Eres Mía

Capítulo 4
_No lo sé _Hace un gesto de indiferencia. Yo me limitiba a dejar que Jenni me arrastrara a donde ella se le antojara y a confiar en volver entera a casa al final de la noche. _¿ Y que hacías tú por ahí? ¿De antro?. _ _ Pará nada _dijo Jacob _iba a comparar algo de comida _ _ ¿A media noche? _Lo miré levantando la ceja. _Soy noctámbulo_justo en aquel momento debió de preguntarse por la hora que era, pues miró de reojo el reloj que había en la pared. _Se está haciendo muy tarde. Creo que tendría que llevarlas a casa_ _ Yo estoy completamente despierta_intervino Jenni, pero por desgracia para ella, yo no me sentía igual. Incluso con el café y el subidon de adrenalina provocada por la situación que acababa de vivir, me sentía muy cansada. Quería seguir charlando con Jacob, pero empezaba a dolerme todo el cuerpo,sobre todo las piernas y los tobillos. _Yo estoy echa polvo. _ Y para subrayar mi declaración, bostecé de forma exagerada. Jacob pago la cuenta, aunque yo hize el jesto de querer hacerlo. No subía más que a un par de dólares y estaba cansada de modo que tampoco insistí. Cúando me levante note que mis piernas intentaron traicionarme, pero conseguí mantenerme en pie. Por un segundo pensé que Jacob iba a tomarme en brazos para llevarme hasta el coche. Y Jenni debió de pensar lo mismo, pues se interpuso entre los dos. Caí dormida casi al instante en que me senté en el coche. Recuerdo una breve discusión sobre quién iba a dejar primero en casa. Me desperté justo cuando Jacob se estacionada delante de mí entrada.Jenni no estaba por lo que imaginé que la habría dejado ya en su casa.No estoy muy segura de cómo averiguó mi dirección, pero en aquel momento no le di importancia. Me despedí de Jacob delante de mi edificio de piedra rojiza y subí a casa. Por suerte, mi madre no llegaba después de las siete de la mañana, cuando finalizaba su turno.Adolorida, me despoje del ridículo atuendo con el que Jenni me vistió y me puse una camiseta holgada. Tomé el celular con la intención de ponerlo a cargar pero, antes de conseguirlo,me derrumbé en la cama con el teléfono en la mano. Cuando empezaba a dormirme, lo sentí vibrar y me despertó. "Dulces sueño :) Jacob" Era un mensaje de texto de Jacob y se me aceleró el corazón. De un modo u otro, miestras dormía en su coche, él debió de haber buscando mi número de teléfono en el celular y añadió el suyo en mi aparato. En otras circunstancias quello me habría parecido espeluznante, pero en este caso, me hizo sentir feliz y aliviada. Cerré el teléfono, lo deje sobre mi mesa de noche y me quedé dormida al instante. Cúando desperté, lo primero que percibí, después de una sensación de dolor increíble en los pies, fue quetenía diez millones de mensajes de texto de Jenni. Todos gritaban entorno a Jacob y no considere que fuera urgente responderle. Me puse una sudadera y camine a trompicones hasta el baño para administrame una sobredosis de analgésicos y cubrirme los pies de pomada antibiótica y curitas. Salí del baño dirigiendome al sofá, me estiré y descansé mis molidos pies sobre un cojín, después de un rato de ver televisión me dispuse a bañarme,pero antes de entrar escuché que llamaba a mi teléfono, no alcanzo a atender la llamada pero para mi sorpresa, enterrado bajo la montaña de mensajes de texto de Jenni, encontre uno de Jacob : "Mañana Motion City Soundtrack.First AVE. A las siete. Compro.