Especialista en Fortalecimiento de Objetos

¿Deseas poder?
Tan pronto como Zhang Yang había dado la orden, entre veinte y treinta hombres armados entraron corriendo a la arena y rodearon a Bai Yunfei. Pero, al ver que él aun sostenía aquel ladrillo ensangrentado en sus manos, ninguno de ellos se había atrevido a atacar primero. “Dijiste que si ganaba me dejarías libre”. Bai Yunfei miro fríamente a Zhang Yang mientras decía esto. "¡Tú!... Yo…”. Zhang Yang se había quedado momentáneamente sin palabras, su rostro se había tornado de color rojo de tanto contener su ira. Toda la audiencia ya había recuperado la compostura luego de tanta conmoción. A sus ojos, no era importante quien muriera. Lo que realmente les importaba era si su muerte era emocionante o no. El ‘destacado desempeño’ de Bai Yunfei había sido más que suficiente para darles una inmensa sensación de satisfacción, por lo que el ver la situación actual en la arena había hecho que todos comenzaran a susurrarse entre sí, gesticulando sobre Bai Yunfei y Zhang Yang. “Él tiene un buen punto. Puesto que ha ganado, por derecho, se le debe permitir retirarse. ¿No es así?, ¿O este gran Coliseo de la prestigiosa familia Zhang es simplemente un lugar donde sus miembros deciden quien vive y quien muere?”. Estas repentinas y fuertes palabras fueron dichas por nadie más que el señor Zheng.  Señalando a los nobles congregados allí, dijo: “Si es así. ¿Cuál es el punto de que todas estas personas se reúnan aquí entonces?”. Pese a no haber levantado su voz en alto, debido al silencio que circundaba en la arena, se había logrado escuchar a través de toda la audiencia. Incluso aquellos que susurraban entre sí pudieron escuchar su voz. Todos los espectadores habían comenzado a mirar a Zhang Yang con desaprobación. El rostro Zhang Yang se había tornado de azul y blanco alternativamente por unos momentos, hasta que finalmente terminó forzando una sonrisa incomoda en sus labios e inclinó levemente la cabeza en dirección hacia el señor Zheng, en señal de entendimiento. Con una sonrisa de disculpa hacia el público, dijo: "Ja, ja... El señor Zheng tiene toda la razón. Parece que por un momento había perdido la compostura. Ahora, permitiré que se marche...”. Habiendo dicho estas palabras, Zhang Yang les dio una señal a los subordinados que rodeaban a Bai Yunfei. Pero entonces, el señor Zheng había intervenido nuevamente: “Amigo, estoy a punto de irme también. ¿Por qué no nos vamos juntos?”. Le preguntó a Bai Yunfei. El rostro de Zhang Yang se había tornado nuevamente de rojo, habiendo escuchado a Zheng decir estas palabras. Estaba profundamente enojado, pero no se atrevió a levantar quejas. Había sido su plan dejar ir a Bai Yunfei para luego matarlo en secreto más tarde. Pero el señor Zheng claramente había visto a través de él, por lo que había dicho estas palabras con la intención de salvar la vida de Bai Yunfei. Abajo, en la arena, Bai Yunfei carecía de expresión, pero su mente estaba en perfecta claridad. Estando al tanto de la situación en la que se encontraba, sin decir nada más, caminó hacia el pasillo desde donde habían salido los guardias armados hace solo unos momentos. Poco tiempo después, ya se encontraba en la cima de las gradas, guardando silencio detrás del señor Zheng. Bai Yunfei bajo la cabeza, no queriendo ver a Zhang Yang, el cual se encontraba a tan solo unos metros de distancia. Aun así, le habían salido venas azules por debajo de la piel de su mano de tanto apretar el ladrillo. Bai Yunfei no se atrevió a levantar la cabeza temiendo que no pudiera controlar su ira y terminara intentando golpear con el ladrillo la cabeza de Zhang Yang. Sabía que si intentaba tal cosa, no solo no sería capaz de acercarse a él, sino que también perdería su vida en vano. “Entonces me despido, señor Zhang”. Dijo casualmente el señor Zheng, sin mirar ni una vez a Zhang Yang. Bai Yunfei lo siguió de cerca, mientras llevaba el cadáver del viejo Wu a cuestas. Detrás de Bai Yunfei, el viejo Qin caminó siguiéndolos por detrás, mientras observaba pensativamente a Bai Yunfei... En uno de los callejones más alejados del cuadrante noroeste de la ciudad de Roca Caída, se podía ver a varias personas saliendo del Coliseo. Después de caminar durante un tiempo, el señor Zheng se dio la vuelta para encarar al todavía silencioso Bai Yunfei, con una sonrisa, dijo: “Soy Zheng Kai, de la familia Zheng en la capital. ¿Y tú eres….?”