El Amor Verdadero

Capítulo XIII
(Unos minutos después) -*Me pregunto ¿Por qué Evan se comporta así? Si sigue siendo tan amable, nunca dejará de gustarme* Mmm… AHH, no puede ser, ahora que recuerdo, me tire encima de Evan y lo abrace ¿Por qué rayos hice eso? No puede ser, que vergüenza, Evan pensara que soy una resbalosa… no no no no, y ¿Qué pasará conmigo cuando vivamos juntos? No aguantare la presión… Me duele la cabeza ¿Por qué me pasan estas cosas a mí? (Mientras tanto Evan) -Te lo digo enserio Anthony, ella me abrazo, eso quiere decir que le gusto ¿verdad? -¿Qué acaso eres un adolescente? ¿Por qué me cuentas estas tonterías? -¡Oye! Que mal amigo ¿Qué? ¿Quieres que se lo cuente a Emir? -Sí, esa es una buena idea, cuéntale tus cosas raras a Emir y a mi déjame en paz… -¿Estas tan ocupado? ¿Qué estás haciendo? -No te importa, no me llames para contarme estas cosas sin importancia, estoy ocupado, no me molestes… y recuerda que prometiste hacer mi trabajo así que mejor ponte a trabajar…adiós… //Colgar// -Mch, Debería encontrar mejores amigos que este patán, de seguro esta con Ross todavía, pensar que ese idiota sería domado hasta este extremo… la amiga de Lena da miedo… uff AHH, es cierto, todavía tengo mucho trabajo, no importa… el abrazo de Lena me dio fuerzas, ¡hora de trabajar!… (24 de agosto) -Maestra, ¿En serio no puede ir a mi boda? -No podré ir Lena, lo siento mucho, tengo mucho trabajo y muy poco tiempo para prepararme para la presentación del proyecto… -Está bien, sé que está muy ocupada… aunque me gustaría que fuera, después de todo usted es una persona muy especial para mí, pero si no puede pues ni modo… -¿Tú crees que no quiero ir? Sería fantástico verte en tu boda luciendo un hermoso vestido de novia, aunque me gustaría más verte en una boda real, que en una falsa… -*Eso fue duro de recibir, pero es la verdad y no puedo cambiar ese hecho*. Bueno, la boda fue idea de Evan, no es como si me quisiera casar… -Pues yo te veo muy entusiasmada con todo esto… -¿A si? Jaja seguro es porque fue divertido planear todo… *No puedo decirle que me gusta Evan y que si me quiero casar con él, porque se preocuparía*  -Si claro… Lena, ¿Ya sabes donde será la luna de miel? -No, no lo sé… Evan dijo que sería una sorpresa… Ya me ha sorprendido suficiente en realidad… mire, me regaló un anillo muy bonito, dijo que es en compensación por molestarme tanto… -*Ese chico tonto, no puedo creer que le regalara un anillo tan valioso, y puedo ver que no es un anillo común y corriente, apuesto a que Lena no sabe que es el “Rubí de Madhur” * Dime Lena, ¿Evan también está usando un anillo parecido a este? -Sí, así es… Evan y yo fuimos a ver los anillos de matrimonio y compro dos pares, uno lo usaremos para la boda y el otro par es el que usamos ambos ahora… -*Entonces Evan está usando la otra parte, el “Rubí de  Indira”, se dice que si dos personas  usan el  rubí de Madhur e Indira, estarán juntos para toda la eternidad, es imposible que Evan no conozca el significado de esos anillos, aunque solo sea una leyenda, Evan debió hacer lo imposible para conseguirlos*. Bueno, él puede hacer lo imposible a veces…  -¿Dijo algo maestra? -No, solo que cuides mucho de ese anillo, deberías hacerlo collar para cubrirlo, no sabes cuán valioso es… -Oh, está bien, le pondré una cadena… -Bien, ahora puedes irte… ya me ayudaste bastante, solo me faltan algunos toques para terminar esta parte… -Bueno, gracias por todo maestra, ya me voy, adiós… -¡Adiós! (Después de un rato) -¡Ross! Estoy aquí… -Perdón por llegar tarde… -Está bien, por lo menos llegaste… -Lena, ¿todavía estas enojada por el otro día? -No estoy enojada, ahhhh solo un poco molesta porque dijiste que estarías allí… -Tampoco fue para tanto… -¿Qué no fue para tanto? Ni siquiera sé cómo estoy viva, nos tomamos de las manos varias veces y Evan no paraba de decirme “Mi Lena”, de solo acordarme siento que me dará algo… -Deberías acostumbrarte, recuerda que la boda está a la vuelta de la esquina y a partir de mañana Evan y tú estarán casados por 2 años… o más. -De solo pensar en que estaré con Evan más tiempo, siento pesado el cuerpo… -Son los nervios, pero pensé que ya se llevaban mejor, ¿no te has acostumbrado a él todavía? -Yo por veces siento que ya me acostumbre, rayos hasta hemos compartido la cama un par de veces, pero Evan de repente dice y hace cosas que me sorprenden, y me toman desprevenida, es allí cuando no puedo controlar mi corazón… como cuando me regaló el anillo, me asombro mucho… -Vaya, te gusta más de lo que pensé… no te preocupes, tu solo tienes que actuar como siempre lo haces… -Eso hago, pero no sé si resistiré… -¿Y ya sabes donde será la luna de miel? -No, Evan dijo que sería una sorpresa… -¿No sabes dónde será? Confías mucho en Evan… -¿Por qué dices eso? -Él es un hombre grande Lena, tú crees que al estar casado con una bella chica, en un lugar donde no hay nadie más, ¿Él se controlara?... -¿Controlarse? Pues claro, tenemos un contrato… -Un contrato, que gran escudo… -No me hagas pensar de más Ross, la luna de miel durará una semana y estaremos en cuartos separados, así que no creo que  pase algo… -Lo que tú digas, apostaría a que Evan no va resistir, pero no quiero verte perder… -Créeme, no pasara nada, ya estoy grande y se cuidarme sola… (Al día siguiente) Dios mío, Ross… tengo demasiado miedo, creo que moriré… -Wow y pensar que Evan reservaría un hotel tan famoso como el The King's Century, es increíble este lugar… -Ross por favor, no me estás escuchando…
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500