Contra los Dioses

La chica de pelo rojo
Si fuera una persona normal, incluso con una cantidad decente de fuerza profunda, uno no se atrevería a aventurarse ante este escenario. Pero Xiao Che no dudó ni un instante mientras caminaba directamente hacia esa anormal sombra blanca. A medida que se acercaba, se dio cuenta de que era una persona. ¡Un hombre yacía en el suelo, sin moverse! "¿Quién es usted?". Después de ver vagamente que se trataba de una persona, Xiao Che se detuvo y preguntó. La silueta no respondió y no hubo ni siquiera un pequeño movimiento respiratorio proveniente de ella. ¿Podría ser que se hubiera desmayado? O tal vez... ¿muerto? ¿Quién podría ser? ¿Por qué se había desmayado allí? ¡Espera! Si hubiera caído aquí durante el día, alguien ya lo habría encontrado. Sin embargo, parecía que Xiao Che fue el primero en encontrarlo, lo que significaba que esta persona había aparecido aquí recientemente... quizás, después de que se hizo de noche. Xiao Che ya no dudó y se acercó rápidamente. En el momento en que llegó ante esta figura y la vio claramente a través de la luz de la luna, Xiao Che quedó completamente perplejo. ¡Esta era en realidad una... chica! La niña parecía tener sólo doce o trece años y llevaba un vestido blanco y desaliñado. Su delicado y pequeño cuerpo estaba acurrucado como un gatito asustado. Debajo del dobladillo de su falda se veían dos delgadas piernas blancas como la nieve, al examinarlas más de cerca, pudo ver que tenía pequeñas cicatrices en ellas. Llevaba un zapato negro en el pie, pero el otro zapato no estaba a la vista. Su pie desnudo era como un delicado loto de hielo y sus pequeños dedos eran tan claros y translúcidos como una escultura de jade. El detalle más llamativo de su cuerpo era su pelo. ¡Era de un color rojo brillante, como el de un extraño demonio! El frío destello de luz que había visto en el rabillo del ojo era en realidad el reflejo de su pelo. ¿Una chica? ¿Qué hace una chica aquí? ¿Y cómo es posible que tuviera tantas cicatrices en su cuerpo? ¿Qué pasa con el color de su pelo? ¿Hay gente con el pelo rojo en el Continente del Cielo Profundo? Xiao Che se inclinó y extendió la mano para sacudir suavemente los hombros de la niña, "Pequeña niña, pequeña...". La voz de Xiao Che se detuvo repentinamente después de que gritara de sorpresa. Tan rápido como un rayo, retiró sus manos de los hombros de la chica. Esto se debió a que a través de sus finas ropas, su cuerpo estaba completamente frío, sin el calor que una persona viva debería tener. La sensación más impactante de todas fue que cuando entró en contacto con el cuerpo de la chica, éste emitió un aura extremadamente venenosa. ¡Sí! Era un veneno altamente nocivo... hasta el punto de asustarlo, ya que era un tipo de veneno que tenía el mayor nivel de toxicidad que había conocido, ¡muy superior al de todos los conocimientos sobre venenos que había adquirido en su vida pasada! Era tan terrible que una vez que sus manos entraron en contacto, todos los pelos de su cuerpo se pusieron de punta. Fue entonces cuando Xiao Che se sorprendió de repente al darse cuenta de que el color oscuro que presentaba la vegetación alrededor de la chica bajo la luz de la luna no era verde oscuro... ¡sino un aterrador color negro quemado! Incluso la tierra que la rodeaba se había vuelto extremadamente negra. El corazón de Xiao Che estaba horrorizado. Si no fuera por el hecho de que tenía la Perla Venenosa Celestial y era invulnerable a todo tipo de veneno, habría muerto envenenado en el momento en que tocó el cuerpo de la chica. ¿Cómo puede haber un veneno tan aterrador en este mundo? ¿No era el objeto más venenoso del mundo, la Perla Venenosa Celestial? Pero incluso cuando usé la Perla Venenosa Celestial, ¡nunca fui capaz de desatar un veneno tan aterrador! ¡No, esto es mucho peor! ¿Hay algo en este mundo más venenoso que la Perla Venenosa Celestial? ¿Por qué esta niña fue envenenada con un veneno tan horrible? ¿Y porque está aquí, en este lugar? Incontables preguntas surgieron en la mente de Xiao Che. Pero no había duda de que esta niña ya estaba muerta. Con este tipo de veneno tan severo, incluso un fuerte practicante del Reino Profundo Celestial moriría instantáneamente. Xiao Che respiró hondo y después de una ligera vacilación, volvió a poner su mano en el hombro de la niña y lentamente volteó su cuerpo sin vida. Pudo ver la cara de la niña bajo la luz de la luna, causando que una vez más se sorprendiera y se asustara, completamente