Contra los Dioses

Palacio Inmortal de las Nubes Hielo
"¿Destruidas por alguien?", Xiao Che frunció el ceño, sorprendido. Desde que era un niño, ya sea por lo que escuchó de su abuelo o por lo que se rumoreaba fuera, siempre creyó que sus venas profundas estaban dañadas de nacimiento. Ni siquiera él mismo, después de renacer con todos los recuerdos de su vida como maestro médico, había pensado en esta posibilidad. Pero Xia Qingyue dijo que no nació con las venas profundas dañadas, sino que fueron destruidas por una fuerza externa después del nacimiento. Durante todos estos años, nadie en el Clan Xiao había sido capaz de ver a través de esto, pero Xia Qingyue fue capaz de verlo claramente en tan solo un momento. Esta mujer... "Así es". Xia Qingyue bajó ligeramente sus cejas y dijo suavemente, "Y como fueron severamente dañadas a una edad temprana, tu familia puede que no lo haya notado en ese momento, y al no ser capaces de repararlas y salvarlas, a medida que tu cuerpo creció, la parálisis de las venas profundas ha empeorado drásticamente ¡No hay absolutamente ninguna posibilidad de repararlas!". Xia Qingyue dijo la última frase con incomparable confianza y determinación. Si las venas profundas de un adulto se dañaban, causaría una gran fuga de energía profunda, pero aun así había múltiples maneras de repararlas. Sin embargo, durante la infancia, al ser la etapa inicial de crecimiento, si las venas profundas estaban dañadas, a medida que creciese, el daño también crecería hasta convertirse en una parálisis completa. A la edad de Xiao Che, el daño estaba completamente establecido, por lo que sería imposible repararlo. Xiao Che, sin embargo, no se vio afectado por estas palabras y dijo muy claramente, "Eso no es necesariamente así". Xia Qingyue le miró suavemente, "Parece que has estado pensando en reparar tu venas profundas...". "Definitivamente las repararé”. Xiao Che dijo con una cara inexpresiva. Xia Qingyue lo miró directo a los ojos, y en ellos, no sólo vio arrogancia y confianza, sino también un frio y profundo brillo. Suspiró en silencio en su corazón y dijo en voz baja, "El Continente del Cielo Profundo es un lugar majestuoso y tiene innumerables personas capaces y excepcionales, tal vez realmente existan maravillas que puedan reparar tus venas profundas, no debería haber hecho ese tipo de afirmación, considéralo parte de mi ignorancia". Estas palabras causaron que la impresión de Xiao Che sobre Xia Qingyue cambiara drásticamente. Dudó por un momento, pero aun así preguntó, "¿Qué hay del frío poder glacial que usaste antes? Nunca he escuchado de nadie en la Ciudad de las Nubes Flotantes que pueda usar ese tipo de poder. Tu maestro, no creo que sea de la Ciudad de las Nubes Flotantes, ¿no es así? Por supuesto, éste es tu secreto, no tienes que decírmelo si no quieres". Xia Qingyue permaneció en silencio durante un momento, y justo cuando Xiao Che pensó que no diría nada, la oyó decir tranquilamente, "El Arte de las Nubes de Hielo". "¿Arte de las Nubes de Hielo?" Este nombre causó que Xiao Che se estremeciera un poco, creando una vaga sensación de familiaridad en su corazón. Y cuando de repente recordó el concepto representado por este nombre, su cara cambió dramáticamente y sus palabras se escaparon incontrolablemente de su boca, "¡Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo!". Los hermosos ojos de Xia Qingyue se movieron ligeramente, mirando a Xiao Che con cierta sorpresa. Cuando gritó las palabras "Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo", Xiao Che claramente había perdido el control de sus emociones, pero desde el punto de vista de Xia Qingyue, él aún estaba demasiado tranquilo. Incluso si el señor de la Ciudad de las Nubes Flotantes escuchara de repente este nombre, todo su cuerpo se estremecería y sus piernas temblarían de miedo. Ella dijo ligeramente, "Mi maestra es de hecho miembro del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, así que puedo ser considerada como una discípulo del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo. Sólo mi padre sabe de este asunto en toda la Ciudad de las Nubes Flotantes, ahora tú eres la segunda persona que lo sabe. Te digo esto... porque ahora eres mi marido... es el mínimo acto de respeto que puedo tener por ti". "…". El agitado corazón de Xiao Che no podía calmarse. Las palabras "Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo" eran como una enorme bomba que había explotado dentro de su corazón. Debido a que era una de las Cuatro Sectas