Eres Mía

Capítulo 3
El turno de noche de un silencioso restaurante abierto Veinticuatro horas no tenía la más mínima posibilidad. Tal y como era de esperar ,nadie se percató de que iba descalza, es más, nadie me miró, ni siquiera a Jenni. La mesera no despegó los ojos de Jacob en ningún momento. Jacob tomó asiento primero, y luego Jenni se apretujo a su lado de tal manera que él continuó desplazándose en la banca hasta quedarse prácticamente pegado a la ventana.Yo me senté enfrente de ellos. Jacob apoyó los brazos sobre la mesa y se inclino hacia mí. _¿Qué quieres tomar? _preguntó la mesera. _Café _respondió _¿O prefieren alguna otra cosa, chicas?. _ _Pará mí está bien un cafe_dije. Tenía un poco de hambre, pero me habría sentido incomoda comiendo delante del chico y de Jenni. _ ¿Seguro que no tienes hambre?_preguntó Jenni, mientras le recorría el brazo a Jacob con los dedos, está vez, sin embargo, el se retiro con firmeza. _No. _Jacob suspiró y murmuró acontinuación _ Ojalá tuviera... _¿Qué? _ preguntó la mesera inclinándose para oír mejor. _Nada_Jacob le sonrió _sólo café _ _Gracias _ le dije a la mesera, viendo que a largaba su presencia en nuestra mesa, y se retiró enseguida para preparar nuestro pedido. _Gracias de nuevo por salvarnos _Janni se apretujó de nuevo contra Jacob _ Si puedo hacer alguna cosa para devolverte el favor, basta con qué me lo digas _ Definitivamente, allí pasaba algo raro,pero no conseguía identificarlo.Estaba bronceado como carbón, un tono nada natural en Minnesota en pleno mes de marzo. Sus ojos eran insólito color azul grisáceo y tenía algo tremendamente infantil, todo ello tenía en realidad, pero por lo demás, nada resaltaba atractivo en exceso. _¿ Eres famoso o algo por el estilo?_lo solté y Jenni pareció avergonzarse tanto por ella como por mí, así que ni siquiera me molesto en reburizarme. _¿A que te refieres? _ Parecía confuso. _Todo el mundo nos mira. Más bien, te mira a ti _ rematé, corrigiendome. Jacob se limitó a encogerse los hombres y bajó la vista hacia la mesa , sin preocuparse por verificar si lo que yo acababa de decía era cierto. _ No soy famoso _dijo. Daba la impresión de que quería explicarse un poco más, pero justo en aquel momento reapareció la mesera con tres tazas y una garra de café. _¿Quieren alguna otra cosa más?_pregunto la mesera. _ Esto es todo, gracias _ les espetó Jenni, posando la mano en el muslo de Jacob en un gesto posesivo hasta que la mesera se fue. _Vamos. ¿que pasa? _Apoyé los brazos sobre la mesa y me incline hacia él, pues había bajado la voz para que no me oyera la gente. _ No puedo responderte _ Jacob tomo la tarra de café y llenó su tazay la mía, después lleno también la de Jenni. _¿Leche y azúcar? _ _ Las dos cosas _ Era perfectamente capaz de hacerlo yo sola, pero me pareció que nesesita sentirse ocupado para que no me diera cuenta de que estaba esquivando mi pregunta.Echó en mi café una cápsula de leche y dos sobres de azúcar, luego hizo lo mismo con su café y se recostó en su asiento. _Yo también quiero leche y azúcar _Y Jacob empujó en su dirección el recipiente con las cápsulas de leche y los sobres de azúcar. _ ¿Así que no eres famoso? _Me negaba en dejar pasar el tema sin obtener una respuesta directa. _ Te aseguro que no _ dijo Jacob sonriendo. Eso sí que había que reconocerlo : tenía una de las mejores sonrisas de todos los tiempos. _Es que me suenas muchos _ dije. _Lo sé, ¿ de acuerdo? _Me miró con una expresión de perplejidad que era prácticamente un reflejo de la mía. _ ¿Entonses te conozco de algún lado? _Pero en cuando lo dije, supe que tampoco era del todo eso. Podía casi asegurar que no lo había visto en mi vida, pero su aspecto tenía algo que me resultaba sin duda alguna familiar. _ Es imposible _ dijo él , negando con la cabeza. _ ¿Cómo qué imposible? _le pregunté_¿Acabas de instalarte aquí o que? _ _Es complicado... _ Rozó su taza de café eh hizo el ademán de tomarla para dar un sorbo, pero ni siquiera la levanto de la mesa. Jenni se resignó a beber su café y observar nuestra conversación. Acabo una taza y se sirvió otra. _¿Cómo qué complicado? _ _ Lo es, y listo. _Jacob me obsequio otra de sus asombrosas sonrisas. Parecía muy joven como si tuviera quince años, pero al mismo tiempo se veía mayor que yo. Y era por sus ojos . Eran muy jóvenes y muy adultos a la vez _¿Cuántos años tienes? _le pregunté directamente. Jacob se echo a reír,sorprendiéndome, y descubrí algo más increíble que su sonrisa. Tenía una risa más imponente del universo.Su sonido era nítido y perfecto. _¿Cuantos tienes tu? _Contrataco Jacob, sonriéndome. _ Yo pregunté primero _Me acosté en mi asiento y me cruze de brazos, y eso lo hizo reír de nuevo. _¿ Y que importancia tiene eso? _preguntó Jacob_Quieres saber demasiado _. _Tengo diecisiete_dije suspirando. _Veinticuatro _dijo Jacob, con una sonrisa irónica. _¿Y no te sientes un poco raro yendo por hai con dos chicas de diecisiete?_ le pregunté. En algún rincón de mi cabeza ,encontraba lógicamente erróneo que un chico de Veinticuatro años recogiera por la calle a dos niñas de diecisiete. Por allí sentada en su compañía, nada podía parecerme más natural y seguro. _Yo soy muy madura para mi edad._ intervinl Janni. _ Que yo recuerde, de no haber aparecido yo, seguramente habrían conseguido que las mataran. _ Apoyó los brazos sobre la mesa y se inclino hacia mí _¿Qué hacían allí, por cierto?_ _Tratabamos de entrar a un antro,pero mis pies me estaban matandoy solo quería volver a casa. _dije. Seme quedó mirando un buen rato con una expresión seria que no le quedaba, luego movió la cabeza de un lado a otro y volvió a llenarme lataza de café. _ Y a qué antro querían entrar_preguntó añadiéndome leche y azúcar al café. No había tocado siquiera su taza, pero decidí no decir nada.
Eres Mía

Populares

Populares

close 0/500