El Amor Verdadero

Capítulo X
-Bien, si tú lo dices… -Ayer estuve pintando… -¿Ah sí? ¿Y qué pintaste? -Se llama “Una noche lluviosa”, me inspiró la noche que fui donde Evan y el muy idio… quiero decir, el muy irresponsable no había llegado y entonces me enferme de esperarlo bajo la lluvia… -¡¿Qué?! Cuando lo vea me las va pagar, apuesto que se le olvido, no te preocupes Lena, yo me encargare de que no vuelva a llegar tarde en su vida… -*Debería de mantener mi boca cerrada* No te enojes con él maestra, él me explico todo y ya lo perdone… -Pero no puede hacer estas cosas… -De verdad que está bien, no hay problema, seguro que no lo vuelve  hacer… *Estoy salvando tu pellejo Evan, me tienes que pagar de alguna forma* //Rinnnng rinnnng // Es mi teléfono, es Ross… ¿Qué pasará? Hola Ross… -Ah, hola Lena… ya regrese del viaje y quisiera saber si puedo verte hoy… -¿En serio? Claro, yo también quería verte, tengo que contarte muchas cosas… -Bien, nos vemos en el café Home, te espero… -sí, ahí estaré… -Bueno maestra será mejor que la deje concentrarse, ya me voy… -Bien, saluda a Ross de mi parte… (Unos momentos después) -Ross, te extrañe tanto, pensé que moriría… -Ay Lena, no exageres, solo fueron unos días…pero yo también te extrañe… -Dime ¿Cómo te fue en tu viaje? -Todo estuvo muy divertido… fueron unos pocos días de paz… -¿Qué pasa? No te escucho muy convencida… -Si… lo que pasa es que me encontré con Ronny… -¿Qué? ¿Ese patán de tu ex novio? -Sí, fue una completa molestia, me siguió a todas partes pidiéndome que volviéramos, y aunque le dije un millón de veces que ya tenía novio, insistió en que era una mentira mía y que era imposible que yo lo olvidara, que nunca encontraría a alguien mejor que él… después de todo lo que me hizo… -Si Anthony supiera de esto, seguro arruinaría su pequeña empresa… -Parece que el presidente Evan te contagio algo de vanidad… -Ni lo menciones, ese idiota, cada que pasa, ahhh lo odio más… -Pues ese no parece un suspiro de odio… dime ¿Qué paso con ustedes? -¿Qué no pasó? (Después de que Lena le explicara todo los sucesos a Ross) Sabes, Evan se comporta extraño, a veces es molesto pero también hay veces en las que es tan dulce, es muy guapo y alto, es… -Entonces ya perdiste la batalla… -¿Qué quieres decir? -Te gusta obviamente Evan… -¡¿Qué?! No, no puede ser… pero yo lo odio, siempre me dice chiquilla esto, chiquilla aquello… no lo soporto… -Está bien, tranquila, solo te está empezando a gustar, pero ya estas perdiendo la batalla, te daré un consejo… tu nunca tienes que dar el primer paso, si Evan se entera de que te gusta, se acabó… él se querrá aprovecharse de eso y te molestara como si un hubiera un mañana… pero dime claramente Lena… ¿Te gusta Evan sí o no? -Yo… yo, ach me rindo… si, si me gusta Evan… pero también lo odio… -Dime ¿Qué harías? si él te dice “Lena tú me gustas” -No lo sé, tal vez me desmayaría o algo así… -Tienes que ser fuerte Lena, si él te dice algo así, pues tú tienes que reaccionar fuertemente… -Creo que no voy a poder, tú haces que suene tan fácil… además a Evan nunca le voy a gustar… -No seas así contigo misma, eres una persona deslumbrante y talentosa, cualquier hombre caería rendido a tus pies y Evan no es la excepción… así que estate preparada para cualquier confesión por parte de Evan… -¡Bien! Estaré lista para cualquier situación… por cierto, aquí está tu invitación para la boda… -Oh, qué bien… ¿A cuántas personas invitaran? -Pues será algo privado, solo irán el padre de Evan, mi mama, Anthony y tú, también irán unos cuantos  invitados especiales de Evan…  será algo pequeño, a Evan no le gustan los lugares con multitudes… -Ya veo, me parece bien, solo falta una semana… ¿Ya escogiste el vestido de boda? -Evan reservo unos cuantos vestidos de una boutique muy famosa y me dijo que mañana que vuelva del viaje fuéramos juntos, pero no quisiera estar a solas con Evan, tendrás que venir conmigo… -Está bien, seré tu guardiana jajá -Muchas gracias Ross, estar a solas con Evan es muy sofocante… -Está bien no te preocupes, yo estaré ahí siempre… (Al día siguiente) -Bien, ya estoy lista…al parecer Evan pasara por mí y Ross estará esperándonos en la entrada, todo perfecto… //Bip Bip Bip// Oh, Evan ya llego… uff respira, todo va salir bien… -Hola Lena ¿Lista para probarte tu vestido de novia? -Hola Evan, sinceramente… no, no estoy lista para esto… -Ahhh mi chiquilla es tan linda, no te preocupes, te aseguro que te daré mi más sincera opinión sobre cómo te quedan los vestidos… te observaré de pies a cabeza para asegurarme de que todo esté bien… -* ¿Y eso se supone tiene que calmarme? Me terminara dando algo si sus ojos están sobre mí todo el tiempo, por suerte Ross estará ahí* -¿Mm? ¿Qué pasa Lena? Te veo algo pálida, ¿te sientes bien? -*Parece que solo me llama Lena cuando me ve decaída y enferma* No, todo está bien, solo estoy algo nerviosa… por cierto le pedí a Ross que nos acompañara… -¿Qué? -¿Te molesta? -No, para nada, está bien… bien ya llegamos… -Parece que Ross no ha llegado… -Ach, se me había olvidado que tengo que hacer una llamada importante… ¿Me esperas adentro? -Claro… -Bien, gracias… iré en un momento… //Cerrar puerta// Claro que me molesta que haya otra persona en este momento, perdón Lena pero tendré que mover algunas cuerdas… //Llamando// -Sí, ¿Ahora qué quieres Evan? -Anthony, necesito que me hagas un favor urgente, quiero que salgas con Ross hoy, te doy el día libre… -¿De qué hablas? ¿Acaso tú harás mi trabajo? A diferencia de ti a mí no me gusta que se acumule el trabajo, así que no, muchas gracias…
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500