perplejo, incapaz de volver a la realidad... "¿Cómo puede ser... una chica tan hermosa...?". El alma de Xiao Che soltó un grito descontrolado mientras temblaba. Esta chica era extremadamente hermosa, hermosa y demoníaca. Y si uno no la veía con sus propios ojos, ni siquiera creería que una joven que se veía tan pequeña pudiera realmente desatar un encanto tan emocionante. Tenía el cabello rojo como el de un demonio y una cara de jade blanco. Cada uno de sus rasgos faciales eran todos hermosos al extremo y todos ellos combinados juntos la hacían increíblemente perfecta. Xiao Che no pudo encontrar ninguna palabra para describir la increíble belleza en el rostro de esta chica. Cuando la miró de cerca, en su corazón, sintió como si fuera una ilusión hecha realidad... porque en su subconsciente no se atrevía a imaginar que existiera alguien en este mundo que tuviera un rostro tan perfecto y hermoso. Xia Qingyue era la belleza número uno en la Ciudad de las Nubes Flotantes e incluso en el Imperio del Viento Azul, probablemente no había nadie que se pudiera comparar con ella. Sin embargo, cuando Xiao Che vio la cara de esta chica, se quedó atónito, como si su alma hubiera recibido un fuerte golpe. Nunca hubiera pensado que sería tan fuertemente afectado hasta lo más profundo de su alma por sólo la cara de una persona. Ella sólo parecía de doce a trece años en este momento. Si creciera a la edad que Xia Qingyue tenía... ¡sería simplemente inimaginable! Tal vez entonces, podría causar el caos con tan sólo una sonrisa. Pero una chica tan joven y tan hermosa fue envenenada por una toxina que ni siquiera él, un experto en el uso de venenos, había visto antes, y murió en el territorio del Clan Xiao. Lo que Xiao Che estaba pensando en ese momento no era con qué veneno había sido envenenada y por qué estaba aquí... sino más bien sentía un profundo pesar y arrepentimiento. Era una desgracia que esta hermosa chica haya sido envenenada tan brutalmente. ¿Qué clase de persona sería tan cruel como para matar a una chica tan hermosa? Después de echar un vistazo a la vegetación circundante y a la tierra que estaba completamente negra, Xiao Che dudó un momento antes de extender su mano izquierda y presionar con la palma de su mano el frío pecho de la chica. La Perla Venenosa Celestial brilló intensamente y empezó a purificar rápidamente el veneno de su cuerpo. Después de todo, esta era la montaña trasera del Clan Xiao, y si el aterrador veneno en el cuerpo de la chica se propagaba, era posible que toda la montaña muriera. Aunque el poder de la Perla Venenosa Celestial había desaparecido casi por completo, todavía tenía la capacidad de desintoxicar el veneno. La luz de la Perla Venenosa Celestial en su palma continuó purificando poco a poco el veneno en el cuerpo de la niña. Justo en este momento, Xiao Che notó repentinamente un ligero espasmo en el frío pecho de la niña. Entonces, pudo ver los ojos de la chica... abrirse lentamente... Tenía un par de ojos anormalmente oscuros, de aspecto demoníaco, que brillaban con una misteriosa luz negra mientras parpadeaba débilmente. Cuando Xiao Che se encontró con sus ojos, sintió un horror igual al de caer en un profundo abismo... ¡su corazón estaba horrorizado! Esta chica estaba claramente envenenada, su aliento había desaparecido, su cuerpo estaba frío, obviamente estaba completamente muerta... ¡y ahora estaba abriendo los ojos! En ese momento, la mano derecha de la muchacha se extendió lentamente, agarrando firmemente la muñeca izquierda de Xiao Che. Ella movió sus labios y soltó una débil voz, que decía claramente... "Perla... Venenosa... Celestial...". El corazón de Xiao Che se estremeció una vez más, ¡No podía creer lo que oía! La Perla Venenosa Celestial fue un objeto traído por él desde el Continente de las Nubes Azules, no existía en el Continente del Cielo Profundo... pero esta chica acababa de decir el nombre de la Perla Venenosa Celestial! ¿Acaso escuchó mal? ¿O tan sólo fue una coincidencia? "Pequeña niña, tú… ¡Aaahh!". Xiao Che gritó de dolor cuando la chica abrió sus pálidos labios y le mordió firmemente el dedo izquierdo. La sangre comenzó a correr por los dedos medio e índice de Xiao Che, fluyendo hacia la boca de la chica, sin que caiga ni una sola gota en el suelo. Alarmado, Xiao Che trató de tirar su mano hacia atrás... Aunque la pequeña mano blanca como la nieve de la niña parecía delicada, su agarre era tan fuerte como el hierro, ya que le mordió mientras sostenía su mano