Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Objetivo: Etapa Personificación de Alma
Su cuerpo temblaba de pies a cabeza, con los ojos llenos de una mezcla de odio y sufrimiento, con lágrimas aun recorriendo por su rostro sin parar, Li Chengfeng caminaba hacia los pocos bandidos que todavía seguían con vida. Viendo esto, Bai Yunfei no dijo nada para detenerlo. Recogió aquella espina corta de color azul, la cual se encontraba al lado del cadáver del maestro de salón Zhong y se dirigió caminando hacia la aldea. Gritos miserables se escucharon detrás de él, uno tras otro. No pudo hacer más que dar un suave suspiro y continuar con su camino, sin mirar atrás en ningún momento. Durante todo el día, los hombres de la aldea estuvieron ocupados deshaciéndose de los cadáveres de los bandidos. Quedándose solo con las armas y el dinero, pero enterrando todo lo demás junto a los cuerpos de aquellos bandidos. Después de todo, tener a tantas personas muertas a la vez, en especial bandidos de los Bosque Negro, era algo que nunca debía darse a conocer a los demás, o de lo contrario sólo traería el desastre a la pequeña aldea. Había treinta y seis cadáveres en total. El bandido que había sido capturado y traído de nuevo por Bai Yunfei fue, de todas maneras, asesinado luego de otorgarles una buena cantidad de información. Si este tipo de persona era puesta en libertad, se convertiría en un gran desastre. También estaban los caballos. La venta de todos ellos juntos estaba definitivamente fuera de cuestión, ya que esto sería demasiado fácil de notar. Por lo tanto, sólo podían mantenerlos en la parte trasera de la montaña para luego lentamente negociar con ellos más tarde. Después de haber experimentado este incidente, todos los aldeanos sintieron que eran los afortunados supervivientes de un desastre. Bai Yunfei y Li Chengfeng se habían convertido en los héroes de la aldea. Este era especialmente el caso de Li Chengfeng. Exceptuando el hecho de que se veía bastante desquiciado cuando se enfrentaba a los bandidos, él era muy amable y sincero con otras personas. Ling’er siempre estaba a su lado, tratando cuidadosamente sus heridas. Al día siguiente, antes del amanecer, Bai Yunfei abrió lentamente sus ojos mientras hacia un extraño sello con las manos. Había estado sentado con las piernas cruzadas sobre la cama, cultivando su alma durante toda una noche. Mientras estiraba su espalda, todo su cuerpo desprendió una serie de crujidos, haciendo que Bai Yunfei dejara escapar suavemente un cómodo suspiro. Él levantó su mano derecha y la puso en frente de su cara, convirtiéndola en un puño. Una sonrisa de satisfacción apareció en su rostro: “Etapa temprana de la Personificación de Alma… Me he beneficiado mucho de la batalla de ayer… Usar la Técnica de Fortalecimiento para aumentar mí Fuerza de Alma es ciertamente un buen atajo, pero el combate real es indispensable. ¡Todavía tengo un largo camino por recorrer si quiero volverme más poderoso!” Después de haber llegado a la etapa temprana de la Personificación de Alma, lo primero que hizo, naturalmente fue sacar aquel pergamino para comprender el método de control de la sangre y los huesos del rango Personificación de Alma. Sólo después de mucho tiempo, él guardo el pergamino y luego bajó la cabeza. Estando contemplativo, analizó: “El método de control de la sangre y los huesos es mucho más complejo y difícil que el método de control de la piel y la carne… sólo puedo aprenderlo poco a poco a través de la meditación. Lo siguiente es…”. Con un pensamiento, los diversos elementos en el interior del anillo espacial se presentaron en su mente. Su Fuerza de Alma tocó los otros dos pergaminos flotantes, los cuales había sido incapaz de tomar en el pasado. Esta vez, los sentimientos de Bai Yunfei eran mucho más claros que antes. Sintió claramente como su Fuerza de Alma había rebotado suavemente por la fuerza de uno de aquellos pergaminos, en el momento en el cual trató de entrar en contacto con este. Por lo tanto, seguía siendo incapaz de poder tomarlo. En cuanto al otro pergamino, en el momento en que su Fuerza de Alma lo tocó, desapareció como un relámpago, volviendo a aparecer instantáneamente en las manos de Bai Yunfei. Mirando el pergamino blanco en su mano, Bai Yunfei estaba muy emocionado por su reciente logro. Él vertió su Fuerza de Alma con impaciencia: “Arte Ondas Superpuestas, la técnica de alma intermedia de grado humano. Utilizando un método especial para controlar la explosividad y la expansión de los músculos