. “Bai Yunfei”. “Hermano Yunfei. ¿Qué... qué planeas hacer ahora?”. Mirando a Zheng Kai, Bai Yunfei había guardado silencio durante un momento, antes de decir: “Lo que te debo, te lo pagare diez veces más en el futuro...”. “Ja, ja, no te preocupes por eso... Todo lo hice fue decir algunas palabras para ayudarte, nada más que eso”. Al darse cuenta de que Bai Yunfei había confundido sus palabras, Zheng Kai agitó sus manos: “Lo que en verdad quería decir es que debes hacer todo lo posible para no encontrarte de nuevo con Zhang Yang. A pesar de que fui capaz de ayudarte a salir, me iré muy pronto de aquí. Tan pronto como me vaya, definitivamente tratara de encontrar la manera de ocasionarte más problemas. En mi opinión, deberías abandonar esta ciudad”. Bai Yunfei había guardado silencio una vez más, mientras inclinaba la cabeza para mirar el cadáver del viejo Wu. “Gracias….”. Dijo luego de haber estado un largo período de tiempo en silencio. Sin preocuparse más por Zheng Kai, Bai Yunfei salió del callejón con la cabeza aún inclinada hacia abajo. “Hoy me ayudaste. Grabaré este recuerdo en mi corazón. ¡Cuando me vuelva más poderoso, definitivamente te pagaré el favor cien veces más!”. Zheng Kai no pudo evitar sacudir la cabeza y dejar escapar un suspiro, mientras veía a Bai Yunfei alejarse decididamente. El viejo Wu había dicho una vez que su familia estaba ubicada en una de las calles más pequeñas del oeste, no muy lejos de donde se encontraba Bai Yunfei. Afortunadamente para él, ninguna de las calles más transcurridas se encontraban en el camino, por lo que no muchos verían el hecho de que estaba cubierto de sangre de pies a cabeza, o el hecho de que llevaba un cadáver en sus brazos. Si lo hubieran visto, es muy probable que alguien ya lo haya llevado a la oficina del alcalde. Después de asustar a tres o cuatro transeúntes al azar en los alrededores, finalmente llegó a la residencia del viejo Wu gracias a la temblorosa respuesta de una persona. Entregando el cuerpo a los miembros de la familia del viejo Wu, se dio la vuelta y abandonó el lugar sin prestar atención a las asustadas pero afligidas personas detrás de él. Al regresar a su hogar, Bai Yunfei se limpió toda la sangre que cubría su cuerpo y se vistió con el único otro par de ropa limpia que tenía. Echando un último vistazo a la casa en la que había estado viviendo durante dieciocho largos y duros años, Bai Yunfei abandonó su hogar sin dudas o vacilación... Bajo la tenue luz de la luna, Bai Yunfei se encontraba arrodillado frente a las tumbas de su madre y su abuelo en una de las áreas remotas a las afueras de la ciudad de Roca Caída, hablando en voz baja. "Entonces, fui ayudado por Zheng Kai y pude abandonar aquel lugar...". “Madre... ahora entiendo. Si no quiero ser humillado. Si no quiero ser tratado como una hormiga. Si quiero vivir libremente. Tengo que tener poder... ¡Un poder lo suficientemente grande para que nadie pueda volverme a provocar otra vez!”. "Madre. El abuelo dijo que tenía que vivir la vida con la conciencia tranquila... ". “El viejo Wu murió para salvarme. Yo... ¡Tengo que cobrar venganza por su muerte! ¡Hare que Zhang Yang pague el precio por lo que ha hecho! ¡Por el viejo Wu, por su nieta Xiao Yu’er y por mí mismo!”