con fuerza. Xiao Che había usado toda su fuerza pero no pudo retirar su mano. Sus ojos se abrieron gradualmente al sentir como si toda la sangre de su cuerpo fluyera hacia su mano izquierda por una fuerza irresistible, para luego terminar siendo absorbida por la boca de la chica. ¡Ella está... chupando mi... sangre! Los oscuros ojos de la chica se habían cerrado, mientras chupaba con avidez el dedo de Xiao Che como un bebé siendo amamantado. ¿Quién es esta chica...? Esta chica había sido obviamente envenenada a un grado mortal, pero su agarre era tan firme que lo había dejado incapaz de liberarse. Después de intentar liberarse desesperadamente unas cuantas veces, finalmente se rindió y sólo pudo ver como ella chupaba y bebía su sangre. El cuerpo de Xiao Che era naturalmente débil, así que empezó a sentirse mareado después de perder una cantidad tan grande de sangre. Justo cuando se preguntaba si toda la sangre de su cuerpo sería chupada por esta chica, la sensación de succión de los dedos de su mano izquierda desapareció repentinamente, y la pequeña mano que había estado sosteniendo su muñeca se aflojó lentamente. Xiao Che retrocedió rápidamente, su cara se oscureció al mirar a la pequeña chica, que era tan hermosa y perfecta, pero que claramente le había chupado la sangre. Por un largo rato, la niña no hizo ningún movimiento, simplemente se quedó tumbada allí, como cuando Xiao Che la vio por primera vez, con los ojos cerrados y en silencio. Hmm... Una helada brisa nocturna llegó de repente, soplando sobre la espalda de Xiao Che, y luego sobre el cuerpo de la chica que estaba quieta. En medio del frío viento, el cuerpo de la niña se dispersó repentinamente como si fuera niebla, desapareciendo por completo, dejando sólo su vestido blanco, su zapato negro y su gancho para el pelo con forma mariposa roja. ¿Qué…? ¡Desapareció! Una extraña sensación vino de su palma izquierda. Su corazón se estremeció inmediatamente con una expresión de asombro. Luego cerró los ojos y movió espiritualmente su conciencia al espacio dentro de la Perla Venenosa Celestial. El inmenso espacio verde dentro de la Perla Venenosa Celestial originalmente estaba vacío. Sin embargo, cuando entró en el interior esta vez, vio un cuerpo de jade blanco como la nieve flotando tranquilamente delante de él. Los ojos de Xiao Che se abrieron de par en par, y lo primero que hizo fue extender la mano y cubrirse la nariz. Esta era, sin duda, la niña que le había chupado la sangre. La única diferencia era que no llevaba ni una sola prenda en su cuerpo. Su pequeño cuerpo de jade blanco apareció frente a sus ojos, completamente desnudo. Sus ojos estaban cerrados, y su cara de nieve estaba serena. Su largo y sangriento cabello caía, bailando por sí mismo sin la más mínima brisa. La piel de todo su cuerpo era delicada y lisa, tan tiernamente suave, húmeda y blanca como la de un bebé. Las cejas de la chica eran como plumas de esmeralda, su cintura era delgada, y sus piernas eran delicadamente rectas, como si fueran de jade. Aunque era joven, la parte superior de su cuerpo había madurado considerablemente. Sus pechos blancos como la nieve eran como dos perlas de jade en su cuerpo perfecto, tan suaves como los brotes primaverales del bambú. Una hermosa e impresionante vista. Este era un cuerpo que aún no había madurado, pero aun en su tierna edad, liberaba un impresionante encanto que haría que la gente perdiera la cabeza. Era como si toda la belleza del mundo se hubiera reunido dentro de este cuerpo de perfección divina. Xiao Che usó su voluntad para concentrarse tan fuerte como pudo para apartar sus ojos de su cuerpo. Se dio la vuelta mientras aún se cubría la nariz. En el momento en que vio el cuerpo de la chica, sintió como si su sangre fluyera hacia arriba. Creyó que si continuaba mirándola, su sangre definitivamente saldría a chorros de su cuerpo… ¿Por qué está desnuda...? ¡No! ¡Ese no es el punto! Ella desapareció ante mis ojos hace un momento, así que ¿cómo pudo aparecer dentro de la Perla Venenosa Celestial? La Perla Venenosa Celestial se ha fusionado con mi cuerpo, sólo yo puedo controlarla. ¿Cómo pudo aparecer aquí sin mi consentimiento...? ¿Fue... porque me chupó la sangre? ¿Qué demonios está pasando aquí? La mente de Xiao Che se encontraba en un completo caos. Incluso con la experiencia de sus dos vidas, era incapaz de entender lo que había pasado.
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Contra los Dioses

Populares

Populares

close 0/500