y huesos del brazo, permite que la fuerza de un puño sea como ondas superpuestas, desencadenando un golpe varias veces más poderoso que un puñetazo normal…” Después de conocer el contenido del pergamino, Bai Yunfei organizó su comprensión actual de los hechos cuidadosamente: “Una técnica de alma… Requiere manipular tanto los músculos como los huesos del cuerpo al mismo tiempo. No es de extrañar que sólo pueda practicarlo después de llegar al rango Personificación de Alma. Entonces, eso significa que voy a tener que llegar al menos al rango Guerrero de Alma para poder tomar el otro pergamino. ¿Habrá una técnica de alma escrita en el también? Además, después del Arte Ondas Superpuestas, también hay escritos un conjunto de técnicas de lanza. Esto significa…”. Pensando en esto, una expresión de felicidad se vio en el rostro de Bai Yunfei nuevamente. Su Fuerza de Alma hizo un barrido en el anillo espacial y una gran lanza carmesí repentinamente apareció en su mano. Bai Yunfei sentía que era casi lo suficientemente pesada como para romper su muñeca: “Esta cosa… es tan pesada, por lo menos unos 50 kg. La gente común tendría grandes dificultades para poder blandirla, ni pensar sobre usarla para luchar. No es de extrañar que sólo después de llegar al rango Personificación de Alma se me permita utilizarla”. La lanza era de aproximadamente unos ocho pies de largo, gruesa y de color rojo carmesí de arriba a abajo. Incluso emitía un poco de calor. En el lugar donde se conectaba la hoja y el mango, habían encajados tres cristales ovalados carmesí, ligeramente transparentes. Bai Yunfei acarició el cuerpo de la poderosa arma con cariño, sintiendo las olas de calor emitidas por esta. Incluso, con cierta impaciencia, quería salir a balancearla por el lugar un par de veces para comprobar su poder. Repentinamente, pareciendo recordar algo, Bai Yunfei se quedó observando fijamente la lanza en su mano. Una cadena de información cruzo por su mente en aquel momento. ‘Grado del objeto: Tierra Ordinario’. ‘Ataque: 586’. ‘Requisito de Fortalecimiento: 85 puntos de alma’. Los ojos de Bai Yunfei estaban tan abiertos que parecía que iban a salirse de sus cuencas, su boca quedó abierta completamente por un largo periodo de tiempo. Finalmente, sacudió la cabeza con fuerza. Sólo después de verificar la información que obtuvo nuevamente, murmuró con un ligero tartamudeo: “¡Mie… Mierda! ¿586 de ataque? Esto… ¿Qué diablos es esto?” Sólo después de un largo tiempo pudo, finalmente, lograr calmarse: “¿Tierra Ordinario? Nunca me he encontrado con un artículo de tal grado antes. Además, el fortalecimiento inicial requiere 85 puntos de alma. Esto es casi lo que se necesita para reforzar una daga del nivel 1 al nivel 10. Bien…”. Diciendo esto, Bai Yunfei coloco la lanza en su regazo y con una vuelta de su muñeca, el arma que había obtenido del maestro de salón Zhong apareció en su mano. En contraste con la poderosa lanza, el arma era fría al contacto, emitiendo un ligero escalofrió. Había unas pequeñas palabras escritas en el extremo de la empuñadura, las cuales decían ‘Espina de Hielo’, que debería tratarse del nombre de aquella arma. ‘Grado del objeto: Humano Ordinario’. ‘Ataque: 237’. ‘Requisito de Fortalecimiento: 63 puntos de alma’. Bai Yunfei no pudo hacer más que quedarse estupefacto: “¿Humano Ordinario? Otro grado de artículo que nunca había visto antes. Parece que mi conocimiento sobre la Técnica de Fortalecimiento aún es demasiado superficial… Estas dos armas están, evidentemente, en un nivel muy superior a las que he comprado en la calle principal. ¿Podría ser que estas sean las armas de los cultivadores de almas? Imposible, ese tipo de poderosas armas no deberían estar en tanta cantidad como para que unos bandidos tengan acceso a ellas. El maestro de salón Zhong había utilizado en un principio un gran sable ordinario… Me pregunto que pasara si las fortalezco…”. Con estos pensamientos en mente, Bai Yunfei procedió a llevarlos a cabo. En primer lugar, guardo la lanza. Después de todo, si quería fortalecer algo, la Espina Glacial sería comparativamente una mejor opción, ya que podría utilizar un poco menos de su Fuerza de Alma. Varios minutos después, Bai Yunfei observó la Espina Glacial en su mano con una sonrisa forzada: “Aunque la cantidad de puntos de alma necesarios para un fortalecimiento no se ha incrementado y siempre ha sido un costo de 63 puntos. Aun así… ¡Todavía no es suficiente!” ‘Grado del objeto: Humano Ordinario’. ‘Nivel de Fortalecimiento: +8’. ‘Ataque: 237’. ‘Ataque adicional: 89’. ‘Requisito de Fortalecimiento: 63 puntos de alma.’ A pesar de que era excepcionalmente afortunado de no haber fallado ni una sola vez, después del octavo fortalecimiento, Bai Yunfei sintió que su Fuerza de Alma ya se estaba acabando. Ahora que él estaba en la etapa temprana de la Personificación de Alma, estimó que el valor de su Fuerza de Alma era de alrededor de 600 puntos de alma. Ya era de madrugada en aquel momento. Bai Yunfei ya no estaba ansioso por investigar más. Comenzó a meditar para recuperar su Fuerza de Alma. Deteniéndose solo cuando alguien llamó a la puerta y esté le invitó a ir a desayunar. Se puso de pie y salió de la habitación. Cuando Bai Yunfei les informo a todos los aldeanos que iba a dirigirse a la montaña Bosque Negro, Li Chengfeng se quedó en silencio por un largo periodo tiempo, para luego repentinamente ofrecerse voluntariamente a acompañar a Bai Yunfei en su viaje. Bai Yunfei sabía que el odio que Li Chengfeng sentía por los bandidos no había disminuido en lo absoluto, incluso después de exterminar al grupo de bandidos del maestro de salón Zhong. Por el contrario, el increíble poder que había obtenido, le hizo dejar de reprimir el profundo odio en su corazón. Volverse más poderoso y aniquilar a todos los que le habían causado un gran tormento, el cual lo marco de por vida, eso era todo lo que Li Chengfeng pensaba en aquel momento. De hecho, Bai Yunfei podía entender los sentimientos de Li Chengfeng. ¿Acaso él no se encontraba en una situación similar…? Li Chengfeng originalmente había sido residente en la montaña Bosque Negro, por lo que estaba bastante familiarizado con el entorno de aquel lugar. También es ahora en un cultivador de almas, no se trataba de una persona débil en lo absoluto. El viaje a la montaña Bosque Negro sería mucho más peligroso de lo que Bai Yunfei había pensado antes. Después de todo, anteriormente no había esperado que un grupo de bandidos tuviesen a tantos cultivadores de almas entre sus filas. Por lo tanto, después de pensarlo por un corto periodo de tiempo, Bai Yunfei accedió a que Li Chengfeng lo acompañara en su viaje. De pie en la entrada del pueblo, mirando las montañas y bosques en la distancia, Bai Yunfei tenía una expresión perdida en aquel paisaje. Era imposible saber en lo que estaba pensando. El sonido de unos pasos lo despertó con un sobresalto. Se dio la vuelta para echar un vistazo y vio a Li Chengfeng caminando hacia él con una carga en su hombro. De una manera un tanto en tono de disculpa, Li Chengfeng dijo: “Joven héroe Bai, siento haberle hecho esperar…”. Bai Yunfei agitó su mano y dijo mientras sonría: “No hay problema. Ya hemos luchado juntos antes, por lo que puedes llamarme Yunfei. ¿Has calmado a Ling’er?” “Oh… De acuerdo. Entonces, puedes llamarme Chengfeng también. No parece demasiado distante. Ya le he prometido a Ling’er que cuando regrese de la montaña Bosque Negro, me voy a casar con ella y la cuidaré durante el resto de mi vida…”. Con una sonrisa de pura felicidad en su rostro, Li Chengfeng se dio la vuelta para encarar al pueblo de nuevo y saludó a la joven que estaba de pie frente a la puerta de su casa mirándolo. Luego, se dio vuelta y se fue con Bai Yunfei, desapareciendo gradualmente en el bosque. Esta vez, debido a que Li Chengfeng actuó como guía y que los dos mantenían una rápida y duradera caminata, avanzaron bastante rápido. Luego de tres días, habían logrado llegar a las cercanías de la Montaña Bosque Negro. De acuerdo con Li Chengfeng, la esfera de influencia de la Fortaleza Bosque Negro podría decirse que empezaba desde aquí. Los bandidos en esta área normalmente andaban en grupos, saqueando a los pueblos cercanos o robando las caravanas comerciales que pasaban por el lugar. Había un camino principal que iba desde la ciudad de Roca Caída hacia la ciudad Ganling al noreste. Debido a que las caravanas comerciales entre las dos ciudades a menudo tomaban este camino, se convirtieron en el blanco principal de los bandidos. Aun así, los bandidos no mataban siempre a todos los comerciantes. Mientras una caravana entregase un satisfactorio ‘peaje’, dejarían que se vaya a salvo. De lo contrario, matarían a la caravana y robarían la mercancía sin piedad. Por supuesto, una caravana también podría pasar sin pagar, pero tenía que ser protegida por gente poderosa, tales como los cultivadores de almas, y eso también costaba bastante dinero normalmente. Por la noche, en un muy amplio bosque, se escuchaban intensos sonidos de combate, dos