. “He obtenido un extraño poder… Yo siento que si lo estudio cuidadosamente y le doy un buen uso, me volveré mucho más fuerte... ". Limpiando las lágrimas que recorrían su rostro, Bai Yunfei se levantó y se había preparado para marcharse, cuando una voz anciana lo detuvo. "¿Deseas poder?". "¿Quién está ahí?". La repentina voz había asustado a Bai Yunfei, haciéndolo saltar en estado de shock. Girando rápidamente con el ladrillo en la mano, se volvió para encarar el lugar de donde provenía la voz. "¿Oh? ¿Tu fuerza del alma ya ha comenzado a despertar? Todavía es bastante débil, sin embargo...". Dijo con un tinte de sorpresa. Luego, continuo con una sonrisa:  “Ja, ja, no tengas miedo, mi pequeño amigo. No te haré daño”. Gracias a la iluminación de la luna, Bai Yunfei pudo ver a un anciano de aspecto amable con una túnica gris caminar hacia él. Tenía una sonrisa amistosa en su rostro mientras hablaba con una voz igualmente amable. "¿Quién eres tú? ¿Qué quieres?". Bai Yunfei inmediatamente hizo las dos preguntas más importantes. No sentía malas intenciones por parte de este anciano hombre, por lo que Bai Yunfei se había relajado un poco, pero se aseguró de que aún se aferraba firmemente al ladrillo en su mano. “Escuché bastante de lo que dijiste hace un momento. Puedo ver que tú Fuerza del Alma está empezando a despertar, así que supongo que este es el poder especial que mencionaste hace un momento. ¿Correcto?”. “Sin embargo, puedo decirte que es imposible que obtengas tu venganza con esta pequeña pizca de poder. Ni siquiera eres un cultivador de almas. A pesar que ese joven Zhang Yang no está más que en la etapa intermedia de Personificación de Alma, todavía está muy lejos de tu alcance”. “Lo que quiero decirte es que... puedo ayudarte a volverte más fuerte. Puedo ayudarte a cumplir tú venganza. ¿Estás dispuesto a aceptar mi ayuda?”. Al principio, el anciano había pensado que el joven frente a él se emocionara con estas palabras y le preguntaría ansiosamente cómo volverse más fuerte, pero... "¿Por qué debería creerte?". "Ehh...". El anciano estuvo estupefacto por unos momentos antes de hablar con resignación: “¿Qué razón hay para mentirte? Muy bien, entonces yo haré que me creas...”. Tan pronto como el anciano terminó de hablar, Bai Yunfei inmediatamente sintió que toda el área a su alrededor se iluminaba. Una ola de calor asaltó inmediatamente su rostro y en al momento siguiente, una pira de llamas estalló en el área alrededor del anciano y de él. Pero en lugar de que estas llamas ardieran desde el suelo. ¡Estaban flotando en el aire! Bajo el fuerte resplandor de las llamas, el anciano sonrió levemente, mientras señalaba a una roca del tamaño de una jarra de agua no muy lejos. Se escuchó un ligero sonido retumbante antes de que la roca levitara repentinamente del suelo hacia el aire. Después de la ligera flexión de sus dedos, se escucharon unos sonidos de crujido antes de que la roca se rompiera en docenas de pedazos, los cuales cayeron abruptamente al frio suelo. Bai Yunfei había visto con asombro todo lo que sucedía a su alrededor. De repente, su cabeza había comenzado a sentirse mareada. Cuando recuperó la compostura, descubrió que... ¡Él también estaba flotando en el aire! Todos estos continuos e increíbles sucesos habían confundido la mente de Bai Yunfei. Su boca se abrió de par en par mientras miraba al anciano que todavía sonreía desde el suelo. Fue solo después de ver la expresión de asombro en el rostro de Bai Yunfei que el anciano le dio una sonrisa de satisfacción. Con un movimiento de su mano, Bai Yunfei fue lentamente levitando hacia el suelo y aquellas llamas a su alrededor comenzaron a reducirse. No desaparecieron por completo, sino que se convirtieron en una bola de fuego del tamaño de un recipiente, que flotó hacia un lado, como si el anciano tuviera la intención de usarlo para iluminar el oscuro lugar. “¿Cómo estuvo, joven? ¿Me crees ahora? Lo diré de nuevo. Puedo ayudarte a volverte más fuerte. Puedo ayudarte a vengarte. ¿Aceptas?”