Varios Relatos De Terror y Suspenso

Mis Muertes de los Lunes
Necesito escribir esto antes de dormir como una manera de desahogarme, sentirme mejor o simplemente intentar no volverme loco. Hace unas semanas atrás, un domingo, terminaba de cenar mientras leía relatos de terror, y por estar muy cansado me disponía a dormir temprano. Si bien voy al colegio en el turno tarde, aún así estaba dispuesto a dormir todo el tiempo que quedaba desde esas 22:17 hasta las 11:30 (horario que salía hacia el colegio). Pero cuando apagaba mi computadora escuché un ruido debajo de mi cama, con algo de tensión por el ambiente que habían creado esos relatos citados, miré debajo de la misma, ahí estaba, entre la basura de envoltorios de frituras y cajas de pizza, apenas pude ver una rata escapando de la luz de mi celular. Al acostarme, sentí como un escalofrío recorría todo mi cuerpo, pensé que era por la bebida fría que había tomado con la cena. Es como cuando tomas una taza de café y tu cuerpo se calienta un poco, bueno, es lo mismo con las cosas frías. Me dormí entre pensamientos eróticos protagonizados por mi chica y yo, lo normal. Al despertar la mañana de ese lunes, vi que ya estaba sobre la hora y salí con apuro de mi casa. En el colegio todo fue como siempre, yo estaba apartado leyendo, incluso en clase, ya solo me ignoran y siguen como si yo no estuviera ahí, ya que al final mis notas siempre son buenas. El primer módulo era Literatura, terminó y después del recreo, el segundo módulo era de Psicología. Al final de la clase la profesora me llamó y me dijo que si necesitaba hablar de algo, podía contar con ella. Solo asentí con la cabeza y me fui, ya era hora de irnos a casa. Antes de salir pasé por el baño, al entrar me miré directamente al espejo y vi que, sin darme cuenta, llevaba una mueca triste. En ese momento escuché un ruido al fondo y cuando miré, ahí estaba, una de las señoras que se encargan de la limpieza. Me dijo que haga lo que tenía que hacer y me fuera rápido. Simplemente empecé a caminar hacia afuera. Volví a casa y después de cenar, pensaba dormir temprano otra vez, me acosté y mientras dormía tuve un sueño horrible, soñé que al despertar no tenía brazos ni piernas. Cuando desperté de ese sueño, me sentí muy aliviado de que haya sido solo un sueño, y al sentir mis brazos y mis piernas, me sentí muy seguro, miré el reloj de pared y marcaba 23:53, temprano, así que iba a levantarme a buscar algo para tomar, la pesadilla me dio sed. Pero al intentar levantarme, mis extremidades no me respondían, miré hacia abajo y vi como la manta que me antes me cubría estaba en el suelo, dejándome ver mi cuerpo. Ahí estaban mis brazos y mis piernas, pero estaban pegados a mi cuerpo, como si nunca hubieran estado apartados. El enorme problema es que yo soy claustrofóbico, y esa situación era peor que una pesadilla para mi, no pude hacer nada, ahí, tendido en mi cama, mi corazón se aceleró tanto que dejó de latir... morí de pánico. O eso fue lo que parecía al principio, porque desperté el martes pensando que todo había sido un sueño. Aunque no el fondo yo sabía que fue demasiado real. Una semana pasó y cuando llegó el siguiente lunes, al acostarme a dormir, ocurrió otra vez. Me levanté para ir a buscar agua, vi la hora, 23:27, y cuando levantaba el vaso para beber el agua, algo pasó de repente y sin explicación, mi cabeza se desprendió de mi cuerpo. Sentí el dolor de mi cabeza golpeando el suelo y el ardor de mi cuello cuando le caía el agua encima. Así fue como morí ese lunes, pero otra vez, al despertar el martes, parecía haber sido una pesadilla. Pero no, una semana después, pasó otra vez, al acostarme, mi cama estaba ardiendo y mi cuerpo se disolvió lentamente como si me derramaran ácido. La semana siguiente intenté quedar despierto hasta cambiar de fecha, pero fue inútil, a las 23:59 simplemente caí al suelo sin aliento, no podía respirar, morí asfixiado. Y así pasan los lunes y muero todas las noches de alguna manera horrible... es por eso que hoy al llegar del colegio me dispuse a escribir esto antes de dormir. Son las 22:43, es lunes, me voy a acostar, a ver cómo muero hoy...
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
Varios Relatos De Terror y Suspenso

Populares

Populares

close 0/500