Principales, las más poderosas del Imperio del Viento Azul. El Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo era un lugar sagrado en el que todos los cultivadores de fuerza profunda del Imperio del Viento Azul aspiraban y anhelaban estar. Ésta secta era considerada una existencia trascendental, ¡incluso la familia real del Imperio del Viento Azul tenía que hacerle ofrendas cada año! La Villa de la Espada Celestial, el Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, la Secta Xiao, y el Clan del Cielo Ardiente. El Imperio del Viento Azul era el más pequeño de los Siete Imperios del Continente del Cielo Profundo. A pesar de ser el imperio con la menor fuerza en general, nunca había sido anexado por los otros imperios, la razón eran las Cuatro Sectas Principales. Las grandes potencias no le temían a la fuerza del Imperio del Viento Azul, pero si le temían a estas cuatro poderosas sectas. Nadie dudaba sobre la fuerza de las Cuatro Sectas Principales. El proceso de reclutamiento de discípulos era muy estricto, no se centraban en el origen, sino en el talento. Todos los que vivían en el Imperio del Viento Azul soñaban con entrar en alguna de las Cuatro Sectas Principales. Cualquiera que ingresara en una de estas grandes sectas, incluso siendo el más bajo de los discípulos, traería honor y prosperidad a su familia. Incluso sería un invitado de honor en la corte y se le presentaría el rango de marqués. Nadie en la pequeña Ciudad de las Nubes Flotantes había oído hablar de que alguien fuera admitido en una de esas grandes sectas, y nadie se atrevería siquiera a soñar con ello. Si el anterior Xiao Che escuchara los nombres de las Cuatro Sectas Principales, sería como escuchar la existencia de inalcanzables palacios celestiales, nunca se hubiera atrevido a siquiera soñar con tocarlos. Jamás se hubiera imaginado que la esposa con la que se acababa de casar fuera una de las discípulas del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, que estaba clasificado en segundo lugar, después de la Villa de la Espada Celestial, entre las cuatro grandes sectas. Xiao Che se calmó rápidamente y preguntó, "Ya que eres una de las discípulos del Palacio Inmortal de Nubes de Hielo, ¿por qué tu familia no hizo público éste asunto? Con tu estatus, el Clan Xia podría caminar por la Ciudad de las Nubes Flotantes y absolutamente nadie se atrevería a ofenderlos. Todas las familias ricas y nobles, incluyendo la familia principal de la ciudad, buscarían obtener tu favor y el crecimiento del Clan Xia se potenciaría rápidamente". "Por tu culpa", respondió Xia Qingyue. "¿Por... por mí?" Xiao Che se sobresaltó, y luego se quedó en silencio... Estas tres palabras lo hicieron entrar en razón. "Me casé contigo como una simple hija del Clan Xia, pero esto ya ha causado un gran revuelo en la Ciudad de las Nubes Flotantes. Si me casara contigo como discípula del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, el alboroto no sería sólo en la pequeña Ciudad de las Nubes Flotantes. Quizás no para ti, pero podría haber muchas consecuencias imprevistas para el Clan Xia. Después de todo, la brecha entre tú y yo es demasiado grande". La voz de Xia Qingyue era ligera y sus ojos eran claros. Aunque sólo estaba parada allí en silencio, era deslumbrantemente hermosa. Xiao Che suspiró lentamente, "¿Entonces por qué te casaste conmigo?". "Ya sabes por qué... Mi vida fue salvada por mi tío Xiao Ying. Soy la razón por la que murió durante un intento de asesinato poco después. Desde que nací, mi padre arregló un matrimonio entre nosotros para devolver la bondad del tío Xiao Ying. Aunque fue la promesa de mi padre, no tengo ninguna razón para desobedecerle y por lo tanto no tengo ninguna razón para no casarme contigo". Xia Qingyue levantó sus ojos, que estaban tan fríos y brillantes como el hielo, "La razón por la que te dije que pertenezco al Palacio Inmortal de Nubes de Hielo fue para hacerte saber que para seguir cultivando el arte de la Nube de Hielo, debo tener un corazón helado. El Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo sólo acepta mujeres, y no se les permite tener relaciones con hombres o tener sentimientos por ellos. Aunque estoy casada contigo, no puedo amar a nadie en esta vida. Debes saber esto". “… Aunque no fueras una discípula del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, no creo que te enamorarías de mí", respondió Xiao Che riéndose de sí mismo. Xia Qingyue sacudió lentamente su cabeza, "Creo que has entendido mal, no te estoy