El Amor Verdadero

Capítulo IX
-Sabes que… ponte de pie… -¿Mm? ¿Para qué? -Tu hazme caso… ven, ahora ponte derecho, a ver *Si me pongo en frente suyo para medir la diferencia de estatura, así le callare la boca para que ya no me diga chiquilla, no lo había visto de frente, se ve que tiene tonificados sus músculos… ¡ay! ¿En que estoy pensando? pero Rayos ¿Por qué es tan alto?* No puede ser… -¿Qué? ¿Querías saber cuál es la diferencia entre nuestras estaturas? Pues ahora ya lo sabes… Chi.qui.lla -¡Tch!  ¿Cómo se ve todo desde ahí arriba gigantón? -¿Qué? ¿Quieres saber? ¡Pues arriba! //La levanta// -¡Ayyy! Ya bájame o te golpeare… -Jajá sigues siendo muy pesada… -Entonces bájame de una vez… -Mmm no, no quiero… -¡Evan! -¿sí? ¿Lena? -* ¿Qué pasa con esos ojos? Por favor no me veas así o me dará algo…* -* ¿En serio Lena? ¿Cómo eres tan linda?* -* ¿Mmm? ¿Por qué se está acercando? ¿Me dará un beso? No, no puede ser, no estoy lista* ¡mmm! //Cierra los ojos con fuerza// -*Tal vez debería…* //Ding Dong// ¡AH! * ¿En qué estaba pensando?* Están tocando la puerta, te bajaré como tu querías… -¡AH! Si ¡¡bájame ya!! -Espérame aquí chiquilla revoltosa… -*Parece que me dirá chiquilla hasta el día que me muera* -Anthony, pero qué sorpresa ¿Qué haces aquí? -Pues ¿tú qué crees señor presidente? Vengo a llevarte porque parece que se te olvido que tienes mucho trabajo que hacer ya que mañana tienes que ir a un viaje… -Ach es verdad ¿Cómo se me olvido? -¿Porque tarda tanto? Iré a ver… ¡Oh! Anthony ¿Qué haces aquí? -Ah hola Lena… ya veo porque se te olvido Evan, te estabas divirtiendo mientras que yo hago todo tu trabajo… -Vamos Anthony, tu sabes que soy muy veloz en mi trabajo… -Por muy rápido que seas, no puedes dejar todo para último momento… lo siento Lena pero tendré que llevarlo… -*Ahh es una lástima* Esperen un momento, mi teléfono está sonando… Mamá… ah sí, ahora mismo voy… Mi mama acaba de llamar y dice que la puerta ya está reparada, así que no habrá problema en que te vayas Evan… -Qué suerte… espera un momento te llevaré a casa… -No, está bien… ya hiciste mucho por mí, puedo irme por mi cuenta y tu estas muy ocupado… -Tiene razón Evan, cámbiate y vámonos de inmediato… -¿Qué acaso eres mi papá Anthony? -Si yo fuera tu papa no habría criado a alguien  tan perezoso… -Ach, cállate… -Muy bien, ustedes sigan peleando como un par de lindas nenas y yo me iré a mi casa, Evan recuerda que me tienes que enviar lo bocetos para la preparación de la boda, soy una pintora así que sabré con certeza si algo le falta… -Ok, gracias y perdón  que no pueda llevarte… -No hay problema, ya has hecho demasiado por mí, bueno ya me voy, adiós… -¡Nos vemos! //Cerrar puerta// -Bien señor presidente, es hora de irnos… -Vámonos entonces… -Te veo extraño ¿Es por Lena? -¿Por qué dices que es por ella? -No lo sé, de repente faltas a trabajar, no es que sea muy nuevo el que lo hagas, pero normalmente faltas por algún asunto importante… -Sí, no sé qué me pasa… cuando estoy con Lena me siento muy en paz y todas mis preocupaciones se van, tal vez sea buena idea casarme con ella… no estoy seguro. -Siempre tomas decisiones muy a la ligera, si te va empezar a gustar Lena, será mejor que lo hagas en serio, no quiero ver que Ross este triste por culpa de su amiga… -Vaya, pensar que un amargado como tú piensa en el bienestar de una persona, me parece impresionante. -Tú sigue burlándote, por lo menos tengo una buena y respetable relación con Ross, no como tú. -¿Qué quieres decir? mi relación con Lena es muy buena… -Si pero será mejor que dejes de llamarla chiquilla o ella terminará odiándote, te digo esto por tu bien… Llegamos… -No creo que se moleste tanto por que la llame chiquilla, después de todo es  pequeña y también es muy linda cuando se enoja jaja… -Pobre Lena, la compadezco, casarse con un tipo como tú será una tortura para ella… -Todas las mujeres del mundo darían cualquier cosa por una mirada mía, Lena es afortunada… -Si si, lo que digas playboy… -Oye, yo no soy un playboy, tu si lo eres. -Cállate y revisa estos papeles, estos de aquí son los contratos para las mini compañías ligadas a la nuestra, y estos otros de aquí son el movimiento de las acciones por parte del departamento de finanzas, además de este poco para la junta de mañana, es sobre la nueva aplicación, revisa todo y luego regresa a empacar y estate listo para mañana… -Oye soy el presidente de la compañía, no un esclavo ¿Por qué me das tanto trabajo? ¿Tú que harás? -Deja de quejarte, yo haré mi trabajo y tú has el tuyo, además tu mencionaste que eras súper veloz en el trabajo, así que adelante y buen provecho, adiós… -Será posible… creo que moriré por explotación laboral… es demasiado, ach lo que sea, terminaré el trabajo en unos segundos, ya verás Anthony… (Mientras tanto Lena) -Que aburrido, no tengo nada que hacer, tal vez debería pintar algo… bien vamos por la pintura… Quiero pintar… una noche lluviosa… mmm, es un buen nombre, cuando acabe de pintar se la mostraré a Ross…lástima que no está, ahhh Ese idiota de Evan me sigue llamando chiquilla, me pregunto ¿Qué habría pasado si Anthony no hubiera llegado en ese momento? Tal vez nosotros… no no no no, es imposible, tal vez solo tuve esos pensamientos porque estaba algo débil y enferma, no significa nada, ufff sigamos pintando… (Al día siguiente) -Lena, no estés con esa cara y pásame una manta… -¿Qué? ¿Cuál cara maestra? -Pues con esa cara de que no sabes en que planeta estas… dime ¿ya sabes cuándo será la boda? -Ah, sí… estuve hablando con Evan en la mañana y me dijo que será el 25 de agosto, ya tiene los preparativos listos…debo decir que tiene buen gusto, los bocetos que me mostro para la boda estuvieron excelentes, pero lo escuche algo cansado…me pregunto si Anthony  lo cargó de trabajo, falta una semana nada más para la boda, estoy algo nerviosa… y usted ¿ya decidió cuándo será la presentación del proyecto? -Sí, será el 3 de septiembre, aproximadamente una semana después de tu boda… -Eso estará genial, así no tendré que faltar a la luna de miel con Evan…digo, por lo que me dijo, no quiero que las personas se pongan a investigar sobre nuestro matrimonio…
Descubre más en Bookista
Descarga la app y continúa leyendo
El Amor Verdadero

Populares

Populares

close 0/500