siluetas se enredaron entre sí y chocaron. Los fuertes sonidos de sus puños impactando eran realmente escalofriantes. Pero, los dos guerreros claramente disfrutaban de su violento combate. Las gotas de sudor en sus frentes, recorrían sus rostros hasta las esquinas de sus sonrientes bocas. Ambos lanzaron un fuerte puñetazo con el puño derecho al hombro izquierdo del otro al mismo tiempo. Luego, ambos se retiraron varios pasos al unísono, deteniéndose mientras se miraban fijamente. Estos no eran otros que Bai Yunfei y Li Chengfeng: “Vamos a dejar el entrenamiento por hoy, Chengfeng. Tú manipulación de los músculos se ha vuelto más y más eficiente. Las oportunidades en las que te aprovechaste al ser explosivo fueron simplemente perfectas. Estoy muy avergonzado de mi inferioridad”. Después de masajear su hombro izquierdo, Bai Yunfei giró su mano derecha y dos bolsas de agua aparecieron en su mano. Arrojó una a Li Chengfeng y luego se apoyó en un gran árbol detrás de él, tomando varios tragos. Li Chengfeng se sentó en el suelo, tomó varios tragos de agua y dijo, mientras sacudía la cabeza: “No soy rival para ti. El combate fue así solo porque suprimiste tu poder para poder estar a mi nivel. Si utilizaras el Arte Ondas Superpuestas, me temo que no sería capaz de poder darte un solo golpe”. “Tu Fuerza de Alma ha despertado completamente hace tan solo unos días, sin embargo, ya estás a punto de convertirte en un Aprendiz de Alma en la etapa intermedia. No sé cuán rápido se cultivan otros cultivadores de almas, pero sé que te has desarrollado mucho más rápido de lo que yo lo había hecho al inicio. Es una lástima, incluso había llegado a pensar que mi velocidad de mejora era muy rápida. Practiquemos por nuestra cuenta ahora. Necesito familiarizarme más con las técnicas de lanza para poder afrontar las terribles batallas con las que posiblemente tendremos que lidiar. Dicho esto. ¿Realmente no quieres la Espina Glacial? Es mucho más poderosa que esas dos dagas que tienes”. “No, estoy bien con estas dos dagas. No creo que sean débiles en lo absoluto. De por si no me sentía muy merecedor de ellas cuando me las diste. ¿Cómo podría entonces querer la Espina Glacial? Además, no estoy familiarizado con el uso de un arma que solo sirve para apuñalar”. Li Chengfeng negó con la cabeza, sacó las dos dagas de su cintura y las maniobró en sus manos con destreza. Bai Yunfei no dijo nada más. Se dirigió a un lado y extendió su mano. Una lanza roja carmesí, de ocho pies de altura, apareció en su mano y desprendió una intensa ola de calor que podía ser sentida incluso por Li Chengfeng, el cual se encontraba a más de 30 metros de distancia. Observando a la lanza carmesí en la mano de Bai Yunfei, los ojos de Li Chengfeng mostraron una pizca de admiración. Después de simplemente girar la lanza un poco, Bai Yunfei comenzó a practicar las técnicas de lanza. Barridos horizontales, puñaladas directas, tirones rectos hacia arriba, estocadas hacia abajo… A pesar de que Bai Yunfei había aprendido aquellas técnicas hace tan solo tres días, las ejecutaba con estilo y velocidad, tornándose más y más rápido. Ahora, el cuerpo de Bai Yunfei estaba envuelto en innumerables espejismos de aquella lanza a causa de la velocidad a la cual la maniobraba. Desde la distancia, parecía un fuego parpadeante. De repente, su cuerpo dejó de moverse y las diversas imágenes de aquella lanza desaparecieron. Con un grito suave, dio una fuerte estocada directamente a un gran árbol delante de él, el cual sólo podía ser abrazado por dos personas juntando sus manos. En el momento en el cual la lanza apuñalo el árbol, la totalidad del arma repentinamente estallo en una luz roja cegadora. Los tres cristales en la parte superior de la lanza estaban incluso ardiendo con una fuerte luz roja, pareciendo estar envueltos en una flameante llama de color carmesí. ~ Paf ~ Con un suave sonido, la punta del arma se clavó sin dificultad dentro del árbol. En el momento en cual penetró en el árbol, Bai Yunfei sonrió. Gritando con voz grave: “¡Estalla!” ~ BooM ~ Las astillas de madera volaron por el lugar y el deslumbrante resplandor rojo brillaba a través de las enormes grietas del árbol. Posteriormente, toda la sección del árbol explotó repentinamente y una ola de calor varias veces más violenta que antes se expandió en todas las direcciones. El gran árbol luego cayó hacia atrás. Faltando una sección completa en sus raíces, solo quedo una negra superficie quemada…
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500