¿Vienes?" Anoche, cuándo de casualidad mencioné que me gustaba el grupo Motion City Soundtrack, puso atención y me invitaba a un concierto . First Ave era un pequeño local cargado de historia en el centro de la ciudad, no muy lejos de donde Jacob nos encontró. Jacob era muy mayor para mí, era evidentemente , pero no estábamos saliendo y no creía que eso fuera aconstituir un problema suspiré y rápidamente respondí "Es mucho dinero. Ya te debo demasiado" "Tranquila. El dinero da igual. ¿Vienes o no?" respondió Jacob en cuestión de segundos. "Si. Pero no te acostumbres apagarme las cosas" fue mi mensajede respuesta. "No te acostumbres a protestar si te pagó las cosas. ;)" "Muy gracioso" Respondí, confiando en qué le sonara tan divertido cómo yo quería. "Paso por ti a las 6:30,ok?"Era terriblemente justo para la hora en que empezaba el concierto, pero como era él quien invitaba no me quedaba otra que acatar sus reglas. "Ok, hasta entonses. :)" Al instante decidí que no podía contarle nada de todo aquello a Jenni. Si al final salir con Jacob acababa convirtiéndose en algo habitual no me quedaría más remedio que contárselo. Pero de momento considere guardar el secreto para mi sola. Mientras me preparaba para salir escuche a mamá al parecer se estaba arreglando para trabajar, trabajaba de telefonista en el hospital entraba a las 6 en punto y salía hasta muy tarde casi siempre me encontraba sola en casa aveces hasta llegaba apensar que era la única que vivía aquí escuche la puerta abrir y cerrar supongo que era ella yendo a su trabajo "suerte mamá" después de qué mi madre se fuera seguía rreglandome. Jacob llegó puntualmente a las seis y media, en cuanto lo vi me sentí cómoda y feliz._Hola_Jacob me saludo con una amplia sonrisa en cuando entre al coche. _Gracias _dije _ Por todo esto. _¿ Por todo el que? _me pregunto confuso , mientras arrancaba y ponía rumbo a First Ave. _Por llevarme en coche, por la entrada, por salvarme la vida _dije,dandole detalles. _Oh, por eso _ Se echó a reír _No es ningún problema. Confía en mí. _Pero que no sea un problema para ti no significa que no te esté agradecida _ le hize notar. _ De acuerdo _concedió _De nada,entonses _ Estacionar en el centro era imposible,pero consiguió encontrar un hueco amedia manzana local. Era evidente que Jacob podía caminar mucho más rápido que yo yo, pero disminuyó el ritmo para seguir a mi altura, y me sentí culpable por atrasalo. Cuando llegamos a la puerta eran casi las siete y sabía que era en parte por mi culpa. Empeze a disculparme , pero no me hizo caso,en cuanto me percate de la cantidad de gente que había allí adentro me resigné a quedarme atrás y a no ver ni por casualidad el escenario. Pero Jacob me tomó de la mano y nos sumergimos en la muchedumbre. La sensación de su tacto era muy especial. Su piel no estaba ni caliente ni fría.Era.. Como si no tuviera temperatura . Y a pensar de que era tremendamente suave, no pude evitar que me recordará la piel de un lagarto, que, al no poder regular su temperatura corporal, mantiene siempre la del lugar donde está o la equipara a la de quien quiera que lo toque. Conseguimos acercarnos al escenario, pero de poco me sirvió porque yo soy bajita. Cuando salió el grupo a escena y la gente se presepito hacia delante, acabe con la cabeza aplastada contra la espalda del tipo que tenía delante de mi. Jacob consiguió mantenerse en su lugar y crear incluso un pequeño espacio a su alrededor si que nadie lo apretujara. Se percató enseguida de lo apurado de mi situación y, con una habilidad asombrosa, me tomó en brazos y me monto sobre sus hombros, mis piernas colgaban a los lados de su cuello. De repente cobre conciencia de que yo pesaba mucho y que debía pesarle. Veinte kilos, por decir, ya es mucho cuando lo cargas encima. _Bajame cuando notes que te peso mucho _grité por encima del estruendo de la música. _¡No pesas! _Me gritó Jacob en modo de respuesta. No me lo creí claro está, pero sabía que aunque así fuera no me lo diría.
Eres Mía

Populares

Populares

close 0/500