atacar imprudentemente. Los ojos de Yang Tian destellaron. Pensó que el oponente había llegado a ser tan impaciente que había perdido su compostura. Mientras esquivaba, balanceó su largo sable sobre Bai Yunfei repetidamente y sin vacilación alguna. ~¡Ding!~ ~¡Ding!~ ~¡Ding!~ Una serie de sonidos de metal chocando contra el metal resonaron en el lugar. Bai Yunfei había deliberadamente resistido los inesperados golpes de aquel sable con su cuerpo. Aunque el +10 de la armadura blanda que lleva puesta no podría permanecer intacto bajo los continuos ataques de una Personificación de Alma en la etapa Intermedia como Yang Tian, cuyos golpes eran muy eficaces, había resistido a la mayor parte de los daños. Bai Yunfei tenía varias heridas en su cintura, pero no eran graves en lo absoluto. Yang Tiang se sorprendió una vez más. Por otra parte, cuando golpeó el lado izquierdo de la cintura de su oponente con otro corte de sable, una extraña fuerza de contragolpe repentinamente lo ataco. Esto se debía al efecto adicional de la armadura blanda de nivel +10: ¡Reflexión de daños! Debido a que no había previsto esto, el largo sable salió volando de su mano y su brazo también se elevó hacia arriba por el fuerte impacto. Bai Yunfei no desaprovechó aquella oportunidad y empujo la punta de su lanza hacia Yang Tiang, su punta parpadeo con una fuerte luz roja. Yang Tiang hizo todo lo posible para esquivar aquella puñalada, pero la punta de la lanza terminó perforado su hombro izquierdo. Sintió como una fuerza abrasadora se extendió por todo su cuerpo en tan solo unos instantes. ¡Su hombro izquierdo estaba experimentando un ardiente dolor insoportable y ya casi no podía sentir su brazo izquierdo! ¡Fue una lástima que el efecto de la explosión no se desencadenara, de lo contrario éste único golpe habría sido suficiente para matarlo! Sus ojos se llenaron de un profundo terror, Yang Tiang quería retirarse del combate, pero Bai Yunfei se lo impidió, por lo que no tuvo más remedio que resistir desesperadamente a sus violentos ataques. Un fuerte ruido provino desde la puerta. Con una mirada, Yang Tiang vió a Xiao Han llegando a toda prisa; haciendo que Yang Tiang mostrara una expresión de grata sorpresa ante este hecho. Apretó los dientes, dio un fuerte golpe con el sable, forzando a Bai Yunfei a retroceder medio pasó hacia atrás. Luego, saltó hacia un lado con todas sus fuerzas, alejándose de Bai Yunfei. Y gritó desesperado: “Líder, ayúdeme…”. Mientras saltaba, él vio que Bai Yunfei no iba tras él o intentaba atacarlo, por lo que estaba encantado por dentro. Tan pronto como Xian Han había llegado, Yang Tiang quería darse la vuelta para matar a aquel intruso con la ayuda de su líder. Pero vio a Bai Yunfei lanzarle algo de color azul desde su mano. ¡Luego, una azulada luz resplandeciente atravesó fugazmente su pecho!
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500