despreciando de ninguna manera y jamás lo he hecho. Mi maestra me ha enseñado que aunque se alcance un gran poder, jamás se debe menospreciar ni subestimar a los más débiles. Además, sólo estoy en el punto de partida. Por otro lado, aunque en el Continente del Cielo Profundo eres juzgado por tu fuerza profunda, también hay innumerables médicos, ingenieros y maestros en otras profesiones que son respetados por el mundo. Tener las venas profundas dañadas de ninguna manera significa que tu vida esté arruinada". Xiao Che se conmovió por un momento. De lo único que se hablaba en la Ciudad de las Nubes Flotantes era de la belleza y del talento de Xia Qingyue, pero tal vez nadie sabía de la nobleza de su estado mental, una forma de pensar que era difícil de alcanzar aun para la mayoría de la gente de mediana edad. Ella, sin embargo, sólo tenía dieciséis años... En unos pocos años más, uno no podía imaginar lo que alcanzaría. ¡No es de extrañar que fuera elegida como discípula del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo! Esta mujer de incomparable belleza y talento, y que tenía una mente y un corazón nobles, se había convertido en su esposa no hace mucho tiempo. ¡Se sentía como si fuera un sueño! Si no fuera por el hecho de que poseía las experiencias y recuerdos de dos vidas, sentiría un sentimiento de inferioridad y probablemente ni siquiera podría reunir el valor para mirarla a los ojos. "Gracias por decirme esto...", dijo Xiao Che con un apasionado suspiro. Luego su voz cambió y su mirada se enfocó, "Entonces, ¿puedes decirme en qué reino se encuentra tu fuerza profunda actual?”. Ser capaz de entrar en el décimo nivel del Reino Profundo Elemental a la edad de dieciséis años era realmente admirable, y fue suficiente para llamar la atención de toda la Ciudad de las Nubes Flotantes. Sin embargo, Xiao Che creía que ella ocultaba su verdadero nivel de fuerza profunda. Con un nivel como el que ella decía tener, aunque era inigualable en la Ciudad de las Nubes Flotantes, aun no era suficiente como para atraer la atención del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo. La repentina pregunta de Xiao Che causó que Xia Qingyue se quedara en silencio y no respondiera. Sin embargo, su silencio la delataba, sin dudas su fuerza era superior al décimo nivel del Reino Profundo Elemental. "Deberías ir a hacer un brindis", dijo Xia Qingyue volteando lentamente su mirada hacia un lado. Apenas terminó de decir esto cuando un sonido de pasos se acercó lentamente a la puerta, seguido por la vieja y tranquila voz de Xiao Hong, "Joven Maestro, es hora de ir a hacer un brindis". "Tío Hong, iré enseguida", respondió Xiao Che. Dio una última mirada a Xia Qingyue mientras arreglaba casualmente su ropa, y luego salió de la habitación. Tan pronto como Xiao Che se fue, un aura de hielo brillante rodeó repentinamente la habitación y una blanca figura apareció frente a Xia Qingyue. Xia Quinyue se adelantó ligeramente y habló con una voz suave y respetuosa, "Maestra". "Qingyue, has logrado lo que deseabas, es hora de que regresemos al Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo, ¿estas lista?". La hermosa y gentil voz era tan brumosa como una nube y tan suave como una brisa. Era suficiente para hacer que incluso el corazón más frío del mundo se derritiera completamente. Xia Qingyue sacudió suavemente su cabeza, "Maestra, quisiera quedarme un tiempo. Si me voy ahora, él será sometido a un ridículo aún más duro e interminable. Maestra, le pido que me dé un mes más de tiempo, me iré de una manera que no lo dañe en lo más mínimo y que no permita que nadie más continúe haciéndole daño". La mujer de blanco la miró tranquilamente por un momento, luego asintió lentamente con la cabeza y sonrió ligeramente, "Bien. Ya que se ha hecho una excepción para que te conviertas en la primera discípula del Palacio Inmortal de las Nubes de Hielo en casarse en cien años, creo que no habrá problema en esperar un mes más". "Gracias por cumplir mi deseo, Maestra". Xia Qingyue se contuvo por un momento, dudó y luego dijo en voz baja, "Maestra, ¿es realmente imposible reparar sus venas profundas?". La mujer de blanco sacudió la cabeza sin demora, "No existen los absolutos en este mundo... pero al menos en mi opinión, es imposible. Qingyue, tienes un corazón amable, compasivo y agradecido, y eso es bueno. Sin embargo, realmente no puedo ayudarte con este asunto".
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Contra los Dioses

Populares

Populares

close 0/500