El Amor Verdadero

Capítulo XXI
.¿Y bien? ¿Se puede saber qué rayos estabas pensando al entrar tan profundo en el mar sin saber nadar?  -Yo... lo siento... *no puedo decirle que fui a salvar la vida de un tronco* -Chiquilla tonta, una disculpa no es suficiente para perdonar lo que hiciste... -Pero si yo soy la víctima ¿por qué estás tan enojado?  -Estoy enojado porque no cuidas de ti misma, dime ¿qué haré con mi vida si ya no estás conmigo?  -*Parece que de verdad necesita un escudo para evitar citas indeseadas*... esta bien, cuidaré más de mí, te lo prometo... -Una promesa no es suficiente, me tienes que pagar está preocupación con algo más... //Lena inmediatamente se cubrió el cuerpo y negó con la cabeza varias veces// -¡No te daré nada mío pervertido! -Mira que mal pensada, no es nada de eso chiquilla... -¿Entonces qué es?  -Es con respecto a la separación de la que estabas hablando ayer...  -Oh ¿eso?  -Si, quiero que firmes otra parte del contrato que dice "Nunca hablaré del divorcio o separación"... -Eso no es posible... -¿Que? ¿Por qué no? ¿Tan difícil es estar casada conmigo?  -Para tu información Evan Gilabert, el problema de ayer surgió por culpa de alguien y si esa persona no me pide disculpas entonces olvídate de este matrimonio...  -Ya entiendo, arreglaré ese problema inmediatamente... haré que traigan a Unai y que pida perdón de rodillas, luego lo despediré y evitaré que consiga trabajo por el resto de su vida... -¿Que? No, no hagas eso ¿qué rayos estás pensando?  -Tienes razón, es muy poco ¿crees que debería? ¡¿matarlo?! //Lena levantó la mano y le dio un golpecito a Evan en la cabeza// -¡Evan! Estoy hablando de ti, ayer tu me dijiste que era una coqueta y una cualquiera... -AH era eso, lo siento mucho Lena... yo no quería decirlo de esa forma, es solo que me sentía... algo celoso, creo... -*¿Evan celoso?*... mira... yo...*¿Es posible que le guste a Evan? No, eso es imposible*... -Hasta arreglé una sorpresa para ti Lena, para pedirte perdón...  -¿Qué es? ¿Un país? Jaja no me sorprendería que me dieras algo así... -No es eso, ¿qué acaso crees que soy un loco para regalar semejante cosa? A menos que ¿quieres un país Lena?  -No, ¿qué haría yo con un país? Ya dime cuál es mi regalo, si no me gusta no te perdonaré... *como si pudiera rechazar de una manera tan cruel un regalo de mi amado Evan*  -Bueno, si te gusta me perdonarás y vas a firmar el documento de no al divorcio ¿verdad?  -Si, si... lo que tú digas... //Evan llevó a Lena hasta la cocina donde encontró todas sus comidas favoritas// .Esto es... -¿Te gusta?  -Evan ¿por qué está toda mi comida favorita aquí? ¿Es una coincidencia o me investigaste?  -Bueno, yo... investigue un poco, es que estaba preocupado por ti Lena, no has comido nada en estos días y me pareció una buena idea para pedirte disculpas por lo que dije...entonces ¿me perdonas? -*No lo resisto, si me ves con esos ojos y con lo hermoso que eres*... Esta bien, te perdono... -¿En serio? -Si..ven, acompáñame a comer... *Parece un perrito recién adoptado, ¿tan importante es mi perdón? Es tan adorable que tengo ganas de abrazarlo, pero no se me ocurre ninguna excusa para hacerlo*  .Wow, Evan, esto es super delicioso... -¿De verdad? Yo lo hice con mis propias manos...  -Mi comida favorita hecha con tus manos ¿qué más podría pedir? -Lo sé, si me hubiera dedicado a la cocina, sería un reconocido chef de cinco estrellas... -No me gusta darte la razón cuando presumes, pero cocinas demasiado bien Evan... -¿Tú cocinas Lena? Me encantaría probar tu comida... -Claro que sí, la comida es un tipo de arte también... me encanta cocinar... -Pues entonces soy muy afortunado de estar casado contigo, mi mujer ideal tiene que saber cocinar ¿sabes?  -HA,  pues te vas a sorprender cuando pruebes mi comida, la gente siempre dice que cocino tan bien que debería guardar mis habilidades para que no se gasten... -Tal vez hasta cocinas mejor que yo... -Hoy haré la cena ¿qué te parece?  -Sería maravilloso probar tu comida, pero hoy no se va poder, cuando termines de comer te irás a acostar a la cama y si necesitas algo, yo te lo llevaré... si quieres mañana puedes hacer la cena... -Pero ya estoy mejor... -Siempre dices que estás bien... te irás a descansar y no se discute más  - Está bien...ahhh -También por seguridad, hoy dormirás en mi habitación...  -¿Que? Eso no es necesario... -Yo sé lo que hago, cuando termines de comer te esperas un momento y después te vas a tu cuarto, luego por la tarde te pasas a mi habitación y punto...bueno, ya terminé... nos vemos luego, estaré cerca de tu cuarto por si necesitas algo... -¡Será posible! Y después dice que no es un aprovechado... (Unos momentos después)
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500