. Bai Yunfei bajo la cabeza pensando en la oferta que le ofrecía el anciano. Luego de mucho tiempo pensándolo, mirando al anciano por un breve momento, finalmente preguntó: "¿Hay alguna condición?". "Ehh...". Una vez más, el anciano había quedado estupefacto por un tiempo. Ligeramente deprimido, el hombre pensó para sí mismo: "Este joven es bastante diferente de los anteriores... Si fuera alguien más, saltaría de emoción al encontrar esta rara oportunidad. Pero él hace todo lo contrario...". "Bueno... veo que tienes un físico increíble y estas altamente dotado. Entonces quería enseñarte…". "No te creo”. Interrumpió Bai Yunfei. "Eh...". El anciano se había quedado sin habla. Después de haber estado aturdido por un tiempo, repentinamente se echó a reír en voz alta. “Eres especial, joven. Muy bien, te seré sincero. Además de ayudarte a conseguir tú venganza, tengo otra razón para enseñarte a ser fuerte.”. “Soy miembro de la Secta Fortuna Celestial. Algún día, mi querida Secta Fortuna Celestial se tendrá que enfrentar con un gran desastre. Deseo ayudarte ahora con la esperanza de que en el futuro, si te conviertes en un poderoso cultivador, vengas a ayudar a mi secta a sobreponerse ante tal calamidad”. "¿Que es la Secta Fortuna Celestial?". "Ehh...". El anciano se sentía como si estuviera caminando en la oscuridad, chocando una y otra vez con alguna pared. “La Secta Fortuna Celestial es una secta de cultivadores de almas. Aunque no es una de las diez mejores sectas en el continente, tampoco es una secta débil de ninguna manera. Déjame decirte algo interesante, la cabeza de la familia Zhang, Zhang Zhenshan y su hijo Zhang Yang son estudiantes de la Secta Glacial, ubicada en las partes orientales de la provincia de Qingyun. Puede que la Secta Glacial sea solo una pequeña secta, pero no es algo contra lo que puedas luchar en tú situación actual. Si deseas poder tratar con la familia Zhang, será mejor que desde ahora te esfuerces en ocultar tu identidad”. Mientras pensaba en las palabras de aquel anciano, volvió a preguntar: "¿Qué es un cultivador de almas?". El anciano reunió paciencia y explicó: "Todas las criaturas vivientes en este mundo están formadas por un cuerpo y un alma. Cualquiera puede entrenar su cuerpo, pero solo puede llegar a ser un artista marcial ordinario. Hay algunas personas que pueden entrenar sus almas, mejorando la Fuerza del Alma, controlando de esta manera el cuerpo con el alma y logrando el mayor potencial de sus cuerpos. ¡Incluso pueden llegar a utilizar los elementos naturales para desencadenar fuerzas inconmensurables! Estas personas que tienen la increíble capacidad de entrenar sus almas son conocidas como Cultivadores de Almas”. "Basados en la Fuerza de Alma, la fuerza de un cultivador de almas se divide en nueve niveles diferentes: Aprendiz de Alma, Personificación de Alma, Guerrero de Alma, Espíritu de Alma, Ancestro de Alma, Superior de Alma, Soberano de Alma, Emperador de Alma, Santo de Alma; cada nivel se divide en tres etapas diferentes: etapa temprana, etapa intermedia y etapa tardía”. "Mejorar la Fuerza del Alma es una tarea muy complicada de llevar a cabo. Incluso el señor Zhang Zhenshan es solo un Espíritu de Alma en una etapa temprana. El líder de la Secta Glacial es solo un Ancestro de Alma en la etapa intermedia, nada más”. "Tú Fuerza de Alma solo está en los pasos iniciales para despertar. Tan pronto como despiertes la fuerza de tú alma, podrás percibir la existencia de ella dentro de tú cuerpo. Esa es la etapa inicial de un Aprendiz de Alma”. "Yo puedo enseñarte a como entrenar tu alma y usar tú Fuerza de Alma para volverte mucho más poderoso. Ahora, ¿Estás dispuesto a aceptar mi oferta?”.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Especialista en Fortalecimiento de Objetos

Populares

Populares

close 0/500